Por sus frutos los conoceréis

El titánico reto que ha emprendido el Gobierno Nacional de revertir el injustificado 80% de pobreza, herencia dejada por las administraciones anteriores, requiere de algunas condiciones para alcanzar el resultado exitoso que la mayoría espera.

La primera de ellas es que el esfuerzo sea permanente y no coyuntural, para que pueda alcanzar el objetivo de revertir en un mediano plazo la pobreza e impedir que con el tiempo se vuelva a producir.

Otra condición indispensable es alcanzar y mantener una redistribución equitativa del ingreso, que proporcione la capacidad de financiar proyectos de infraestructura e industriales de mayor envergadura, indiscutiblemente necesarios para dinamizar cada vez más la economía del país.

Lograr revertir el 80% de pobreza, en el menor tiempo posible, es un compromiso, de TODOS los habitantes de esta tierra y no sólo del Gobierno Nacional. El mejor ejemplo de éxito en un reto de esta magnitud lo proporciona la recuperación de los destruidos países de la Europa en la post guerra. Sin dejar de reconocer la incidencia que tuvo el Plan Marshall, justo es reconocer que lo que verdaderamente permitió la recuperación y despegue de estos países fue el trabajo de TODOS sus pobladores en aras de un objetivo común.

Sin embargo, es conveniente estar claros. Siendo éste un compromiso de TODOS, en nuestro país existen grupos reaccionarios que no sólo se marginan de este compromiso sino que buscan por todos los medios posibles impedir que se alcancen resultados positivos en la consecución del ambicioso objetivo de eliminar la pobreza.

Entre otras maniobras estos grupos reaccionarios –apoyados en la desinformación que producen los medios comerciales de difusión masiva- tratan de centrar la atención de sus seguidores y la de los partidarios del Proceso Bolivariano en el campo electoral, a través de un “supuesto” empeño en la posible realización de un referéndum revocatorio presidencial o en la amenaza de no participar en las elecciones de gobernadores y alcaldes, el 1° de agosto de este año.

Preciso es no dejarse atrapar en esta trampa electoral. Por el contrario, esta conducta antipatriótica demanda encontrar fórmulas en el trabajo revolucionario que permitan el avance de los planes de las Misiones, sin descuidar el campo electoral.

Eso implica sobre todo concentrar todos los esfuerzos necesarios en el mayor y mejor aprovechamiento de los recursos humanos y financieros que se dispongan, para que el reto que ha asumido el Gobierno Nacional alcance resultados exitosos.

En la condición de permanencia y de alcanzar la redistribución equitativa del ingreso se inscribe el objetivo de la Misión Vuelvan Caras, por ello se aclara constantemente que esta Misión va más allá de un plan de empleo. Esta misión busca a través de la educación la toma de conciencia acerca de:

· las demandas que exige el desarrollo de una localidad, siempre en consonancia con un plan general del país y

· el potencial creativo que posee el pueblo venezolano.

Este conocimiento por los habitantes de las comunidades locales, primordialmente de los agrupados en cooperativas, aunado a la capacitación laboral y al otorgamiento de créditos, favorecerán la creación de fuentes de empleos en las diversos pasos de las cadenas productivas de bienes y en los servicios necesarios para las localidades. El conjunto de estos elementos serán los que les permitirán alcanzar a los pobladores de las zonas elegidas, denominadas núcleos de desarrollo endógeno, los objetivos planteados de acuerdo a sus características.

El surgimiento de este tipo de empleos favorece la formación de una economía solidaria, que contribuya en la transformación del modelo económico existente y mejore la calidad de vida de los habitantes de los sectores donde se gestan.

Esta etapa del desafío de construir una sociedad democrática, con justicia social, participativa y protagónica, exige redoblar esfuerzos para alcanzar el éxito en todas las Misiones y en especial de la Misión Vuelvan Caras. Ese éxito será el que permitirá revertir el injustificado 80% de pobreza, y será un triunfo del pueblo venezolano y del Gobierno Bolivariano.

Mientras los grupos reaccionarios invierten millones de dólares en sus campañas mediáticas des-informativas y publicitarias, intentando descalificar y desacreditar los avances obtenidos en el marco de las Misiones Bolivarianas, los participantes afianzan el trabajo realizado y dan a conocer sus resultados, lo que constituye sin duda alguna la mejor propaganda.

En su veredicto, el pueblo aplica la enseñanza bíblica que dice: “por sus obras los conoceréis”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2415 veces.



gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a7655.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO