Poder popular

Debido a que los Consejos Comunales, tienen como finalidad convertirse en la unidad primaria de poder local y que su funcionamiento requiere de sus integrantes una preparación relativamente adecuada a los preceptos constitucionales.- Hace que el conocimiento de estos representen la diferencia entre consolidar estructuras sociales sólidas o terminar siendo equipos de transferencia de trabajo para los diferentes funcionarios públicos que se les encomienda promover la transferencia de poder. 

Es necesario inculcar en los voceros y voceras el principio fundamental para lo cual fue creada esta estructura; que sin intención de desacreditar o desconocer el poder constituido (Juntas Parroquiales, Jefaturas Civiles, Concejos Municipales, Alcaldías, Gobernaciones, Instituciones del Poder Ejecutivo, Legislativo, etc.) es imprescindible que las Comunidades se preparen y organicen para poder asumir la responsabilidad de la autogestión.

Si el proceso revolucionario que se encuentra en marcha en la República Bolivariana de Venezuela no es capaz de proyectar de manera efectiva este principio y el ciudadano o ciudadana no internaliza que la tesis que plantea el ciudadano presidente esta sintetizada en la responsabilidad que tenemos todos, sin importar que seamos funcionarios públicos; de vigilar la adecuada administración de los recursos del Estado.- De seguro terminaríamos tarde o temprano en agotar el impulso popular, necesario para construir el país que todos queremos.

Es por eso que las Comunidades no deberían limitarse a esperar que un funcionario o un dirigente político les informara sobre la competencia de una Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas o de un Consejo Comunal, ya que si bien es cierto que las instituciones actualmente constituidas representan el mecanismo inmediato de la gestión publica; lo es también la posibilidad de que las estructuras sociales se conviertan con el pasar del tiempo en nuevas instituciones legalmente constituidas que tengan la capacidad de tomar decisiones en lo que respecta la administración y vigilancia de la gestión publica.

Es aquí, señores donde se encuentra sintetizado el paradigma de todos intentos revolucionarios de América Latina o quizás sea el talón de Aquiles de las ideologías mundiales progresistas; en el mismo orden de ideas lo plantea el Libertador (Simón Bolívar) y más tarde lo lamento en el ocaso de su vida, cuando advirtió en su lecho de muerte que después de haber librado una gran Gesta Libertaria continuaba escuchando a lo lejos el canto de los esclavos desde sus barracas.

Con suma preocupación, interpreto yo de manera personal la forma equivocada de como algunas Comunidades y muchos funcionarios públicos desarrollan las diferentes actividades que se encuentran en marcha, pareciera que el objetivo primordial se limita en lograr un determinado beneficio a un sector poblacional o la satisfacción de un directivo al complacerse de ver la entrega de una obra o proyecto; si esta fuera la finalidad de esta lucha, entonces me preguntaría ¿para qué Consejos Comunales? o ¿para qué Poder Popular?, ¿para que Comunas?, si las instituciones están cumpliendo con el trabajo encomendado.

Recordemos camaradas, que sin importar lo efectivo que pueda ser un funcionario o institución publica, la meta se encuentra en desmontar el antiguo establimes o Sistema de Sociedad que actualmente tenemos por uno diferente y novedoso al cual decidimos llamarle “Socialismo del Siglo XXI”. 

No basta con alcanzar recibir una determinada cantidad de dinero para un determinado proyecto o lograr un beneficio relativo para algunas personas de la Comunidad; es necesario además consolidar en los Consejos Comunales la suficenciente autoridad para que puedan activar legalmente la decisión de una Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas; a partir de esto el pueblo tomaría el sartén por el mango y los funcionarios públicos sé limitarían desde el punto de vista administrativo, a servir de apoyo técnico a las Comunidades. 

Lo planteado anteriormente asusta a muchos funcionarios públicos y políticos, que acostumbrados a la vieja practica, consideran que el solo hecho de tener la buenaventura de haber sido elegido por un familiar o amigo para administrar la gestión publica, interpretan  al poder popular como una amenaza a sus privilegios; el cual se trata del poder de decidir a quien o a quienes se le otorgara un determinado beneficio gubernamental. 

Esto no se trata de buenas intenciones o de la capacidad profesional de nadie, por lo contrario; el hecho de que un funcionario sea benevolente en una actual gestión no garantiza que a futuro todos los que le continúen en el cargo también lo sean.- Es necesario garantizar que los funcionarios públicos no puedan de forma independiente tomar todas las decisiones, ya que la experiencia nos a demostrado que tanto en los ya pasados nefastos gobiernos como en la actualidad encontramos el mismo trafico de influencia, la palanca y veces los mismos actos de corrupción. 

El cambio no se encuentra en esperar que la mayoría de los funcionarios públicos desarrollen conciencia, eso seria tan utópico como creer que la delincuencia descenderá con el solo hecho de promocionar las buenas costumbres; es impostergable en ambos casos que el pueblo perciba sin lugar a dudas que la revolución quebranto los privilegios legales a los ciudadanos y ciudadanas que por azar de la vida se encuentran relacionados con las personas que ostentan poder o riquezas, a partir de hay todos seremos iguales; si no estuviésemos transitando un circulo vicioso, que obligaría a la mayoría de los ciudadanos a tratar de aprovechar por cualquier medio posible (sin importar lo moral o legal) la oportunidad que este buen gobierno les ofrece, pero consciente que después que ya no este el generador de estas posibilidades (en este caso Hugo Chávez), simplemente volveríamos al pasado. 

Por supuesto que no hay lugar a dudas de que el ciudadano presidente debe permanecer en el puesto hasta que esta disyuntiva se solucione (la cual nos tomaría muchos años mas) y que además lo acompañan en el gobierno excelentes personas, las cuales están cumpliendo una labor fundamental.- Compréndase que la intención de este material no se trata de determinar la capacidad del gobierno actual; Ya que por la vía constitucional el pueblo no vislumbra una opción mejor.- En tal sentido lo que se intenta es hacer entender que el pueblo como un todo tiene que ayudar en la construcción y conclusión de esta tarea, la cual no se limita a solo votar, marchar con una franela roja y buscar un beneficio económico que nos garantice una vida económica estable.    

La tarea fundamental esta inscrita día a día, en desbastar de forma sistemática las posibilidades de que el antiguo sistema de gobierno y sociedad se mantengan vivos y resistiendo el cambio, que junto con la contrarrevolución interna y la conspiración imperialista apuestan a que la revolución se desgaste en repetidos intentos legales hasta limitarse a realizar reformas que en el tiempo se puedan desmantelar igualmente por medios legales o el peor de los casos que el pueblo no logre estructurarse integralmente, impidiendo de este modo una defensa popular efectiva ante una invasión extranjera. 

La observación y análisis, de la forma como el pueblo a digerido esto, me lleva a la conclusión de que a pesar de que el pueblo esta consciente de la entrega y compromiso que tiene el presidente,  existen tres (3) razones por las cuales la organización popular  se hace más densa e imprecisa: 1) El desconocimiento que tienen los ciudadanos y ciudadanas del verdadero alcance que pueda tener en determinado momento la contrarrevolución, cuando se trata de manejar las costumbres y los hábitos colectivos, ya que por la ausencia de fortaleza ideológica muchos concretan las necesidades y prioridad de vida en banalidades e intereses personales. 2) La falta de compromiso o interés que tienen muchos funcionarios públicos y dirigentes políticos, cuando se trata de eliminar privilegios o transferir verdaderamente el poder a las comunidades organizadas; fortaleciendo en consecuencia la apatía o incredulidad del pueblo a que en los próximos años se logre concretar un nuevo sistema de gobierno y sociedad. 3) El desconocimiento total que tienen los ciudadanos en materia de leyes y procedimientos administrativos, quedando a la deriva y a merced de los astutos a la hora de estructurarse política y socialmente; esto representa la desventaja comunitaria más jugosa para los ciudadanos que a través del tiempo han capitalizado una red de influencias y por lo tanto, se mueven como pez en el agua en las instituciones y las relaciones políticas. 

Seria una estupidez de mi parte pensar que no se han logrado metas que hace diez (10) años se consideraban casi imposibles de alcanzar e inclusive seria un error no reconocer el cambio que a dado Venezuela en el ámbito internacional y en materia de progreso interno; solo basta repasar las obras de magnitud construidas, leyes aprobadas, misiones desarrolladas, sistemas de producción rescatados, derechos y reivindicaciones reconocidas por el gobierno, etc. para darse cuenta que lo que dice la oposición es pura basura.- Pero paradójicamente me llama la  atención que el principal problema o falla del proceso revolucionario no es explotado por la contrarrevolución; cabria preguntarse ¿Serán que la oposición es tan torpe que no se han percatado de eso? O ¿Será que les conviene que siga pasando o tal vez ellos mismos generan de alguna forma esta situación?.

Sea cual fuere la causa de que la contrarrevolución no nos ataca en nuestra llaga más purulenta, como si los hace de forma implacable en nuestros frentes mas consolidados y resistentes; no garantiza que en futuro próximo no decida esperar el momento propicio e intentar socavar el apoyo popular mediante la exposición de nuestros errores, o es que ¿Acaso muchos contrarrevolucionarios sé podrían estar beneficiando de manera personal de estos errores?.   

Es necesario permitir que el pueblo comience a tomar decisiones, no basta con atragantar a las comunidades con talleres y reuniones informativas que a la final dejan la sensación de que sin la palanca o la relación el problema no se va resolver, las Asambleas de Ciudadanos, los Consejos Comunales, los Medios Alternativos, los Batallones de Reserva, los Batallones (PSUV), las organizaciones Campesinas, los Consejos de Estudiantes, los Colectivos, etc.- Tienen mas que decir y enseñar que el escuchar proyectos y procedimientos diseñados por un técnico que jamás a vivido sus realidades, es necesario cambiar los esquemas; se le esta haciendo mas caso a los tradicionales grupos de poder que el pasado vociferaban que los ADECOS ROBAN PERO TAMBIEN DEJAN ROBAR y ahora dicen QUE ESTAN DE ACUERDO CON LA REVOLUCION PERO AL PUEBLO HAY QUE ENSEÑARLO. 

Todas estas organizaciones populares que se han formado o se han fortalecido con el gobierno del Comandante Chávez, están experimentando un nuevo accionar y por lo tanto es lógico que se equivoquen o que se cometan excesos, pero eso no las convierte en estructuras incapaces de asumir responsabilidades; o es que acaso las instituciones militares, legislativas, gubernamentales, etc. no se corrompieron en los últimos cincuenta (50) años hasta el punto de arriesgar la soberanía patria y sin embargo el pueblo no duda de su capacidad hoy en día.

Es que acaso no fueron los políticos, los empresarios, los militares, los médicos, abogados, obispos, arquitectos, etc. Los que se equivocaron, o alguien puede dudar que a pesar de todo lo que paso en la Cuarta República el pueblo no desfalleció y soporto estoicamente, manteniéndose el grueso de su población digna y perseverante.    

La mejor forma de educar es el ejemplo, ningún padre puede enseñarle a su hijo modales a punta de bofetadas, ningún político puede enseñarle ideología a un militante si el mismo no la practica, escuchemos verdaderamente a Simón Rodríguez, a Bolívar, al Gran Mariscal de Ayacucho, el Che Guevara, Ali Primera; Todos ellos ofrecieron sus posesiones materiales e intelectuales y murieron modestamente pregonando y defendiendo la Justicia Social y la Libertad de los Pueblos. 

No se les pide a los Dirigentes Políticos y a los Directivos de Gobierno que entreguen todo sus bienes materiales y se arrastren en la indigencia, lo que se les exige es que sacrifiquen sus privilegios, y si no, que se aparten para que gobierne el que este dispuesto a entenderse con el ciudadano de a pie y de tú a tu, sin asistente, sin secretarias, sin antesalas, sin previa cita. 

A las organizaciones formadas por pueblo se les debe permitir paulatinamente ir asumiendo las responsabilidades de fiscalización y control de la gestión publica, esto no debe quedar en el mero discurso; la revolución debe ampliarles aun más la autoridad legal de ejercer ese derecho, igualmente se les debe instruir en forma clara que el castigo penal y administrativo viene con el paquete.- Es necesario que el pueblo perciba que tiene un verdadero terreno en la toma de decisiones pero también debe contemplar el temor de la justicia a la hora de que desvíe de intenciones, y para todo es necesario el conocimiento preciso de las leyes. 

Como lo afirmaba el Che Guevara cuando hablaba sobre el nuevo ciudadano, el cual debería tener una formación integral; no es necesario que una persona sea abogado para conocer sus derechos, solo se requiere tener capacidad de buena lectura y el interés en clasificar y archivar de manera sencilla la información, el resto se lo da la practica. 

En una ocasión un maestro que no recuerdo su nombre le reprochaba al joven Simón Bolívar su poca destreza en las artes de la cabalgadura en lo que el desafiante joven le respondió ¡Cómo pretende usted que sea un hombre de caballos cuando me da de montura un asno! Al igual que el Padre de la Patria, este pueblo reclama un sistema más coherente con la tarea que sabe le toca emprender a futuro.- Los Consejos Comunales necesitan equipos de computación y fotocopiado, vehículos para transportarse, líneas de telefonía celular de bajo costo, material de papelería y el apoyo técnico de Ingenieros que estén dispuestos a ayudarlos a elaborar sus proyectos ya que muchas veces estos profesionales tratan a los voceros como sus empleados y no como sus patrones; es necesario revertir el orden de las ideas. 

 Un viejo código de conducta que repiten los funcionarios públicos es ver a los ciudadanos que solicitan su servicio, como personas a las cuales se les esta haciendo un favor y no como los legítimos conductores, en tal sentido los ciudadanos y ciudadanas que lideran una comunidad deben aprehender a poner las cosas en su lugar, primero el trabajo social no es trampolín para lograr escaños políticos ni mucho menos una vía para formar parte en el botín gubernamental. 

Los lideres comunitarios no deben ser tratados como vagos que buscan cualquier oportunidad para aprovechar la relación con el funcionario publico, se les debe tratar con respeto y comprensión para que ellos transmitan esa conducta al resto de la población, recordemos que fueron las instancias de gobierno las que mal formaron al pueblo y serán ellas las que lo reeduquen nuevamente; es por eso que hago énfasis en el ejemplo, si un directivo de una institución no muestra la debida observación con el respeto de la dignidad de un ciudadano muy difícilmente el ciudadano se sentirá impulsado a devolver consideración cuando las cosas se pongan difíciles. 

Como ultimo análisis considero necesario que más que ideología se debe contrarrestar la apatía con eficiencia en la solicitud de los servicios, se debe responder a los requerimientos de las Comunidades con prontitud ya que el principal generador de la desmotivación a sido la negligencia; es preferible concretarse en resolver verdaderamente los problemas de vieja data para después ofrecer nuevos proyectos, ya que es cierto que muchos programas nuevos llegan a un sector de la población desasistida, pero eso no golpeara con contundencia la pobreza si bajan de calidad los programas banderas como MERCAL, BARRIO ADENTRO, CASA DE LA ALIMENTACIÓN, CENTRO DE PRODUCCIÓN ENDOGENAS, CASAS DE LOS ABUELOS, MISIÓN VUELBAN CARAS, MISIÓN RIVAS, etc. 

Considero con mucha preocupación que se deberían revisar con carácter de urgencia los parámetros de las instituciones comprometidas en este tipo de trabajo, no sea que poco, poco vaya mermando la participación de los ciudadanos y las ciudadanas que verdaderamente mantienen un compromiso con la revolución, quedando con una legión de vivianes que a la larga provocaría una postración o momificación del Proceso; abultando de este modo la larga lista de los Intentos Revolucionarios pacíficos en Latinoamérica ya que estoy seguro que bajo un supuesto negado que esta revolución fracasara por culpa de los que debieron conducirla correctamente; el pueblo tomaría por su cuenta otras vías no tan pacificas ya que esta consciente de que la derecha intentara regresar  de forma implacable a retomar lo que el pueblo le oso quitar y esta vez regresaría con sed de sangre y de venganza.  

 El día que para un cargo de libre nombramiento y remoción (99), además de la aprobación de el Presidente, Ministro o Directivo se le solicite al ciudadano (na)……. de manera rigurosa y sin excepción, para poder TOMAR EL CARGO; el aval por escrito del Consejo Comunal donde vive y la aprobación igualmente por escrito, en Asamblea Socialista del batallón donde habita, o colectivo revolucionario, donde supuestamente milita… “Ese día se depurara la Administración Publica”. 


manopacho@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.



Asdrúbal Zambrano


Visite el perfil de Asdrubal Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: