Lula y Chávez compiten

El petróleo y etanol brasileño en la geopolítica regional son más polémicos que nunca. “En política no existen cualidades” dijo Carlos López, analista brasileño de la firma Santafeldeas, la pelea es sorda por espacios y la imposición de modelos, en la que los dos esgrimen sus combustibles”. Petróleo del que dependemos todos, en este punto se descubre el poder, dinero, traiciones, intrigas y secretos sobre las verdaderas dimensiones de los yacimientos encontrados por Brasil y por el etanol, junto a los EEUU, en el 2008, decidieron colaborar en la mejoras de la tecnología Flex para el combustible alternativo, con Colombia, son los mayores productores de soya, maíz, caña de azúcar, transgénicos del área, incrementando el costo de la alimentación regional por la cantidad de hectáreas sembradas, para beneficiar los “vehículos y economías de los ricos”, esa, la posición del presidente Hugo Chávez. Brasil tiene sembrado actualmente entre 60 y 70 millones de hectáreas para producir etanol y no es un secreto que busca la creación de un polo para satisfacer la demanda de EEUU, ubicada en aproximadamente 130 millones de litros, Brasil produce entre 25 y 30 millones de litros solamente, manifiesta Roberto Rodríguez ex ministro de agricultura de Lula. El presidente brasileño busca la creación de un polo para satisfacer la demanda estadounidense, Obama proyecta para el 2015 que el 60% del combustible utilizado al interior de EEUU sea alternativo, por eso destina el 23% de 390 millones de toneladas del maíz sembrado a la producción de etanol. “Después de Brasil, Colombia es el segundo mayor productor de biodiesel” dice el ministro de agricultura Andrés Fernández a la BBC Mundo. Organismos defensores de los derechos humanos para los desplazados manifiestan que, “la expansión de los cultivos de palma de aceite incrementara el desplazamiento y la pobreza ya, en 20 millones de colombianos. “Hay 4.5 millones de hectáreas sembradas y 4.5 millones están por sembrar” agrega el ministro Fernández, la cantidad “coincide” con los 9 millones de hectáreas arrebatadas a los desplazados por los militares y los para militares. En mayo del 2008 George Bush se reunió con el ministro de petróleo de Arabia Saudita, Ali Naimi, para solicitar el incremento de la producción, con ella de todos los países de la OPEP, Venezuela y Ecuador no iban aceptar esa propuesta, el ministro le contesto que las naciones árabes incrementarían mas petróleo en el mercado cuando este lo justifique, sin embargo, Arabia Saudita luego aumento su producción en 150000 BPD, cuesta creer que la cantidad incrementada no sea de 1 millón cantidad faltante para los EEUU, por las guerras en Irak y Afganistán, siendo satélite de Washington. Mientras tanto, Brasil anunciaba un viraje de su política económica con respecto a los EEUU, en el segundo semestre del 2008 y en el primer semestre de este año, en el pico de la “crisis” el gobierno de Lula redujo en un 17% sus inversiones en títulos estadounidenses, la mayor reducción entre los 15 mayores acreedores de EEUU. En contraste Rusia aumento un 20% sus compras de títulos de la reserva federal, y China lo hizo en un 40% en el mismo lapso. Para ese entonces el yacimiento de Yupi se encontraba en plena producción con más de 17 pozos perforados, según Petrobras, con una producción a fines del 2007 en 2 millones de BPD. Proyectando la producción tope para el 2015, en 2900000 BPD. La pregunta es, si esta nación no pertenece a la OPEP ¿por que no podría producir 3500000? Misma producción de Venezuela, para satisfacer el 6% que actualmente se envía de America Latina, del 28% de energía que necesita EEUU. La misma Petrobras manifiesta que, la producción de gas de 35.000 millones de metros cúbicos que produce actualmente se incrementara en 96 millones diarios. Los convenios que tiene Brasil con China y los EEUU, más su capacidad petrolera descubierta en el 2007 en Presal, la adelantada tecnología Flex, para la utilización de combustibles con etanol o biodiesel en los vehículos, hace que Lula realizara la gira por México, Honduras, Nicaragua, Panamá, Jamaica, para promocionar los biocombustibles, mientras Chávez hacia lo propio por Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador, en el 2007, año en el que se desata la fiebre del etanol y la primera disputa silenciosa entre Chávez y Lula. Esa disputa que empezó hace dos años, es hoy, a pesar de las reuniones trimestrales entre Chávez y Lula para acallar estos malentendidos, una carrera sostenida por Brasil para ser la potencia hegemónica en Latinoamérica, fortalecida por China y Francia. Lo cierto es que, América del sur, sus recursos naturales tiene en competencia a potencias extra continentales y estas tienen buscan como aliado a Brasil y Venezuela, en paralelo, las otras naciones importantes como Chile, Colombia y Argentina, realizan intercambios comerciales con países asiáticos y con potencias emergentes, siempre con los EEUU como aliado incondicional. El peso de los factores vinculados por la hegemonía regional no esta en la decisión de incrementar la compra militar por parte de Brasil a Francia por 12000 millones de dólares y Venezuela a Rusia, para un conflicto entre estas dos naciones, eso no, sino para que EEUU y su presencia militar en Colombia sufran un freno a sus pretensiones expansioncitas en la región, que nada tiene que ver con la puja natural, separada y silenciosa, entre Venezuela y Brasil. Entre Venezuela y Brasil existen fuertes intereses económicos a mas de los que tienen en la región, pero siempre, Lula impone un espíritu “conciliador”. Centroamérica recibe una fuerte ayuda de Venezuela sin intereses, en esos países Lula busca abrirse paso con su etanol y el nuevo petróleo encontrado. Venezuela tiene su área de influencia con Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, consolidados en su postura después de Quito y Bariloche, postura ideológica y humana con todos los pueblos, mientras la postura de Brasil es más comercial que nada. En todo caso, la energía juega un importante papel. La diversificación de los vínculos económicos y militares en América Latina anticipa cambios geopolíticos por la moneda a utilizar en los intercambios comerciales. En EEUU, la bancada republicana sostiene un fuerte descenso de la popularidad de Obama, no solo por los problemas sociales por el sistema de salud, lo acusan de ser permisivo con Chávez. La secretaria de Estado Hillary Clinton advirtió que China e Irán logran preocupantes avances en la región con “Brasil como líder” forja alianzas a mas de China, con India, Rusia y Sudáfrica. Una vez que Caracas tomo la decisión de romper relaciones comerciales con Colombia y suplantarlos por productos de Argentina y Brasil, mayormente, la decisión abierta de estos dos países en UNASUR, muestran una clara alianza hacia la geopolítica de EEUU, desintegraron los principios por los cuales fue creado la Unión de Naciones del Sur.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3283 veces.



Raúl Crespo.


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: