Pueblos. No todos quieren ser pueblo

Las poblaciones, sus deseos son ilimitados, los pueblos que los agrupan están limitados en su desarrollo por la globalización. Las revoluciones de los pueblos tienen demasiada carga emocional y es tácticamente útil para el proceso revolucionario de sus poblaciones. Ningún presidente o líder, quiere decir nunca todo el pueblo cuando hablan de los que tienen derechos. Se refieren tan solo a los que tienen derechos. Con los gobiernos de derecha, la clase media y la oligarquía tenían derechos, eran designados como sociedades. Para los gobiernos de izquierda se los llama trabajadores o proletariado. La lucha de clases hace que no se considere como pueblo a la población de un país en su integridad. La población esta dividida contra si misma, formada por explotadores y explotados, ricos y pobres. Los gobiernos de izquierda son los que mas se acercan a la armonía interna, pero resulta que los intereses de los ricos que no son solo sus intereses, sino intereses del capital extranjero, dejan de ser una oposición legal para pasar a la desestabilización. Eso nos dice lo lejos que esta el concepto de pueblo para una completa democracia. Así, para los creadores revolucionarios, los pueblos tal como es representan siempre una degeneración del hombre y mujer tal como deberían ser. Identificando su puro concepto de mujer y hombre como debería ser con la mujer y hombre como querrían ser, si no estuvieran tan ciegos y deformados por el capitalismo. La táctica de todo gobierno capitalista es considerar a la minoría gobiernista la expresión de todo el pueblo y no es así, es una expresión mínima de intereses, ya no tan ocultos; injerencias políticas y económicas para el mundo a partir de 7 naciones con poder militar y económico que interfieren con el desarrollo de los pueblos cuyas poblaciones son las mas pobres del mundo. Históricamente los pueblos fueron dependientes de los imperios, después continuaron bajo la dependencia del imperialismo militar económico, en ese sentido los pueblos han cambiado poco, excepto por algunos brotes revolucionarios armados sin plena participación de la población hasta el día de hoy, donde las poblaciones sostienen las revoluciones mediante su participación en procesos electorales, por eso, a las revoluciones les corresponde clasificar la población. En una falsa democracia, pueblo también son los propietarios de grandes hatos, dueños de industrias, bancos, los sindicalistas lacayos del capital, grandes negocios y los militares urdidores de conflictos más los burócratas afiliados a partidos de poder económico, todos son parte de una población, Ahora hay que ver cuantos quieren ser pueblo después de haber sido oligarcas y burgueses. Pueblo es aquel que otorga el consentimiento para que el poder político refleje la inclusión de los gobernados. El pueblo es una fuerza determinante por la igualdad, debería establecer su voluntad mayoritaria sagrada, y es su interés, el que los gobiernos expresen si realmente valen algo. No es el pueblo quien debe servir al gobierno, es el gobierno quien debe servir a la población. Pueblo si, pero si la comparamos con la libertad humana, haremos bien en tener presente que los dos significados expresados con idénticas palabras son polos opuestos por una palabra engañosa llamada democracia. Democracia capitalista, democracia socialista, se instalo en los pueblos una vez terminada la segunda guerra mundial. ¿Cuál es la democracia verdadera? Lo único seguro es que el capitalismo no lo es. Las democracias de izquierda deben tener su oportunidad, reconocidas por organismos internacionales para demostrar su alternativa social. El capitalismo tuvo su chance y fracaso. Los pueblos reclaman al socialismo como una alternativa de vida. Los capitalistas se apropiaron de toda la ciencia y tecnología, trajeron confort, comodidad y desarrollo para unos cuantos, para el resto, sirve para sostener la esclavitud social. Con esta llego la penetración cultural, el caos y la pobreza mental. Las fábricas solo se dedicaron a producir más y más. El mundo electrónico supero los valores naturales, el mundo virtual supero el moral instalándose el conformismo. El estimulo de principios prácticamente no existe, pues los valores morales de la familia son superados por el negocio en la educación, salud y diversión, todo es un negocio en el sistema globalizado, así como todo es capital en la mente de la población, ese el origen del consumismo, al menos uno de ellos. El negocio de la ciencia y tecnología acelero la contaminación y la pobreza material e intelectual de los pueblos. Las computadoras, los programas y proyecciones computarizadas realizadas por los científicos y técnicos constantemente son desbordadas por la naturaleza, igual que la economía supero la estabilidad y la paz. La economía global hace lo básico del capital para sostener la desigualdad de los pueblos y el conformismo e indolencia social sostienen el neoliberalismo, no solo de los pueblos del norte con el sur o entre ellos, en la misma revolución, la indiferencia por la penetración del capital afecto nuestras raíces. La cultura es un problema por resolver, más complicado de lo que parece. Hace impensable que nuestros pueblos subdesarrollados puedan sobrevivir en el libre mercado, la diferencia de los subsidios y en tecnología nos hizo dependientes; mas aun cuando nos toca competir con poblaciones de Asia que cobran hasta 30 veces menos por el mismo trabajo realizado por nosotros, las gentes emigran. La respuesta de las potencias es construir muros para impedir el transito y habilitan leyes deshumanizadas contra las poblaciones pobres que los ayudan a crecer, mientras sus pueblos, por hacer valer el derecho a la autodeterminación, son inscritas en listas negras por terroristas o narcotraficantes llevándolos a sanciones económicas, impidiendo el derecho al trabajo y al desarrollo. Por eso las revoluciones y sus constantes luchas por la conciencia de un verdadero pueblo. rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2891 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: