Reflexiones en positivo

Comenzó la jauría

Ya comenzó la lucha por las postulaciones a los cargos de Alcalde y Gobernador. Ahora se definirán las alianzas y se evidenciarán las diferencias existentes entre las diversas organizaciones (y otras no tan organizadas) que han simulado una unidad infranqueable e indivisible. Ahora cuando entran en juego las candidaturas a cargos donde está en juego el erario nacional y los posibles manejos de esas sumas de dinero, que pertenecen al pueblo pero administra otro, sumas de interés por los hábitos de lustros en su manejo... empezarán a ponerse de manifiesto, como de hecho se han comenzado a aparecer, que esas integraciones solo responden al interés personal o grupal. Una razón, y creo es la de mayor importancia, para permitir esas integraciones tan disímiles está dirigida por el Dios Oro... el mayor interés de algunos politiqueros de oficio es llegar a tener acceso a la hacienda pública y administrarla como si se tratase de su hacienda personal, Y HASTA COMO SI FUESE UNA HACIENDA PÚBICA.

Hemos visto como han comenzado a deslindarse de la Coordinadora Democrática organizaciones políticas que antes eran sus defensores incondicionales y han comenzado a hacer señalamientos de sus errores y decisiones mal tomadas, como si éllos no tomaron parte de esas decisiones. El caso más elocuente es el de Acción Democrática, quien parece haber puesto el nombre a la coordinadora, en remembranza a su organización, y también puso a sus hombres en la Coordinadora. Recordemos los nombres de quienes aparecían y aparecen dando la cara por la coordinadora democrática y la mayoría viene o está en acción democrática... ahora ha comenzado a postular sus candidatos sin esperar la tan cacareada unidad o la unicidad de los candidatos. Ellos saben que el que pega adelante pega dos veces.

Proyecto Venezuela no se queda atrás, ellos tienen sus dos gallos, aunque uno le llaman el pollo (o también otra ave) y esos son sus candidatos número 1 y 2, después están los demás, pero también tienen sus candidatos a gobernador o alcalde, y pienso que también para diputados a los consejos regionales, de lo cual casi nadie hace referencia, pero también serán elegidos ahora en agosto.
Otros partidos con menor ascendencia en al pueblo buscan alianzas para lanzar sus candidatos porque no cuentan con las maquinarias para el proselitismo político electoral. Pero no debemos dejar de lado a quienes de maneras personales y apoyadas en sus capitales han comenzado a mover sus cuerdas en procura de una postulación y se han constituido en precandidatos.

Esto de cierta forma favorece al proceso al tener que competir con una oposición difuminada, pero esto no del todo cierto, porque el oficialismo vive una situación similar. Hay un interés común y al hablar de candidaturas es muy difícil ponerse de acuerdo y aparecen los aspirantes. Resulta muy difícil ponerse de acuerdo u llevar adelante una estructura unitaria de los afectos al proceso. Algunos creen y se consideran poseedores de la mayoría y con el derecho de ser ellos quienes designen los candidatos. Otros no conciben la conciliación y el despojarse de fantasías y apetencias personales para conversar entre las diferentes organizaciones y construir un plan de ejercicio del poder centrado en la comunidad en cual estemos todos comprometidos para adelantar los cambios necesarios para consolidar al proceso... eso parece una utopía.

Llegó el momento de unirnos en procura del objetivo y no darles a los opositores la oportunidad de hacerse de los cargos de elección popular para emplear los fondos públicos para financiar las actividades políticas.

Obviamente, para cambiar una conducta aprendida e internalizada por décadas es necesaria la participación del colectivo como regulador de la gestión y conducta de los pseudo dirigentes, para lo cual es necesaria la capacitación popular. Pero realmente en las manos del pueblo estará la decisión. Debemos exigir de nuestros líderes entre comillas, y dirigentes que le den la oportunidad al pueblo, ese que llaman las bases, la oportunidad de expresarse en las candidaturas. Sin las bases ellos no son nada.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3176 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas