Morir soñando

Politiporrazos

No he podido ponerme de acuerdo con mi esposa en casi treinta y tres años de
matrimonio, cuando intento recordar que durante nuestro noviazgo visitábamos una venta de jugos en La Florida, Caracas, donde me gustaba pedir naranja con leche, mezcla que habían bautizado en el establecimiento con el nombre de “morir soñando”, nunca me ha dado la razón mi esposa Ligia alegando no acordarse del detalle. El “morir soñando” me dejó impresión sempiterna por cuanto consideré tal designación a la liga de “naranja con leche”, como poco explicable en eso de “morir soñando”. Hacía algún tiempo no me había vuelto a la mente eso de “morir soñando”, evitando discusiones matrimoniales inútiles, como algunos episodios entre marido y mujer que se inician con desacuerdos por tonterías y pueden parar en una más inútil desavenencia conyugal. En tal sentido tomando en consideración que vamos a cumplir “la edad de Cristo” en el matrimonio, 33 años de “paciencia franciscana”, especialmente por parte de ella, no lo digo por varón domado –que no lo soy-, sino porque es verdad y la admito caballerosa y valerosamente ¡¡¡que paciencia!!!, traigo al serio análisis político semanal el término “morir soñando” pues es ni más ni menos lo que le pasa a la oposición representada por el “estilo Borges”, ciudadano que saltó a la palestra pública madurado como topocho con carburo gracias al programa de TV “Justicia Para Todos”, proyectando o catapultando la figura del abogado de cejas pobladas y rostro acartonado, al punto que de no ser por varios malcriados “dirigentes” de Primero Justicia con más agallas que talento político, el abogado “C J” como lo llamaron burlonamente en Radio Rochela, tendría mejor suerte en la arena política. Borges me recordó aquello de “morir soñando” con sus recientes declaraciones según las cuales “está cansado de elecciones” pero protesta por si acaso, pensando que a alguien desde el sector oficialista se le ocurriese cambiar las fechas de las próximas citas electorales correspondientes a las consultas para elegir parlamentarios a la Asamblea Nacional y concejales. Persiste un sector oposicionista en no poner a tono inteligente sus neuronas, antes que el funcionamiento de la lengua, por eso se van de boca y quedan como la explicación inconclusa que por más vueltas que le dé no la encuentro, esa de “morir soñando” para llamar la “liga” de naranja con leche como jugo tropical refrescante. Es en esa óptica de pensamientos “arroz con mango”, que la gente entiende bien y les dice cada vez que puede NO y NO, prefiriendo apoyar a quien menos se contradice y actúa coherentemente. Venezuela rechazó por amplia mayoría a los incongruentes pese a que gozan de evidente y abusiva mayoría en la prensa escrita, la radio y la televisión, donde deberían hacerle caso al mandato del Miércoles de Ceniza, en la búsqueda de reflexiones coherentes para no embucharse y morir soñando esperando el día que puedan sacar a la revolución bolivariana. Hace quince días ganaron por más de un millón de ventaja los más sensatos, pues no creyeron en campañas mentirosas ni en la utilización perversa de la comunicación social, que aún a 20 años de aquel “caracazo” de febrero 1989 el cual dio inicio a la revolución del pueblo venezolano, hoy soberano y dando ejemplo internacional, salvo para quienes le dan la espalda y aún llaman “revoltosos” a los manifestantes del trágico “caracazo”. Son los mentirosos pitiyanquis que hoy y siempre ayudan a la descalificación inmoral que en el ámbito mundial intenta Estados Unidos contra Venezuela, incluyendo descalificación a gobiernos de otras naciones hermanas en territorios no dominados y rebelados frente a la voracidad salvaje de EE UU, desde donde sus gobiernos en Washington perdonaban asesinatos, desapariciones, censura de prensa, narcotráfico y etcéteras vergonzosos, pero ahora no pueden ni podrán con la espada de Bolívar que camina por América Latina..

Luis Sánchez Ibarra


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a73397.htmlCd0NV CAC = Y co = US