Vida y circunstancias que hizo surgir a un nuevo líder (VII)

Está por cumplirse los 10 años desde que el Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías fuera electo por primera vez Presidente de la República de Venezuela y este escrito es uno más de la serie que se ha dedicado a recordar las razones de su actuar personal y de los acontecimientos políticos, económicos y sociales que lo impulsó hasta convertirse en el primer mandatario de la nación. Chávez el 6 de Diciembre de 1.998 gana las elecciones presidenciales con amplia mayoría, 56,5% de los votos válidos escrutados por el entonces Consejo Supremo Electoral, desde esa misma fecha, y antes también, se decía que el alto mando militar no iba a permitir asumiera el poder y que cuando mucho llegaría a los primeros días del mes de Enero de 1.999, sin embargo, Chávez toma posesión del cargo para el que fue electo el 2 de Febrero de ese año y en el Congreso Nacional jura ante la Constitución, acotando que “juro ante esta Constitución moribunda”; después pronunciaría un impactante discurso lleno de citas bolivarianas.

Pero antes de la toma de posesión, Chávez, como presidente electo, viaja a diferentes países y por allá afirma que va a revisar las concesiones y contratos que las empresas transnacionales petroleras tienen en Venezuela, que va a propiciar un cambio de filosofía dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, para que ella sea menos complaciente con los países importadores del mundo desarrollado, que va a procurar que el precio del barril de petróleo se incremente para que se pague su justo valor de tal materia prima, que va a reformar el manejo de la industria petrolera nacional para impedir su ineficiencia y acabar con las corruptelas allí existente, en fin, Chávez alerta a los pillos que están en los negocios del petróleo que se les va a tocar sus intereses; y como es lógico saltan y se develan por el temor que les infunde tamaña osadía. Una vez Chávez en su cargo de Primer Mandatario Nacional comienza a hacer ajustes en la administración pública, eso horroriza a quienes ven que sus fuentes ilícitas de ingresos fueron eliminadas o están próximas a serlas; allí comienza los ánimos de esta gente a exasperarse.

Chávez sigue en su empeño por recuperar la economía del país y frena de manera absoluta la venta de los activos de la república, acabando definitivamente con esa política malvada de vender todo y traspasar sus bienes al sector privado, entonces el 25 de Abril de 1.999 convoca a un referéndum para que el pueblo diga si quiere una Constituyente, el SI gana por una votación del 92% e inmediatamente se prepara las elecciones para elegir a los diputados que conformaría la Asamblea Nacional Constituyente y el 25 de Julio su gente gana 120 curules de un total de 131; la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente ocurre el 3 de Agosto de 1.999 y se comienza a discutir la nueva Constitución de Venezuela. Mientras Chávez continúa prometiendo que sacará a Venezuela del estado deprimente en que la colocaron los gobiernos puntofijista, que la convertirá en una nación fuerte y digna dentro del Continental Americano. Es así como cumple lo prometido y emprende una drástica reforma dentro de la industria petrolera nacional con el fin de erradicar su mala gestión tratando con ello estabilizar la economía nacional sin recurrir a la devaluación de la moneda, y se dedica a impulsar el desarrollo el sector industrial, agrícola, minero y de servicios, como una manera de cambiar el modelo rentístico dependiente solo de la actividad petrolera.

Cuando Chávez llega al poder la economía de la Republica de Venezuela se encontraba en el suelo y así lo demuestra los tres últimos quinquenios de gobierno en los cuales el índice inflación daba a entender que la crisis económica en el país iría creciendo. El índice inflacionario acumulado del quinquenio anterior a Chávez llega a 298,2%, solo el del año 1.996 supera el 100%, exactamente 103,2%. En el quinquenio comprendido del año 1.989 a 1.993 la inflación acumulada había finalizado en un 226,3% y en el de 1.984 a 1.988 la inflación acumulada estuvo en el 113,4%. Esta constante alza en el índice de inflación era el más nefasto indicativo de que el país iba derecho a su más profunda ruina y sin embargo Chávez promete que en su gobierno hará que la inflación baje. El pueblo está muy esperanzado de que Chávez sacará al país adelante, pues en el poco tiempo que tiene su gobierno ha visto el extraordinaria dinamismo del Presidente y los numerosos contactos internacionales que ha realizado con la intención de cambiar el rumbo incierto en que iba la república en manos del puntofijismo.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a64966.htmlCd0NV CAC = Y co = US