Pildoritas 122 (año 02)

El lamentable, doloroso y nunca asimilado fallecimiento de Ligia, revolucionaria integra, ha dejado un vacío en el movimiento socialista del Táchira difícil de ser cubierto, ella que había logrado a pulso su bien ganado liderazgo, partió en el momento más critico que haya vivido la Revolución en nuestro estado, cuando aun persiste la incredulidad ante una derrota, cuando el dolor de ver truncada e interrumpida la marcha hacia el establecimiento de una verdadera liberación de cada tachirense, cuando dentro del movimiento político que contribuyó a fundar se mueven intereses subalternos y luchas intestinas que aun no se han podido superar y que no podemos dejar de registrar quienes como yo decidimos respaldar este proceso desde nuestra trinchera, alejada de aspiraciones burocráticas, sin condiciones ni exigencia de privilegios y por lo tanto con autoridad moral para expresar con la mayor sinceridad, objetividad e imparcialidad, lo que apreciamos y que nos duele sobre todo oyendo, viendo y leyendo los a veces, angustiosos llamados a la unidad que hace nuestro máximo líder. Cómo le va a hacer falta Ligia a este proceso para contribuir a que cesen las luchas subalternas y se consolide la unidad para beneficio del Táchira, que en manos del fascismo tiene un negro futuro.

Nadie pensaba, ni siquiera quienes hoy detectan el gobierno en el Táchira, que aquí iba a regresar el monstruo que durante tantos años llevó, no solo al estado sino a la patria entera, a niveles de descomposición moral y económica, lamentablemente tenemos que aceptar que lo que le despejó el camino al fascismo fue la incapacidad de los revolucionarios de arriba, es decir los que tienen poder de decisión para mantener la unidad por encima de cualquier otra consideración, y lo más grave y doloroso, es que ni aun con la experiencia de la derrota, los responsables han comprendido lo que el pueblo ha perdido, y siguen en su empeño de mantener las escaramuzas divisionistas, las zancadillas, tanto que a veces pareciera que algunos en lugar de revolucionarios son agentes del enemigo, más que adversario, para crear cizaña.

Es doloroso decirlo pero la muerte de Ligia y los hechos que sucedieron en el momento de sembrar sus restos en el lugar de reposo, son más que expresivos de lo que sucede dentro del Partido por el cual ella ofrendó su vida. Permita Dios, quien a veces escribe derecho con líneas torcidas que desde el lugar que Él le haya dispuesto, interceda para que se superen los errores y se retomen los intereses superiores y colectivos desechando los individuales para que el Socialismo en el Táchira no sea la oveja negra de la Revolución.

Allí en el cementerio afloraron frases que solo por el dolor y la desesperación por la partida definitiva del ser querido, se pueden excusar, pero que para nada eran necesarias porque un momento tan sagrado como es el de la siembra, no puede aprovecharse para dirimir diferencias, es lo menos que Ligia hubiese querido, no era necesario enrostrarle al líder de la revolución el que no estuviese presente, bien es sabida por todos la intención del fascismo de desaparecerlo, pero también es comprensible, él como Jefe de Estado tiene compromisos y agendas que no es nada fácil cambiar, se le criticó públicamente el no haber suspendido el programa, quien lo hace pareciera que se olvida que estamos en una revolución en la cual no se puede desperdiciar ni un minuto, al menos Chávez no lo hace, y quien menos lo hubiese aprobado hubiese sido la misma Ligia; lamentablemente esto es una guerra casi a muerte con un monstruo que quiere quitarnos la Patria por ello el programa continuó seguramente con el espíritu de Ligia acompañando al Líder. No era necesario pues, decir lo que se dijo y así darle a los enemigos la satisfacción de ver cómo estamos queriendo destruirnos entre nosotros. Que Ligia nos ayude y le dé a sus seres queridos la fortaleza y la inteligencia para comprender el fenómeno que vive la Patria y las cosas de Dios.-



CARCEL PARA LOS DISOCIADORES.-

Muy buena la iniciativa del Ministro de Educación de pedir a la Asamblea legislar con urgencia para que se sancione a quienes lanzan matrices de opinión de la talla de la que hace algún tiempo esta rodando por todo el país, en la que pretenden hacerle creer a los incautos y sobre todo a los disociados, por obra y gracia de los medios, que el gobierno les va a quitar la patria potestad de los hijos, algo tan descabellado como ridículo que quien se lo crea es porque perdió la razón, no hay otra explicación.

Claro que sabemos que es una especie que se les va a caer, igual como todas las que han inventado, la de los bombillos ahorradores que traían cámaras o que eran una excusa para que el gobierno averiguara cuántos cuartos vacíos estaban disponibles para meter allí al lumpen, o el de la carnicería, o lo que se dice en la cuñas absurdas de CEDICE; es bueno pues que a quienes se dedican a crear rumores que lo que contribuyen es a enloquecer más de lo que están, a los que tienen el cerebro envenenado por los medios, se les aplique la Ley y una buena dosis de tiempo tras las rejas a ver si por fin entran en razón de que no se puede jugar con la psiquis del pueblo, con fines bien planificados que no son otros que empujarlos a cometer desafueros ante la supuesta tragedia que significaría el que se prive de un hijo a sus padres, no porque Dios así lo dispone, sino por voluntad de alguien con poder sobre la tierra.-

Es bueno que se recuerde que en otro país los creadores de rumores y matrices descabelladas como las que con frecuencia nos tenemos que calar, estarían bien seguros tras las rejas.-

yuviliz40@hotmail.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1535 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: