Pildoritas 27 (año 02)

¿HASTA CUÁNDO LES VAMOS A PAGAR PARA QUE CONSPIREN?

Ya se hace necesario,desde hace rato, y el gobierno a nivel del Ministerio de Educación Superior, de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional debe de la manera más seria y pronta revisar cómo es eso que a las Universidades privadas de este país se le entregan millonarias sumas de dinero para subsidiar las guarimbas a que ya nos tienen acostumbrados. Bastaría hacer una simple auditoria para darse cuenta que lo que el gobierno les aporta que son dineros de todos los venezolanos, no les hace falta pues a cada estudiante, y son bastantes, le cobran sumas millonarias por cada semestre o anualidad, según el caso, además no se descarta la inyección de buenos dólares desde el exterior para que no paren en sus actividades desestabilizadoras. 

Pruebas hay más que suficientes y sería prácticamente hasta complicidad, dejar que estos fascistas, al frente de las Universidades Privadas, que no tienen miramientos para conspirar y delinquir continúen de manera impune sus acciones desestabilizadoras.

 A estas alturas ya nuestras autoridades deberían haber llamado al botón a tales delincuentes, porque no son otra cosa, para darles un ultimátum. 

Es obvio en una verdadera democracia como la que afortunadamente vivimos, que se garanticen los derechos a disentir pero no con la violencia permanente que los “niños bien” de las Universidades Privadas dirigidos por los rectores salgan a la calle a incendiar, a destruir y violentar los derechos de la gente a la libre circulación. 

No es posible pues, que no se haga nada y se siga entregando dinero de los venezolanos, para alimentar actividades subversivas, a estas alturas y luego de que existen pruebas contundentes e irrefutables,de la participación de los directivos de las Universidades Privadas en hechos de violencia y de manera repetitiva, sobre todo cuando se aproxima un evento electoral, la Asamblea Nacional no haya por lo menos procedido a interpelar a los rectores que no son otra cosa que reconocidas fichas de la desestabilización.-


ALGUIEN TENIA QUE DECIR VERDADES

Si al gobierno colombiano  aun le queda aunque sea  un ápice de conciencia y buen juicio no se debería  atrever a cuestionar las expresiones, clarísimas como el agua cristalina, del recientemente liberado por las FARC ex diputado Sigifrido López. Dijo muchas verdades y una en especial que hace que se concluya que en ese país en guerra el único culpable de que no se haya podido, en tantos años, concretar un acuerdo de intercambio humanitario es Uribe y no otro; su prepotencia y el pensar que puede por las armas acabar con la guerrilla, obviando que en la selva hay seres  humanos a los que está en la obligación de garantizarles la vida, ha desencadenado reacciones de muchos frentes a los cuales ahora se suman las de  los dos últimos liberados, quienes lucen voces  por demás autorizadas y con la suficiente autoridad moral, lo que muchos no se atreven a decirle, por temor, por lacayismo o porque saben que es un presidente títere del gobierno gringo, a quien de ninguna forma le conviene el fin de la guerra.

De todas maneras los últimos sucesos en que los liberados han dicho tantas verdades debe servir de algo para que el pueblo colombiano algún día comience a abrir los ojos y se dé por enterado que en él radica  el verdadero poder, en estos momentos pisoteado por una élite que lo utiliza a sus interesados propósitos.-

yuviliz40@hotmail.com

 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: