Una elección compleja

La elección de gobernadores y alcaldes en noviembre de este año es compleja y se pudiera decir que atípica. ¿Por qué atípica? Por el contexto en que se da, caracterizado por una creciente politización, movilidad de la opinión pública, preeminencia de lo social y la circunstancia de que es la primera prueba comicial que se efectúa después del referéndum del 2D. Ahora se conocerá el efecto de esa derrota. Si golpeó de veras al chavismo; si sólo fue un resultado ceñido al tipo de consulta o por el contrario tiene proyección. No es fácil el pronóstico. En este momento el chavismo aparece en las encuestas con apreciable ventaja, y está movilizado en la calle. Salió de la traumática escogencia de candidatos con relativo éxito, pese a algunas desgarraduras. Pero el manejo de su política de alianzas no rima con las necesidades del momento, muy exigentes dado que el proceso bolivariano se juega el todo por el todo en esas elecciones.

Si la oposición llegara a unirse -hay indicios de que podría hacerlo- la situación se le complica al chavismo. No en términos catastróficos, pero sí en cuanto a los resultados a que aspira. La oposición parece que aprendió la catastrófica lección de abstenerse en las parlamentarias, aun cuando en su seno hay reductos atraídos por la aventura se dispone a echar el resto, apuntalada en abundantes recursos mediáticos y financieros nacionales e internacionales. Por eso la importancia de que el chavismo evalúe racionalmente la campaña. Ya cometió un error en el referéndum del 2D al subestimar al adversario y sobrestimar su propia fuerza. Ignoró la tendencia que mostraban algunas encuestas que se confirmaron en las urnas. Desestimar aliados, no valorar aportes de otros sectores políticos y sociales, pudiera resultar funesto en unas elecciones en las que se dilucida el destino de la revolución bolivariana como el propio Chávez lo ha dicho.

Uribe: antes y después del rescate
La situación en Colombia se complica día tras día. Del impredecible vientre del uribismo, mezcla de narcos y paramilitares, de legalidad e ilegalidad, de institucionalidad formal y desprecio por esta, brota la crisis letal que el Presidente pretende apagar con gasolina. El gobierno de Uribe atraviesa por serias dificultades. Logro la reelección comprando votos en el Congreso. Lo confirma el descarnado testimonio de la ex parlamentaria Idys Medina y el enjuiciamiento de varios de sus ministros y ex ministros. La decisión del Tribunal Supremo que establece que la reelección se produjo por una desviación de poder, es lapidaria. Al reaccionar, Uribe echo mano a un recurso desproporcionado que complica más la situación: afirmo que el alto tribunal está penetrado por el narcotráfico y las Farc. ¿Por qué no lo dijo antes?.

Es cierto que lo de Colombia sólo compete a los colombianos.

Pero como vecino uno tiene derecho a opinar sobre lo que allá acontece, que siempre revierte en Venezuela. La descomposición institucional de Colombia repercute aquí y nos obliga a tomar previsiones. Ahora bien, Uribe cuenta con poderosos recursos, internos y foráneos. La operación rescate de Ingrid Betancourt y otros secuestrados le da un respiro y le permite enfrentar la crisis con un triunfo que dispara su popularidad.

Desconocerlo es una estupidez...

Del Uribe antes del rescate al Uribe de hoy hay un abismo en cuanto al poder que dispone.

Confirma que su dispositivo militar y de inteligencia mejoró notablemente; que cuenta con sofisticados recursos que antes no tenía. Es evidente, además, la declinación de las Farc. Una organización empeñada en un medio de lucha anacrónico, aislado de la población, que recurre a delitos abominables como el secuestro, que le han hecho más daño que las derrotas en el campo de batalla. La liberación de los secuestrados tiene que llenarnos de júbilo y sería mezquino no reconocer el éxito de Uribe. Pero lo ocurrido no puede ocultar lo que está en el fondo de la realidad colombiana: injusticia social, violación de derechos humanos, instituciones inmorales. Uribe tiene ahora la oportunidad de relanzar su gobierno, de democratizarlo, y tiene que estar consciente de que lo peor que puede hacer es entregarle la política al sector militarista represor, delirante con el logro alcanzado. Su propósito de permanecer en el poder alienta tentaciones reñidas con el orden democrático. La victoria obtenida con la liberación de los secuestrados tiene que administrarla con ponderación y en la dirección de abrirse a la región. No estoy dando consejos.

Sólo se trata de la reflexión de un amigo de Colombia.


El corazón de las tinieblas

En la novela de Joseph Conrad se refleja el alma de la Europa sórdida: el Congo colonizado y devastado por el rey Leopoldo II de Bélgica. Kurtz -siniestro jefe de la explotación de marfilrepresenta no sólo la oscuridad del ser humano sino la imposición de una concepción civilizadora -de las luces- que provoca la destrucción de pueblos y la degradación de seres humanos. Lo que ocurre con la Unión Europea y la llamada Directiva del Retorno, destinada a forzar la expulsión de inmigrantes criminalizándolos, resume el proverbial desprecio europeo hacia otros pueblos.

El "descubrimiento y conquista" de América -al igual de Asia y África- mediante genocidios, acabando con los habitantes originarios, sus formas de vida y culturas. Es la historia de las Cruzadas, la Inquisición, el nazismo, el fascismo y el falangismo; la visión vaticana del mundo, la luz de Trento, de las instituciones que apuntalaron las perversiones del poder absoluto presentándolas como aportes del progreso.

¿Por qué extrañarnos que quienes vinieron a América en busca de la paz y el trabajo que no hallaban en sus países de origen, respondan ahora con una visión concentracionaria, aplicando leyes punitivas a aquellos que migran a esos países en busca de lo mismo? Todos, o casi todos, reaccionan igual ante el fenómeno migratorio.

Por eso no es extraño que un socialista como José Luis Rodríguez Zapatero -la medida es un "avance progresista", afirma- se coloque a la cola de un mafioso como Berlusconi en la cruzada para limpiar a Europa de africanos, asiáticos y latinoamericanos.


LABERINTO

Rosales
se fue a Grecia a filosofar sobre democracia.

¿Explicaría por qué firmó el decreto de Carmona y avaló con su presencia en Miraflores el golpe contra la Constitución?...

Rechazo
un régimen como el de Mugabe en Zimbawue.

Me parece repugnante. Como repugnante que EEUU e Inglaterra, comprometidos con las peores violaciones de los derechos humanos en el mundo, responsables de golpes de Estado a gobiernos legítimos, lideren el ataque a esa nación africana. Está claro que el propósito no es otro que la intervención. Se les ve clarito el bojote...

¿Hasta cuándo
los dirigentes de la oposición harán el triste papel de acusetas ante gobiernos extranjeros? Un poco de vergüenza, ¡por favor!...

¿Cuándo dirá
algo la oposición sobre la actitud de los europeos contra los inmigrantes y la movilización de la IV Flota de EEUU en la región?... Silencio...

Semana
, revista de la familia del ministro de Defensa colombiano, dice en su última entrega: "Según información de inteligencia, el apoyo de la tecnología y el know how israelí fue fundamental en el trabajo de espionaje electrónico para el rescate de los secuestrados de las Farc".





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2564 veces.



José Vicente Rangel

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60067.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO