El Kremlin y la casa blanca. La debilidad es política.

Como consecuencia de la derrota del imperialismo en América Latina se multiplicaron los procesos revolucionarios en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, después del proceso venezolano. Y, el ALBA avanzo con Petrocaribe en América central y el Caribe fortaleciendo al presidente Chávez. 

Debido a la derrota de Washington, le resulta más difícil lanzarse a una aventura militar en la región, realiza estupidas intentonas, como en Honduras, en donde la solidaridad de los latinos agrupados en torno al ALBA y UNASUR, constituye un tremendo obstáculo adicional. 

Ni la cuarta flota, constituida por marinas de la OTAN, o una combinación de ellas con los norteamericanos posee la suficiente fuerza política como para ayudar en una agresión a Venezuela, Nicaragua o Cuba. No, la debilidad es política en Latinoamérica. 

Obama fortaleció inicialmente la alianza con China para tener vía libre en su plan Afganistán, desde donde espera controlar por dos frentes a Irán con la ayuda de Israel, y que los chinos se laven las manos con respecto a Corea del Norte, eso le permitirá desarticular definitivamente a los Taliban y a grupos de Al Qaeda quienes operan desde la frontera entre Pakistán y Afganistán, ruta indispensable para el abastecimiento de la OTAN, y quienes infligieron una gran derrota a la coalición norteamericana-OTAN en estos últimos 7 años.  

Respecto al G 20, el tiro de Obama le salio por la culata con Brasil, Argentina y México; Lula tiene una gran lealtad con las revoluciones bolivarianas, después de Estados Unidos es el principal socio comercial en la región. Con México, Calderón no es nadie ni nada, después de dos años de continuo fracaso por contener las bandas de narcotraficantes con ayuda y asesoramiento de la DEA, CIA y NSA para terminar de consolidar el plan Mérida. Argentina, todos conocen la posición de Cristina, con respecto al respeto de las democracias, una socia últimamente venida a menos por la perdida en las elecciones legislativas, lo que ocasiono la renuncia de su marido a la presidencia del partido. Es una aliada de la causa bolivariana. 

Uno de los medios que emplea la casa blanca para superar la debilidad política es la reorganización de la alianza imperialista y el darle a otras naciones mayor responsabilidad en su “protagonismo político”. Usa a México, Colombia y Perú, para desde allí operar con su endeble política de estado en la región. 

La nueva y quebrada OTAN, con Francia como protagonista y aliada de China podría conducir a una intervención militar en Irán…no lo creo; últimamente fortalecida por el triunfo de Ahmadineyad, en donde Israel encabeza el protagonismo en el Medio Oriente. Así, como las ultimas responsabilidades dadas a Japón quien junto a Corea del Sur, ejercen presión  a Corea del Norte, descartando la intervención militar en ese lado de Asia. Cada vez es más imposible un conflicto con la participación directa de EEUU mientras continué estancado en Afganistán. 

Conflictos menores contra los Taliban y Al Qaeda, no pasan de eso. Debilidad política acentuada por la crisis, frena cualquier intento militar nuevo y de envergadura en cualquier parte del mundo. Lo de Irán podría materializarse para sostener la alicaída moral de sus fuerzas armadas y por el negocio militar representado en la continua investigación que “fortalece” la seguridad nacional, y en la venta de armas, tercera pata de la economía estadounidense. 

Washington al aliarse con Beijín, tratan de impedir que Rusia continué su expansión con material militar en Asia y América Latina. Pretenden que se plieguen a los ensayados nuevos tratados nucleares de inicio de año, y a los “arreglos” globales cuyo objetivo es estrangular los movimientos revolucionarios en todo el mundo vía crisis. 

Esta política parece tener éxito en Medio Oriente, respecto a la revolución Palestina, Siria, egipcia, Yemen, presión imperialista tendiente a un viraje con China en África y Asia. Washington aprieta a Rusia con la OTAN y con el escudo antimisiles, discusiones sobre armamentos utilizando la presión sobre el perímetro ruso. Los últimos tratados sobre desarme, no tiende a su limitación sino al desarrollo sobre nuevas armas maquiavélicas. 

Los gastos de defensa se incrementaron en un 44% el año pasado según informes de instituciones sobre la paz, mientras la OIT proyecta 50 millones más de desempleados para este año y Obama mantiene su intención de 4 millones de nuevos empleos con 835 mil millones mas de dólares, de los cuales mas de 370 mil irán para seguir recuperando la banca. Es decir agudiza la tendencia del expansionismo imperialista y su sistema capitalista, porque la esencia de ese sistema depende de la expansión militar para asegurar las materias primas, con ellas las economías de más del 73% de las naciones del mundo, y para que el dólar continué sobre el 50% controlando los negocios mundiales. 

El Kremlin y la casa blanca, nos engañan con meras maniobras destinadas a manipular a los pueblos del mundo con el desarme. Ambas fuerzas comparten el interés por mantener el status quo en toda la tierra por los intereses energéticos e históricos, supuestamente diferentes, pero cuya economía unida por la carrera armamentista y la hidrocarburifera, les obliga a sostener el engaño, ya con China aliada abiertamente a los EEUU. 

El propio carácter de la globalización los ha llevado a esa FACE de acercamiento. La situación no es tan desesperada como para obligar a esos imperialismos a una conflagración. Específicamente no existen las premisas políticas y sociales claves para un distanciamiento por ideologías que ya no los separaran. El pueblo norteamericano no ha sufrido una derrota aplastante, las masas trabajadoras no están desmoralizadas ni atomizadas, su combatividad es tal, que no harán causa común con la clase dominante o con el gobierno para irse a la ruina.  

Los que hablan de que el capitalismo esta en crisis grave, consideran irresponsablemente que, el proletariado mundial ya ha perdido sus batallas claves antes de luchar y no es así. Las nuevas revoluciones apenas empiezan. Hay que combatir no solo al imperialismo norteamericano sino a sus aliados porque tienen los mismos intereses económicos aplastantes contra la humanidad. 
 




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3909 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas