Estamos contigo camarada Luis Britto

Luis Britto García, uno de los intelectuales venezolanos más claro y mas sincero sobre lo que representa la revolución bolivariana; que muchos haciéndose pasar por "Rojos rojitos" quisieran convertir en "Bolivarera", ha sido un crítico acérrimo de las desviaciones del proceso y de manera permanente lo ha planteado en su columna dominical "Pare de Sufrir" de la cual soy asiduo lector, pues me parece que un crítico convencido de que su denuncia se trata de un trabajo necesario para cuidar a la naciente revolución es más útil que el genuflexo que no se atreve a disentir por temor a que lo etiqueten de contrarevolucionario.Obviamente esto le ocurre a quien no está seguro de su condición de revolucionario y lleva la gorra y la camisa roja, como si se tratara de una moda o un comodín para enchufarse en alguna instancia sin ninguna conciencia a cerca de lo que representa este movimiento que tanta sangre y sufrimientos costó al pueblo venezolano, que jamás se conformó con quedarse de brazos cruzados, frente a quienes le arrebataron vilmente la victoria alcanzada el 23 de enero de 1958. Por eso El Carupanazo, El Porteñazo y luego la guerra de guerrillas, en la cual nos enrolamos de una u otra forma cualquier cantidad de jóvenes de la época, el 27 F y luego el 4 F, que fueron como el puntillazo final a la traición de la burguesía vende patria que scuestró el poder por más de 40 años.

Vimos al camarada Britto García, embraguetado contra los "Revolucionarios" que defendían el perverso proyecto de Ley de Hacienda Regional, que pretendía poner en manos de los gibiernos regionales la propiedad hasta de lagos, rios y lagunas, con las cuales el gobernador de turno podía negociar a su antojo, como si tratara de su hacienda particular. Solo hay que imaginar a un gobernador de la calaña de Manuel Rosales y de otros que actualmente pisotean a pueblos que se equivocaron a la hora de dar el voto en las recientes elecciones para designar autoridades regionales y municipales, con un instrumento legal,como ese que Britto Garcia, como revolucionario y como profesional del derecho atacó de una manera clara, diáfana y pedagógica que incluso los legos en la materia llegamos a entender perfectamente y aplaudimos su posición en "Pare de Sufrir".

Ahora lo vemos en la tribuna de los intelectuales reunidos en Caracas para discutir la crisis del capitalismo mundial, valga |decir una crisis terminal, que no se cura con los pañitos de agua caliente que le está aplicando el imperio. En este escenario se plantó con su vehemencia característica, apoyada en sus conocimientos irrefutables y con la valentía del buen revolucionario para denunciar el cáncer que está minando la salud de la joven revolución bolivariana, como es el caso de los enclaves de la mafia, que cada día se multiplican y amparados por una Ley de la República Bolivariana de Venezuela, lo cual es sumamente preocupante por cuanto no podemos hablar de revolución, en connivencia con la nefasta organización que hoy mantiene subyugado y hundido en la obscuridad al pueblo norteamericano, a quien robó el derecho de elegir y ser elegido. Nos referimos a la mafia de los Casinos, que hizo de Las Vegas, el centro donde se discuten y se imponen candidaturas para presidentes, senadores, diputados y gobernadores. Esa espada pende ahora sobre la cabeza de nuestra jóven revolución y por eso desde nuestra condición de periodista revolucionario, apoyamos decididamente la posición del Camarada Luis Britto García y lo invitamos a continuar con su lucha, creando una red nacional popular anticasinos para preservar la salud de nuestra jóven criatura. Es urgente arreciar la pelea contra esta plaga, de lo contrario estariamos en el papel del sacerdote pederasta, que da un bonito sermón en su iglesia, hablando de moral y de pecado y bien abandona el púlpito va en busca de inocentes a quienes pervertir. Así mismo nos pasa a nosotros no podemos hablar de revolución si estamos de la mano del sindicato del crímen. Señores de la AN ustedes tienen la palabra. Es hora de legislar y acabar con esa calamidad, que fue lo primero que eliminó en Cuba, el camarada Fidel, cuando triunfó la revolución.

Periodista*CNP 2414.
cd2620@gmail.com.
cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1753 veces.



Cástor Díaz (*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: