Entrevista al Comandante Barricada

La Rebelión de Caurimare

Sobrio, con su franela tricolor y siete estrellas estampadas en seda blanca recién llegada de la Nike Corporation, Arturo Ricardo Del Campo y Flores nos atendió en el exquisito hall de su recién adquirido penthouse en el condominio American Dream’s House de Santa Paula. Una imperceptible mancha de hollín en el blanquísimo mono blanco Adidas y el polvo insensato que cubre sus Rbk de la Reebock, nos hace testigos de la infatigable labor de este rebelionario civil que hoy se juega la vida en las salvajes avenidas del este capitalino.

Sentado en su poltrona de cuero español, nadie esperaba que Don Arturo Ricardo hiciera un alto en sus compromisos comerciales y en la reciente participación subversiva que lo llevó a convertirse en el más connotado luchador social que busca la libertad de nuestro país hoy sumido en la más férrea dictadura que haya vivido Latinoamérica, para permitirnos hacerle una entrevista sobre la situación en Venezuela.

¿Por qué “rebelionario” y no “revolucionario”, Don Arturo?

Por allí andan esos comunistas, mal llamados demócratas, afirmando que somos “guerrilleros urbanos”… Nada más lejos de la realidad. Nosotros somos “Rebelionarios Urbanos”… No se si me entiendes. “Rebelionarios” por Rebelión…

¿No temen, Don Arturo, que sean considerados unos revoltosos que utilizan los mismos métodos de las “hordas chavistas”?

¡No! ¡Qué va!... ¡Nada de eso!... Tenemos diferencias operativas y de carácter logístico muy diferentes a esas cosas que habitan los cerros. Por ejemplo: Cuando quemamos cauchos, no utilizamos esa mierda de Neumaven o Covencaucho a la que están acostumbrados los tierrúos… Nosotros quemamos cauchos Goodrich All Terrain en los sitios más cercanos a las avenidas y, ¡fíjate!, acá frente a mi casa he quemado cuatro preciosos Dunlop 9000…

Esos tipos compran gasoil para quemar esas plastas de cauchos… Nosotros utilizamos alcohol por garrafas, más caro por supuesto, y en algunas ocasiones gasolina sin plomo…

Igual pasa con la basura… ¡Nunca!... Jamás compares nuestra basura con los desechos de esos negros castrocomunistas… Nuestra dieta alimenticia es superior a la de esos cerreros. En consecuencia, cuando nos limpiamos el culo, le estamos haciendo un favor al papel Sutil que utilizamos… Ellos de vaina usan Papel Maracay reciclado, los que tiñen de rojo y les cuadruplican las lombrices…

Cuando se eleva al cielo el humo de nuestra rebelión, huele a glamour, a caché, nunca a basurero municipal…

Nosotros medimos las kilocalorías que hemos gastado en estas manifestaciones pacíficas. Uso el multifuerza en mi gimnasio privado todos los días, para mantener mis bíceps, cuadriceps y pectorales en perfecta armonía con la estética y estamos de acuerdo, todos los que aspiramos a vivir en libertad, que arriesgamos a nuestros mayordomos en la tarea rebelionaria de bajar los cauchos, bolsas de basura, bloques Aliven y árboles de cedro para construir una barricada…

Por otro lado, hay una diferencia enorme entre el talco 100% puro importado del Caquetá, a las piedras raras que le quema el bolsillo a la modorra ¡No me jodas! Una vaina es viajar en Jumbo 747 y otra tirarse del techo de una casa…

Ellos usan chopos, mientras nosotros tenemos una variada gama de armamentos que van desde la 45 Smith&Wesson que me regaló mi hijo en mi cumpleaños, hasta una Steyr AUG, adquirida en un viaje reciente que hice a Austria…

Nunca compares estilo con chabacanería… ¡Por favor!

¿No temen, Don Arturo, que los tilden de intolerantes?

¿Intolerantes nosotros?... ¡Ja!... Coño, chico, no me hagas reír… Intolerantes son ellos que no permiten que ocupemos el puesto que por ley divina es nuestro…

¿Quién les da de comer? ¿Quién tiene el aparato productivo en este país? ¿Quién tiene el capital? ¿Quién es el que se arriesga a invertir el dinero del estado en ideas brillantes paridas por estos cerebros que nos adornan la cabeza? ¡No, vale!... Están gastando la plata inútilmente en esos planes ridículos… el Róbinson ese, la vaina esa que se llama Ribas y dígame usted eso que mientan Sucre… Este país estaba tranquilo con esa cuerda de brutos metidos en el cerro… Pero, viene el negro ese de Sabaneta a soliviantarlos y a hacerles creer que pueden ser inteligentes… Están malgastando el dinero que nosotros podemos invertir en vainas más productivas…

Si nosotros no existiéramos, tendrían que inventarnos… Nosotros los alimentábamos, les poníamos uniformes y teníamos una relación cordial con los sindicatos que eran nuestros amigos en las buenas y en las crisis… Pero, nunca falta un marxista trasnochado que venga a lavarles el cerebro y a meterles en la cabeza que tenemos que pagar impuestos, seguro social y esas cosas que molestan a la hora de contar nuestros ingresos… Intolerantes son ellos que pretenden ser iguales a nosotros…

Ya me decía mi viejo que en paz descanse: “Dale a un negro la mano y te mancharás las uñas…”

Están aplicando La Guarimba, pero los objetivos que se han trazado hasta ahora no benefician a los vecinos de la urbanización… ¿Cree usted que La Guarimba es un método de lucha rebelionaria que pueda tumbar a Chávez?

¡Claro que sí! ¡Definitivamente!... Lo mejor de La Guarimba es que no hemos visto a esos desgraciados jodiendo por nuestras urbanizaciones… No pueden entrar…

...y ustedes no pueden salir…

Ese es el sacrificio de proclamar un estado libre… Por ejemplo, esta urbanización es libre… Aquí nosotros somos la ley y ya estamos estudiando hacer nuestra propia constitución, nuestra artesanía, nuestros sembradíos en las azoteas, nuestra destilería, nuestro helipuerto, nuestra asamblea nacional sin esa oposición ñángara… y hasta hemos pensado solicitarle a la OEA y a la ONU una salida al mar…

¿Todos los vecinos han aceptado esta rebelión y declararse un estado libre?

Y él que no lo acepte le sale garrote vil o lo expulsamos para Petare, Catia o algún sitio de esos que habitan nuestros enemigos… También podemos desaparecerlo o tirarlo de un helicóptero… Hay tantas formas de diálogo que no podrán resistirse a nuestra amada libertad… ¡Sí aquí tenemos todo!... Mira, chico… Tenemos Direct TV, tenemos Super Nintendo, tenemos Theater Home… Lo único que falta es que tengamos un pozo de petróleo y eso lo desechamos porque Cisneros ya le puso el ojo. La libre competencia es una utopía igual que el socialismo y Cisneros será siempre nuestro aliado… Cuando esas hordas bajen, solo bastará un repicar de mi Nokia para tener a los Marines en la entrada de la urbanización…


Y hablando de Marines. Ya le pusimos el ojo a un condominio para poner la embajada americana…

¿No piensan ir a Reparo?

¿Qué es eso, chico? Nosotros no negociamos… Solo aceptamos el catecismo de Súmate… Carrasquero es un indio comunista que nos quiere quitar nuestras casas, nuestros carros, nuestros empleos y nuestras empresas… Empezaron quitándonos las firmas y lo que viene es ¡Cuba, mi hermano!... Además, nosotros no reparamos, compramos los exámenes…

¿No temen una invasión?

Nos tienen amenazados con eso desde hace tiempo. Pero llegó la hora de la rebelión civil… colocaremos barricadas, puntos de control, calentaremos aceite y tumbaremos los árboles que hagan falta para construir un muro igual al de Berlín. Aquí se va a joder todo el mundo, pero prefiero quemar todo lo que tengo a entregárselo a eso malditos chavistas…

¿Si logran pasar?

Si logran pasar, le pego candela hasta a mi suegra…

¿Algún llamado a sus hermanos en armas?

Que resistan, que no se rindan, que si hoy estamos gastando nuestras energías y tenemos que cancelar un viaje a Miami, ese es un sacrificio por la libertad que este tirano nos quiere quitar…

Yo sé que no les gusta el Diablitos y el Atún Margarita, pero pueden cambiarlo en la panadería por jamón ahumado y si no hay, saqueamos al portugués del abasto para comernos unos Táribas o unos Pepitos Marlon… Pero no dejen de pelear por nuestra libertad…

A mi mayordomo lo llevo todos los días a montar una barricada y sé que me quiere mucho a pesar del rumor que está corriendo que es de los círculos bolivarianos… Él sabe como es la vaina… ¡Dios! ¡Nosotros! Y después ¡Nadie!

Muchas Gracias, Don Arturo

Ha llegado la hora. Don Arturo Ricardo Del Campo y Flores, chequea su Rolex y parte escoltado por su mayordomo rumbo al peligro. No podemos más que encomendarlo a Monseñor Baltasar Porras para que libere nuestro territorio de la mala influencia de Hugo Chávez.

Si no fuera porque tengo que marchar a España a publicar en Hola, me alistaría en el Ejército Rebelionario de Liberación de Caurimare…

¡Qué Valentía! ¡Que Rebelionario!


marioaporrea.org
msilvagayahoo.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 6421 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas