Autoridades Universitarias y “reeleción indefinida”

Con asombro se observa la rabia con la cual muchos rectores, decanos y dirigentes estudiantiles, que conforman el poder constituido de las universidades del país, retan la propuesta de la Asamblea Nacional de la enmienda constitucional; la cual persigue que las personas, cumpliendo con los demás requisitos de ley, puedan postularse cuantas veces lo deseen a cargos de elección popular. Si son electos de nuevo por el pueblo quedarán en sus cargos, de lo contrario deberán asumir su derrota. No se trata pues de una “reelección indefinida”.

Decimos con “asombro”, porque cuando se analiza el pasado político de muchos de estos universitarios se encuentra que todos, casi sin excepción, han tenido una larga trayectoria política y han participado en muchísimos procesos electorales en los cuales se han postulado en repetidas oportunidades y han salido victoriosos y ocupado los mismos cargos, u otros de relevancia mayor, dentro de la estructura universitaria. Esto lo han hecho, es decir, postularse y ganar, ganar y postularse de nuevo, con la autonomía que les confiere la ley a las universidades públicas del país. Esto no lo entiende nadie.

Ejemplos clásicos de estos comportamientos político-electorales, de algunos miembros de la comunidad universitaria, podemos encontrar por docenas. Aquí mencionaremos solo algunos ejemplos, que pueden ser utilizados como referencias para análisis posteriores, referidos a la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad de Carabobo (UC) y la Universidad de Los Andes (ULA).

En cuanto a la UNET, a pesar de ser una institución experimental, sometida a condiciones especiales en cuanto al nombramiento de autoridades se refiere, se ha dado un proceso de selección de autoridades, a través de procesos electorales. En una de estas escogencias electorales, años atrás, resultó ganador el actual Rector de dicha casa de estudios, período 2004-2008. Aún siendo Rector, esta máxima autoridad se sometió de nuevo a un proceso electoral, postulándose para el período 2008-2012, resultando de nuevo ganador. Es decir, que el Rector actual de la UNET ha disfrutado de la posibilidad de postularse más de una vez a un cargo el cual ya venía ejerciendo.

En la UCV, la rectora actual de esta casa de estudios, ha aspirado el poder universitario en varias oportunidades. En efecto, se postuló como candidata a Decana y ganó las elecciones. No sólo una, sino varias veces. Según artículo aparecido en Universia “cargo en la que la comunidad universitaria la ratificó durante cuatro períodos consecutivos”. Pero, no sólo estuvo durante doce años siendo decana, sino que también se postuló y ganó las elecciones para Secretaria. Posteriormente, siguieron sus aspiraciones como autoridad universitaria. En efecto, en las últimas elecciones se postuló de nuevo como candidata a Rectora y logró, luego del proceso electoral, conseguir los votos necesarios para ser electa como Rectora de la UCV, para el período 2008-2012. Es decir, más o menos veinte años siendo autoridad. Tal como lo pudimos apreciar recientemente, el Presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU), decidió, con toda la libertad del mundo, postularse de nuevo como candidato a la presidencia de dicha Federación. Como resultado de un proceso electoral resultó ganador, ocupando para otro período, el actual, tan importante responsabilidad estudiantil.

En la UC, la historia es más o menos similar. Pero, adicionalmente, la Rectora actual forma parte de un sector universitario que ha tenido una alta participación en repetidos procesos electorales en dicha caso de estudios. Entre otros cargos por elección, en años anteriores, la actual Rectora se postuló y resultó ganadora como vicerrectora académica de la UC, para el período 2004-2008. Luego, aún siendo Vicerrectora, se postula de nuevo a otro cargo por elección y resulta electa como Rectora para el período 2008-2012. Venía a sustituir, la Rectora actual, a una sucesión familiar de rectores que durante varios procesos electorales se postularon como candidatos y obtuvieron los votos necesarios para turnarse el poder.

En la ULA, el panorama es muy similar. Casi todas las autoridades actuales se han mantenido en el poder durante varios años. El Decano de la Fac. de Cs. Jurídicas y Políticas se ha mantenido postulándose y ganando las elecciones durante varios períodos sucesivos. Cargo que ocupa actualmente por una quinta vez, es decir, más de doce años como autoridad. El Secretario actual, se postuló años atrás como candidato a Decano y obtuvo los votos necesarios para ser electo. En las elecciones recién pasadas se postuló como candidato y resultó ganador. Igual ocurre con el Vicerrector Administrativo actual. Durante varios períodos se postuló como candidato a Decano de su facultad y ganó las elecciones. El Rector actual participó en las elecciones rectorales para el período 2004-2008 y resultó electo ganador como Vicerrector Administrativo. Luego se postuló como candidato a Rector para el período 2008-2012 y ganó. Varios miembros del Consejo Universitario se han postulado como representes profesorales y ocupado dichos cargos durante varios períodos. Igual ha ocurrido con los estudiantes, quienes se han mantenido en tales cargos, como miembros del Consejo Universitario, luego de haberse postulado y ganado las elecciones, en repetidas oportunidades.

Tal como lo indicamos al principio, el asombro no nos deja. Las severas críticas hechas al Presidente de la República por querer tener la oportunidad de poder postularse como candidato para otros períodos presidenciales provienen en su mayoría, y con una gran fuerza mediática, de estas autoridades universitarias y estudiantes, todos identificados con la oposición, quienes, tal como hemos visto, viven eternamente postulándose a cargos de elección. Autoridades que por cierto no sólo utilizan los medios privados opositores conocidos, sino que han hecho de los medios de comunicación universitarios un medio político más a las órdenes de tales intereses.

Sólo basta con ver estos ejemplos para preguntarse ¿y con qué cara deforman estos opositores universitarios la opinión de la sociedad venezolana diciéndoles que la enmienda es una amenaza para el futuro del país? Si ellos mismos han disfrutado, históricamente, de los beneficios, justos, de poder postularse de nuevo a los cargos de elección que ostentan.

Obviamente, que la oposición desenfrenada del sector universitario debe estar sopesando los posibles beneficios que obtendrán cuando resulte ganador el SI. En efecto, todos van a solicitar de inmediato, a los tribunales de la República, una extensión de la enmienda. Tal vez con ello se repita la historia conocida en la ULA, donde años atrás tuvo la oportunidad, un Rector, al ser considerado por muchos como un excelente Rector para la Universidad, de mantenerse en dicho cargo por varios períodos consecutivos.


hr_gomez_60@hotmail.com
(*) Prof. ULA Táchira


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3137 veces.



Heriberto Gomez (*)

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: