Tres vertientes, un destino... El aburrimiento de las Putas de los Medios...

La Hojilla Nro. 45




Tres vertientes, un destino...

Hagamos un breve análisis de los avatares que han llevado a la Coordinadora Democrática a una aplastante derrota y porque seguirán fallando en su intento por derrocar al gobierno de Hugo Chávez.

Primero que nada, nos vemos obligados a caracterizarlos. Es decir, a ubicarlos en un contexto común en donde prevalece un comportamiento que los hermana y los personaliza. ¿Quiénes son? ¿A que obedecen? ¿Por qué se divorcian de las masas populares? ¿Cuáles son sus intereses?

A partir del gobierno de Betancourt, cuando el sistema político venezolano pasa de una dictadura militar a una dictadura con fachada democrática (previo consenso en el pacto de Punto Fijo y consecuente herencia perezjimenista a las directrices del imperio), la oligarquía venezolana acepta solamente un cambió del sistema dictatorial al electoral.

En el fondo era lo mismo, una oligarquía que poseía el poder económico mientras la fachada política se encargaba de legalizar y fortalecer a ese poder tras bastidores. Igual pasaba con Marcos Pérez Jiménez. Los amos del valle siempre se interesaron por sus ingresos y jamás les preocupó si se afectaban o no los intereses de las clases populares. El dictador ofrecía la protección que la oligarquía necesitaba y en algún momento concluyó que podría dominarla en su rol de gendarme... Ese fue su error y los mantuanos, en la sombra, no tardaron en cambiar de color para dar paso a una clase política que sería fácil dominar.

¿Quiénes llegan al poder en la naciente “democracia”? La clase media, el criollo asalariado de la oligarquía y, hasta cierto punto, descocado con ideas extrañas que terminaría dividiéndose en “demócratas” y “ultra facciosos”. Estos últimos sufrirían otra división que hoy es evidente: Los domesticados, peores que el político tradicional de la derecha fascista, y los soñadores que echaron a un lado los dogmas para integrar el proceso bolivariano que hoy estamos viviendo.

Pero hay otra oligarquía que surge en tiempos de la dictadura, más fascista y más reaccionaria a pesar de su origen humilde. La inmigración, aquella oleada de trabajadores mayoritariamente españoles, portugueses e italianos que llegaron a principios del gobierno perezjimenista con una mano adelante y otra atrás; esa que después imitaría los procedimientos feudales pre y post guerra de sus amos en el continente europeo. Esta pariría a una clase media con ribetes racistas, clasistas, segregacionistas, que se insertarían en la política venezolana y aceptarían sin remilgos la influencia cultural norteamericana como prototipo de sistema ideal a seguir. También de este sector, quizás en menor número, saldría una clase contestataria y algunos dirigentes de izquierda que sufrirían las divisiones explicadas anteriormente.

He aquí un osado preámbulo que pretende caracterizar al sector más disociado que hoy dirige las acciones conspiradoras y también ordenar los errores cometidos que los han divorciado de las masas populares. Primero, el poder político bajo el manto de una oligarquía que mezcló apellidos criollos e inmigración que obtuvo capital y poder económico. Segundo, una clase media que hereda esa mezcla de nacionalismo y fascismo europeo, asalariada del mestizaje oligárquico, de la que brotan dirigentes reaccionarios divorciados de cualquier sensibilidad social y abierta a cualquier influencia imperialista.

Esta ensalada histórica, que construyó un estado corrupto durante cuarenta y cinco años, sufre su primera derrota importante en el año 89 cuando el pueblo salió a las calles el 27 y 28 de febrero a demostrar su descontento de manera anárquica. Rafael Caldera capitalizó ese descontento para llegar a Miraflores, pero cometió el error de seguir los pasos de la oligarquía nuevamente. El 4 de febrero del 92 se iniciaría el derrumbe de uno de los tinglados más nefastos de la historia contemporánea venezolana y seis años después se demostraría en las urnas electorales, cuando Hugo Chávez Frías llega al poder.

Fíjense que pasaron nueve años y la vieja clase política seguiría dando tumbos sin ubicar por donde iba el pueblo; tumbos que aún, después de cuatro años de gobierno bolivariano, seguirían reeditando hasta que el pueblo les demostraría un 13 de abril y durante el Paro Petrolero de Diciembre 2002 y Enero 2003, cuan fuerte es su convicción de hacer los cambios que le beneficien.

Hoy, a dos años de esa clara demostración, esa herencia que los convirtió en prepotentes fascistas, todavía les tiene colocada una venda en los ojos... Más terco, un burro (y eso que busca el monte para comer paja).

¿Para donde van y que frentes manejan?

La Coordinadora Democrática, vistas todas las derrotas sufridas, manejan tres vertientes:

Primero que nada, es bueno recordárselo, no tienen pueblo. Se lanzaron a las elecciones para gobernadores y alcaldes, yo diría, para conservar algunos feudos. Los tienen, no hay que negarlo. Pero, debido a una serie de errores (¡Horrores!) tácticos, esos feudos se han reducido a los sectores más recalcitrantemente disociados. Por lo tanto, esta vía conduce a una derrota más de su larga lista de capitulaciones. Dentro de su área de influencia, hay mucha gente que ha entendido que ese camino está manchado de sangre y maldad.

Segundo, insisten en crear las condiciones para una intervención gringa. La OEA, la SIP, la Human Rigths Wacht, incluso el Departamento de Estado Norteamericano, están desprestigiados y es muy difícil que se puedan dar las mismas circunstancias que propiciaron una intervención como la de Haití. Esa idea de hacer un referendo con la anuencia de Súmate y llevarlo a instancias internacionales, es tan estúpida como irracional. Si hablan de “pluralidad” y se llenan la boca de “democracia”, esta sería una vía totalmente divorciada de la tan cacareada no intervención de los asuntos internos de un pueblo y el derecho del soberano a decidir sobre su forma de gobierno.

Tercero, su misma herencia cultural los lleva a violentar una constitución legítimamente refrendada por el pueblo con acciones golpistas. Esta es la vía que más han utilizado y pretenden seguir utilizando. El problema es: ¿Con que cuentan para hacerlo? ¿Con Guarimbas? ¿Ejército? No tienen; ¿Organizaciones Sindicales? Tampoco tienen; ¿Pueblo? Menos; ¿Van a cerrar las empresas? Lo dudo... ¿Entonces?...

Se les agotaron las denuncias sobre violación a los derechos humanos, porque un verdugo no tiene moral para mentir... Se les agotan las vías judiciales, porque ya es evidente y grosera la compra de jueces... Se les agota la vía electoral, porque no han podido comprar al CNE, a excepción de dos miembros del directorio...

Triste camino a un destino que ellos mismos plagaron de miseria...

¿Quieren saber que es lo que me preocupa realmente? Que no se acelere la revolución dentro de la revolución. Hoy, nuestro peor enemigo, esta en casa y hay que sacarlo...

Televen... Marta aburridísima...

Marta maneja el maniqueísmo con una facilidad asombrosa. “Nosotros somos los buenos; los chavistas son abyectos...”. Y es que aburre tanta manipulación mediática y tanto bodrio especulativo.

Tengo la ligera impresión que Marta pronto formará parte de esa legión de periodistas que irán tomando “vacaciones” para desaparecer de la escena o para pasar a la reserva del olvido que inauguren nuevos programas.

Le pasó a Mingo por bocón y terminó sin pena ni gloria en CMT con el mismo juego de café, ahora con otro nombre insertado. Le pasó a Orlando “Talco” Urdaneta, que ahora resucitó en un programa de comida (no lo quieren ni en España por hablador de paja). Le pasó a Napoleón y se duda que regrese; nadie lo manda a echárselas de divo paranoico y terminar acusando a los trabajadores de Venevision de “espías chavistas”. Le pasó a Javier, porque Miguel Ángel le arrebató el poquito rating que le quedaba... Y así pasará con Anita, la huerfanita de 24 Horas; con la Catira Regional, que está cagaíta con la salida de Javier; con el tal Bocaranda que le hace honor a su apellido...

Para que tengan una idea de lo que originó mi aburrimiento matutino que ni siquiera llegué a ver a Felipillo Mujica y a Quiroz Corradi, lean esta perla de los labios sensuales de Marta:

“Hay CUBANOS en el Fuerte Mara y tendrían responsabilidad en lo sucedido a los SOLDADOS QUEMADOS”...

¡Pa’ qué más mierda!

Venevision... La Vaca... rella... otro aburrimiento...

Como dije, estos especimenes tienden a desparecer. Ana es otro dinosaurio aburrido. Ahí estaba con Ramón José Medina de Primero Justicia y otro más que es abogado y más de lo mismo, que la sala electoral es brillante, que Iván Rincón es chavista, que ya tienen el referendo cerquita...

Eso sí... Todos llegan a la misma conclusión: “Sin referendo, este país no vivirá en paz”.

Globovision... otro jurista...

“Si nos presentamos ante la comunidad internacional con esta decisión (Sala Electoral, por supuesto), demostraremos que tenemos razón...”

¿Cual Razón?... Están en el tapete todos los abogados de la oposición. Gerardo Fernández no podía quedar atrás y Giusti con el gordito, siguen la matriz... Referendo con Súmate...

RCTV... Entretenida e interesante entrevista de Miguel Ángel con Juan Barreto...

Una vez más, Juan Barreto demuestra tener la lengua afilada y con respuestas oportunas que desarman al más pintao. Miguel Ángel hace esfuerzos por llevarlo a la confrontación, pero ese no es el estilo de Barreto... Esto mata a Miguelito...

Lo desarma completo cuando le dice que “tienes una técnica periodística, muy buena por cierto, de cortar a tus entrevistados y nunca dejas redondear las ideas”... ¡Touche! – Miguel Ángel sonríe y acusa el golpe... pero, lo mejor fue cuando culminó: “Estoy hablando con un periodista o con un miembro de un partido de oposición” - ¡Duele!

Miguel Ángel habla de la decisión del TSJ y... Barreto responde: “La Posición del Tribunal Supremo de Justicia es abiertamente antichavista”... ¡Duele!

Miguel Ángel pregunta: ¿Por qué Chávez no se mide?... Barreto responde: “Porque Chávez no es un mariachi al que le van a pedir una canción de los Beatles. Hay que respetar el reglamento”... ¡Duele!

Miguel Ángel saca lo del video de Nitu Pérez Osuna y habla de deslealtad periodística... Barreto responde: “Yo enseñé como parlamentario, una parte donde “Ratonski” amenazaba a un juez, esa es mi obligación...” – Miguel Ángel habla del “robo” del video... Barreto responde: “¿Qué sabes tú si ese video lo dejaron en un taxi o en la calle y me lo hicieron llegar?” – Miguel Ángel insiste: ¿Tú crees que me chupo el dedo? – Barreto responde: “No sé lo que tu chupas...”... ¡Duele!

Miguel Ángel justifica la fuga de divisas porque “Chávez amenaza a la propiedad privada”... Barreto responde: “¿Quieres decir que también Caldera, Carlos Andrés, Luis Herrera, amenazaban a la propiedad privada? Porque también en esos gobiernos hubo fuga de divisas...”... ¡Duele!

Miguel Ángel habla del crecimiento de la delincuencia... Barreto responde: “Cinco estados donde la delincuencia ha crecido... Carabobo, Miranda, Zulia, Anzoátegui y Bolívar... ¿Quiénes están alli?...”... ¡Duele!

Miguel Ángel alaba la última gestión de CAP y los gobiernos hasta el 98... “¿Por qué se tapan los ojos en los medios? El fascismo ha atacado durante cinco años a este gobierno... Hablemos del Plan Róbinson, Plan Barrio Adentro, Plan Ribas...”

Saco una conclusión de esta entrevista. Miguel Ángel sabe que Barreto está arrasando en Caracas. Sabe que Peña no está haciendo campaña porque necesita el dinero para pirarse del país, cuando se vea derrotado...

¡ESO DUELE!


marioaporrea.org
msilvagayahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5474 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas