Humor

Interceptada carta de Ortega

Estimado tío don Bush:

Antes que nada te pido la vendicion (espero que Laura tembien me heche una) se que debes hestar muy ocupado zembrando el petrolio en Hirac, pero no importa, se que tu arma haltruista siempre encuentra tiempo para las buenas acciones (las acciones de guol estrí, por supuesto) Tú sabes que yo siempre hablo claro y que cuando quiero que la gente me hentienda me pongo vruto o viceversa. Se que no me lo hestas preguntando pero estoi pelando volas (las volas criollas de mi tío Ruinsinchi) y mi tía Blankita ya me tiene arrecho (perdon, se me salio) Se la pasa vestida de militar a toda ora, unas veces anda de cavo, otras de koronel luego de contrahalmirante (¡que vieja tan maniatica!) Este es un castigo del señor Chávez, estoi kasi seguro, tío don Bush. No ovstante, no quiero mortificarte con mis sufrimientos porque se que despues no podras konciliar tus sueños. Sin hembargo, espero que me ayudes a hencotrar hasilo en tu lindo pais. No importa que no sea en Mallami, me conformo con la suí Presidencial en el hotel guater guey, y si hallí tampoco me encuentras refugio entonces me quedo en el cuartico de la señorita Leguinski (recuerda que estoy mamando) Pero no vallas a inbitar a Vill, que ese es un "rolo" e sinbergüenza. Como no quiero seguir rovandote tu tiempo quiero pedirte un pequeño faborcito: emprestame unos dolaritos que te los pago cuando caiga el señor Chávez, ¿qué te parece mi propuesta, tío don Bush? No te doy mas lata, por ahora, ya que voy saliendo para la clinica porque tengo una sita con el pisiquiatra que me recomendo nuestro "confesor", Baltasar Porras. Según y que es buenisimo (dice el) lo que no me gusta es que es cubano (pero ya sabes que Baltasar hesta loco e vola).

Post Lata: Disculpame por mis herrores hortograficos, tú sabes que en Venezuela los pobres no teniamos como hestudiar, pero no te preocupes que ya me incribí en la Misión Robinson (¡R-O-B-I-N... SON! ¡ROBINSON!) Lo malo es que el instructor es chavista y siempre me cae a coscorones porque yo y que soy vruto, pero tú sabes que es porque soy adeco. Esas son ordenes del señor Chávez. ¡Que vaina con este
regimen, coño!

Costa Rica, 16 de abril de 2004.
No he renunciado a los dolares que Gustavo Cisneros me prometio!
Carlos Ortega
Sindicalero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4679 veces.



Henry Boscan


Visite el perfil de Henry Boscán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas