Como en la Misión Sucre nadie le para bola a nadie, tengo la opción de ¡CALLAR! (Aldea Ramón Pompilio Oropeza)

Nota de Aporrea: Pedimos disculpas a nuestros lectores por tener que publicar los artículos sic. El adverbio sic (del latín sic, así) se utiliza en los textos escritos, normalmente entre paréntesis, para indicar que la palabra o frase que lo precede es literal, aunque sea o pueda parecer incorrecta. Nos vemos obligados a publicar literalmente los artículos puesto que debido al exceso de material que nos llega, y a la premura con la que los autores quieren que se les publique, no podemos permitirnos el lujo de corregirles la ortografía, puesto que si nos atrasamos o se nos queda algún artículo sin publicar, inmediatamente nos acusan de estar aplicando la censura.
Yo; en realidad no he llegado a entender o comprender el sublime criterio que se maneja o el mecanismo científico que se utiliza para la designación de los tantos coordinadores, facilitadores, profesores asesores y todo una gamas de etcéteras de la enseñanza para colocarlos a ejercer esas funciones, no lo sé (y a estas altura de mi majunche aprendizaje) ni lo quiero saber y no es porque no tenga interés en que las cosas mejoren, ni porque tenga que repetir algunas materias o posiblemente algunos semestres, por tan decidida posición, es decir, si lo digo me jodo y si no lo digo me jodo igual, entonces, para evitar esta HIDEPU incertidumbre, mejor me tiro mi peo y san se acabo.

En la aldea Universitaria (Misión Sucre) Ramón Pompilio Oropeza, se suscitan las cosa más extrañas, que en el mundo educativo pueda haber, si es que cabe el termino, resulta que dos o tres estudiante o triunfadores, por las muy buenas relaciones que tienen o han hecho con algunos “FACILIPIRATORES” con la posición complaciente y sumisa del malandrín mayor de la aldea, se dan el lujazo y el cache de quitar y poner a los FACILITADORES y profesores asesores que a estos primeros, les convengan, es decir, la calidad de nuestra enseñanza en esa aldea, depende muchísimo, no de la capacidad intelectual, académica y pedagógica que posean los y las facilitadores y facilitadoras, sino de la puntada de QLO que en cualquier momento le pegue a los tres o cuatros estudiante o triunfadores come mierda, que son los que deciden por toda la comunidad estudiantil de la aldea Ramón Pompilio Oropeza, mientras nuestra máxima autoridad académica “Aldeaboriano” se deja manipular con alabazas.

Yo debo explicar en este escrito que, en esta vaina, no defiendo posiciones, ni manejo la estrategia de descalificar para agradar a nadie, porque no manejo el alcahuetismo como herramienta de manipulación, conmigo el que la cague se jode, aunque esta posición me cueste, tener que repetir la carrera o el semestre, pero, si por quedarme callado ante tal atropello por confabulaciones mal intencionadas en desmedro de otros, sin ningún tipo de base, para adoptar ciertas actitudes en contra de personas, bienvenida sea la reprimenda de los que se sientan aludidos por este escrito, que aun no lo he elevado a la calidad de denuncia, pero que se, cuando se enteren los interesados, seré objeto de fuertes criticas y de ataque indiscriminados, pero como en este peo, no llegue para estar complaciendo a los engreídos, en el campo que me busquen me encontraran y quiero dejar muy explicito, que a pesar de mis compresiones y mi tolerancia, cuando me atacan me defiendo con lo que tengo, y no es amenaza.

Vuelvo a hacer el llamado a las autoridades de la Misión Sucre, por favor, vuelquen su mirada hacia la ladea universitaria Ramón Pompilio Oropeza, antes de que el daño que se nos cause sea mucho mayor de los 40 años de miseria y frustraciones que nos dejaron los coprófagos políticos de la cuarta republica y no permitan que cuatro o cinco gatos, por la influencia sobre algunos débiles de consciencia, sigan haciendo de las suyas.

Por mi parte, pongo mi honorable cargo de pajuo comunicacional alternativo, para el que lo quiera ejercer, porque si algo hay que tener en este proceso político de cambios profundos, es algo mucho más que ganas de hacer las cosas bien o que al menos estas puedan parecernos que algo estamos haciendo de alguna forma bien.

Si les gusto bien y si no tambien

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución (sic)


cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4053 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: