Obama: ¿the change?

Es cierto, Obama es una caja de sorpresas. Sería yo demasiado iluso si pensara que Obama va a cambiar un status quo que data de George Washintong. ¿Un negro presidente de EEUU? No lo creí nunca imposible, pero que cumpla con lograr en cuatro años cambios radicales, sería un ingenuo si lo creyera.

Hizo demasiado con llegar a la Casa Blanca. Ese logro solo es un gran triunfo simbólico y emotivo de los afrodescendientes norteamericanos, y la esperanza de latinos y norteamericanos (blancos y negros) que han quedado en la calle gracias a la quiebra de los bancos hipotecarios muy mal administrados, tras la desastroza gestión de un presidente saliente llamado George W. Bush; solo eso.

Una vez se me ocurrió contestar un mensaje de un Span de Barack Obama que llegó a mi correo; bueno, eso fue un terrible error. Me bombardearon a "correotazo limpio" para que les de una donación de $25,00; equivalentes aproximadamente a 53.75 Bs. F. Les dije que no era norteamericano, pero no le prestaron atención a mi aclaratoria y siguieron pidiendo dinero y facilitando links (vínculos con otras páginas para hacer la donación) acompañados con mensajes fantásticos al estilo película de Hollywood, para al final pedir la donación.

PERO, PERO, PERO; el hombre me decepcionó y coincidió con McCain al decir, junto a ese señor, que el Presidente Chávez es un dictador. Inmediatamente le hice llegar un e-mail tanto en inglés (aclarando que la traducción tenía errores del software "traslator") y en castellano (fuente original) diciéndole que de no retractarse de sus palabras públicamente como lo hizo al calificar a nuestro Presidente, no le iba a seguir recibiendo correos y mucho menos colaborar con su campaña. Como siguieron con sus correos masivos demagógicos hasta el punto de escribir de que Barack Obama pondrá cuidado a las relaciones con América Latina, pero sin decir nada en concreto (porque ellos te mandan un correo personalizado para que te creas el cuento de que te están atendiendo); los envié al SPAN de mi correo.

Para mí, Barack Obama es un echón más igual que Condolezza Rice y nada más. He leído que ha atendido llamadas de otros presidentes, pero cuando le preguntan si va a contactarse con Chávez o Castro, dice la gran estupidez: "Todavía no soy Presidente de los Estados Unidos". Él, actualmente tiene poderes de Presidente Ejecutivo, así que no venga con ese cuento chinchurria. Siendo McCain y él candidatos, visitaron presidentes de otros países. Y Chávez no le va a jalar para que hable con él, téngalo por seguro.

Barack es un prepotente, es una falsa imagen sin temor a equivocarme. Otros dirán, está esperando la oportunidad para actuar en su momento. Esos que piensan así, se quedarán sentados con un bastón esperando el cambio, porque cuatro años no son nada. Lo único que él pudiera hacer en estos cuatro años, es tratar de remediar con políticas socialistas disfrazadas de capitalistas, la crisis financiera que padece EEUU que es la peor de su historia superando a la de 1923. Por supuesto, el Presidente Chávez que es muy inteligente; muestra una cordial diplomacia dispuesta a una reconciliación de respeto, pero eso no quiere decir que no esté prevenido.

Hay un dicho que dice: "Señor, líbrame del agua mansa, que de la brava me libro yo". Chávez sabía a qué atenerse con McCain si ese señor hubiera ganado la presidencia de los EEUU, ya que se conoce que es un veterano frustrado de la guerra de Vietnam que odia a Chávez en lo profundo y viceralmente en lo personal, al no lograr, por intermedio de G. W. Bush; sacarlo del poder. MacCain quería hacer como hizo George W. Bush con Irak, es decir, lo que no pudo concluir Bush padre, lo hizo el hijo; lo que no pudo hacer Bush hijo, lo quiso hacer McCain “tío” de Bush hijo (metafóricamente hablando cuando digo "tío"), es decir, sacar a Chávez por la fuerza militar norteamericana con el cuento del juicio del maletín, lo del tráfico de drogas, vincularlo con la guerrilla y los tres súper computadores de Uribe, etc.

Yo no caigo en suposiciones, porque ellas son las madres de todas las tortas. Lo que veo es a un señor prepotente, que vendió una imagen de un político sencillo por la de otro que resultó ser un presidente ejecutivo altivo. Sin temor a equivocarme, no me extraña que nos de una sorpresita. Es posible que venga a Venezuela, pero no precisamente a ayudarnos, sino que le demos precios preferenciales del petróleo a cambio de retirar la amenaza de invasión y quitar el bloqueo parcial que ha ido levantando G. W. Bush a Venezuela. Eso es todo lo que creo él pueda ofrecernos como demócrata, un capitalista un poco más flexible que los republicanos, dada las condiciones que tiene a su alrededor.



pradamiranda2004@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1352 veces.



Alberto Prada Miranda


Visite el perfil de Alberto Prada Miranda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: