Mundial de Beisbol

Para quienes siempre hemos considerado una petulancia gringa llamar a la final de su pelota profesional Serie Mundial, el Clásico Mundial de Beisbol es casi un acto de justicia. Lo malo es que quienes organizan la Serie Mundial son los mismos que organizan el Clásico. Hasta el nombre no le hace honor. ¿Por qué no es un Mundial de Beisbol, así, sin que nos lleve inconscientemente al Clásico de Octubre de los gringos? Y es que en la segunda edición del evento deportivo fueron muchas las puntadas dadas sin hilo. Veamos algunas.

En la primera plana de Ultimas Noticias se calificó así el juego del sábado 21 de marzo: “Venezuela en choque crucial hoy ante Corea del Sur”. Y en la última página de mismo día, con una superfoto de Carlos Zambrano, pudimos leer: “Dos clavos a pulir el brazo. El Gocho se mide a los Bravos de Atlanta mientras El Toro inicia ante los Marineros de Seattle”. Los dos venezolanos ganaron en sus compromisos con sus equipos del beisbol profesional estadounidense. Valga acotar que vimos en “acción” a Zambrano, mientras los coreanos le caían a palazo limpio a Carlos Silva, pero en una cuña que nos recordaba a cada rato que no jugó con la selección,. Y podemos buscar decenas de ejemplos en otros días, pero baste este para mostrar lo insólito que me resulta la ausencia de estos dos lanzadores en la alineación de La Vinotinto. Es como si el próximo sábado, en la undécima jornada pre Mundial de Futbol, Arango se quedara en España jugando para el Mallorca. Y nos los recordaran a cada rato poniendo una cuña del hombre tomando refresco, mientras perdemos 4 a 0 con Argentina (Farías nos libre de tal resultado).

Por otra parte está la también insólita limitación de los lanzamientos al plato. Lo comparo con una violación a la soberanía patria. Es como si el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, le limitara a Messi su número de chutes a la portería porque tiene que cuidar sus canillas para los próximos compromisos con el Barcelona. Claro, la Fifa no es la MLB, me dirán ustedes. Pero así podríamos hacer decenas de comparaciones. Todo, por supuesto, sin olvidar o analizar cuál es la responsabilidad individual de cada jugador. ¿Santana habrá dormido tranquilo?

Pese a este lamento “soberano” la actuación de Venezuela en el Mundial de Beisbol, que así se debería llamar, nos puso a soñar con un triunfo que a veces luce inalcanzable, sobre todo cuando vemos la espectacularidad del juego de los asiáticos, que rozan la perfección. Pero nos queda, les queda a las autoridades del beisbol mundial, influir para que todo cambie. Y que quienes ganen sean las naciones.

*Periodista

mechacin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2000 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a74961.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO