Coraje, el perro cobarde

Don Manolo de los Rosales, “Corregidor de la capitanía de Maracaibo”, ni se corrige ni lo enmiendan. Toda vez que sus fechorías están por llegar a su fin, despotrica del Reeégimen ante una docena de micrófonos de medios golpistas, que a él se le antojan como tramojos y  ladra con aparente coraje. 

Ya ha  esmollejao tres blackberrys lanzándolos contra el suelo, como catarsis ante el atropello sufrido en carne propia y en su humanidad. Cuando supo que lo privarían de su libertad, quedó privado. Pero lo pensó un momento y discurrió: Verga primo, mejor que me entrevisten ya, porque ¿Y si me arrestan y me meten preso? 

Cuánto derroche de coraje, qué aplomo tiene el encandilado. Audacia extrema al hablar de cobardía presidencial y al mismo tiempo hacer un llamado a la insurrección ante los medios, pues no teme que el tirano le tape la boca y le cierre las orejas equinas. Parece que le descentraliza la piedra que los dejen sin puertos ni aeropuertos y hasta sin puente. Qué molleja ¿Y ahora por donde me escapo? 

Es un can medio lunático, pues insiste conformar la media luna con el otro perro del Táchira y por eso tratan de encrespar los ánimos de sus cachorros diciendo que el Zulia va a arder por los cuatro costados y que enfrentará al Líder Comandante en todos los terrenos. Será que tiene algún latifundio, Don Manuel. 

Lo cierto es que huye –una vez más- hacia delante. Quiere etiquetar a quienes viven y profesan la democracia, con sus truculencias y desmanes fascistas. Peor, pretende ocultar su cobardía y pusilanimidad ladrando ante los medios amenazas estériles contra el Líder Comandante y la Revolución. 

De lo único que debemos cuidarnos en cuanto a este mamarracho filosófico, es que no se escape como ya lo hicieron Carmona Estanga, Eduardo Lapi,  Carlos Ortega, Nixón Moreno y otros cuantos despreciables. En el circo de la impunidad, nada resultaría más triste que seamos  los hazmerreír de este engendro de payaso, si logra huir del país. La jodedera mediática pitiyanki sería grande. 

Ojo pelao, pues si algo ha demostrado hacer bien la dirigencia opositora, es un plan de fuga para sus “estrellas fascistas” y luego convertirlos en víctimas del proceso, con proyección internacional. 

Que no se pire la Piro Piro. 


pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2209 veces.



Plácido Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor