Fraude académico en la UCV


Para quienes no conocen de admisión a las universidades oficiales venezolanas, les informo que los aspirantes pueden inscribirse sólo en las carreras que hayan marcado en alguna de las tres opciones que les permite la planilla de inscripción del CNU-OPSU. Cuando se obtiene un cupo, por cualquier medio legal, pero no se tiene inscrita la carrera dentro de las opciones de la planilla de inscripción, se solicita ante la OPSU un cambio de opciones de manera de incorporar la carrera en la cual legalmente se logró el cupo.

Hace varias semanas recibí en la OPSU, lo que parecía una solicitud normal de cambio de opciones, para una lista de admitidos en Ciencias Jurídicas y Políticas de la UCV, enviada por el propio decano de la Facultad en cuestión. De inmediato, se solicitó a la instancia correspondiente el estudio y la tramitación correspondiente, para legalizar el cupo a los admitidos, en la creencia que el mismo había sido obtenido por mecanismos legales. Pero, ¡oh! Sorpresa. Los funcionarios responsables indican la inexistencia de información sobre la vía reglamentaria de estos ingresos, por lo cual el cambio de opciones no procedía. Inmediatamente se envió comunicación al Decano de la Facultad negándole la solicitud, a menos que se explicara la base legal de la asignación de cupos. No tuve más noticias de estos casos.

Casi simultáneamente se recibieron las copias de cientos de cartas enviadas al decano Bunimov Parra, en las que se exigía respeto a los reglamentos ucevistas de ingreso, pues la ocupación de las plazas vacantes por la no comparecencia de los asignados por CNU-OPSU no fue realizada, como lo dice el reglamento, con los aspirantes que seguían en el orden establecido por el resultado de su desempeño en las pruebas de admisión. El decano, al parecer, escogió por un método misterioso los aspirantes a llenar las plazas vacantes, desatendiendo nuestra comunicación inicial que le enviaba la lista de los asignados y una “lista de cola” de aspirantes a ser llamados en ese orden, si los inicialmente seleccionados no se presentaban a inscribirse.

Se envió nueva carta al rector con la lista inicial y la “de cola” y se le advirtió telefónicamente de la irregularidad. Al no obtener respuesta, escribí a la Secretaría de la UCV en solicitud de información completa y del cumplimiento de los procedimientos legales. El caso fue llevado al CNU y pasado a la Consultoría Jurídica. La violación de las normas es de tal magnitud que el Director de la Escuela de Derecho renunció, al estar contra estas decisiones ilegales de la Facultad, vaya paradoja, de Derecho.

No entiendo cómo los estudiantes y sus dirigentes han dejado pasar tamaño fraude y no han actuado como el caso amerita. Ingresar a quienes no tienen derecho significa dejar fuera a quienes sí lo tienen. ¿Cómo es que no defienden su derecho? ¿Qué ha hecho el Consejo Universitario? ¿Por qué en lugar de seguir jugando ridículamente a ser la oposición del Gobierno no se ocupa de estos problemas? ¿Y Elizabeth, eres o no la Secretaria de la UCV? Sé que no estás de acuerdo con estas corruptelas. No dejes que te ensucien tu gestión.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 6253 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6744.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO