Un planteamiento polémico

Sobre el diálogo pudiera decirse lo mismo que del arroz con pollo: es de perogrullo que no se puede hacer sin pollo. Pero algunos piensan que sí. El diálogo requiere de interlocutores, de lo contrario no funciona. O sea, que diálogo sin interlocutores equivale a un arroz con pollo sin pollo. ¿A qué viene esta consideración? A lo siguiente: me pareció excelente el llamado que el presidente Chávez le hizo al país y a un grupo importante de empresarios el 11 de este mes en el Alba Caracas, acerca de la necesidad de conformar una "gran alianza nacional productiva". Sin duda se trata de una estrategia trazada a partir del reconocimiento de una economía mixta y de un empresariado cuya participación en el esfuerzo de producir es determinante. El planteamiento del Presidente suscitó obvias reacciones a favor y en contra. Estas últimas ubicadas en los extremos del arco ideológico-político. Para sectores de derecha y los empresarios reconcomiados porque no fueron invitados al acto –o que simplemente arremeten contra cualquier propuesta de Chávez–, la oferta es una trampa. Es el recurso al que apela quien se siente desbordado. Para alguna gente de izquierda lo dicho por Chávez implica retroceso político –claro, no aluden al Presidente sino que atribuyen la responsabilidad del anuncio a otros–. Se trataría de una peligrosa desviación que compromete al proyecto bolivariano.

No quiero enredarme en un debate cuya característica es la impostura. La derecha no acepta nada de lo que diga Chávez, y la izquierda integrista busca pretextos para preservar su inefable pureza ideológica.


Lo que Chávez propone no desnaturaliza su proyecto. No está retrocediendo. En materia de diálogo –político, social, económico–, él siempre ha dado demostraciones de asumirlo. En materia económica, no le ha mentido a los venezolanos: auspicia el socialismo y enfatiza que estamos en la etapa de transición. Al empresariado le ha dicho, repetidas veces, que reconoce su existencia, y que aun cuando rechaza la sacralización del mercado está consciente del carácter mixto de la economía venezolana.Poresoesquenovalela pena pelear con los molinos de viento de una farsa. ¿Qué se plantea entonces? Implementar esa política. Que no se reduzca a una simpleformulación.Queancleen la realidad. Y para ello es indispensable definir la interlocución.

Quiénes serán los voceros y cómo funcionará en la práctica la propuesta presidencial. ¿A quiénes designará el sector público para adelantar el diálogo sobre productividad? ¿A quiénes escogerá el sector privado? Si el tiempo pasaynoseinstalanmesasdetrabajo para encarar la urgencia de producir, frenar la inflación, crearfuentesdeempleo,sedisipará el impulso inicial y el desgaste de la palabra será enorme.


Russián y la jauría

D e verdad que asquea la manera como la jauría agrede a una persona honorable, de una consecuencia ética y política incuestionable, como el contralor general Clodosbaldo Russián. Se le ha dicho de todo, utilizando términos chabacanos e injustos, con el propósito de mellar su ánimo y doblegarlo.

En el fondo se trata de un linchamiento. Como siempre lo hace la reacción, los desclasados políticos y, en fin, todos aquellos para quienes las instituciones sólo son respetables si están al servicio de sus intereses. Russián, a quien conozco de toda la vida y con quien he compartido destino y causa comunes, no ha hecho otra cosa que reivindicar la ley frente a su violación. Su pecado es actuar conforme a la normativa legal.

Pero en un país donde la impunidad es el verdadero poder, donde todo se arregla en la trastienda, Russián es un ejemplo peligroso. Si su actitud se generalizara, y su ejemplo cundiese, la macroinstitución nacional, la impunidad, estaría seriamente amenazada. Lo cual es inaceptable. Por lo que hay que disparar contra el osado perturbador.



LABERINTO

Los europeos
–al igual de los gringos– absuelven o condenan según sus particulares visiones de la vida y las personas. Del vientre podrido de Europa provienen, históricamente, las mayores aberraciones políticas, ideológicas, religiosas. Basta con echar una mirada hacia atrás.

Por eso cuando la Unión Europea decide levantar las sanciones contra Cuba y persiste en colocarla en observación hasta tanto libere a medio centenar de presos, demuestra su doblez. Ya que al mismo tiempo priva –con una resolución de corte nazi– a millones de inmigrantes de derechos fundamentales y abre la puerta a la instalación de centros de reclusión tipo campos de concentración. Pero no sólo eso: considero que la prisión arbitraria de seres humanos no es problema estadístico.

Por tanto, ante el caso de los 50 cubanos detenidos –que el Gobierno de la isla debe liberar– hay que recordar que Israel tiene 10 mil palestinos prisioneros y la Unión Europea calla...

Aquellos que
cuestionan el planteamiento de Chávez de "la alianza productiva" y lo atribuyen a una maniobra de la llamada "derecha endógena del chavismo", le hacen un flaco servicio al Presidente: prácticamente lo catalogan de pelele. ¡Qué poco lo conocen!...

Interesante el
lenguaje del nuevo presidente del Colegio Nacional de Periodistas, William Echeverría. Ante la pregunta sobre el 11 de abril respondió, tajante, que fue un golpe de Estado. Es decir, no incurrió en el guabineo de otros declarantes de oposición. Luego habló de diálogo y de despolarizar el país. ¡Buena señal!...

Dos Bolivias
Es lamentable el enfrentamiento a fondo en esa nación. Pero el fenómeno no es nuevo. Está en la raíz social y étnica de la hija dilecta de Bolívar, y no en el hecho de que Evo Morales esté en la Presidencia.

Lo que ocurre es que durante siglos permaneció latente.

La clase dominante logró controlar el fenómeno desde la Independencia con masacres y manipulaciones.

Una Bolivia rica y poderosa aplastaba a otra Bolivia, pobre y segregada. Finalmente cambió la situación y la mayoría preterida alcanzó el gobierno, mas no el poder.

El poder sigue concentrado en las provincias ricas –las de las poderosas familias terratenientes–, que invocan una autonomía de la que nunca hablaron cuando sus representantes mandaban en La Paz. Ahora hacen cuanto sea necesario por retornar al pasado. Fuerzas internas y externas atizando el choque cruento...

¿Banquero o político?
Aún algunos no aprenden la lección de "los años de infamia" (2002/03). Ejemplo: el presidente del Banco Venezolano de Crédito, García Mendoza, quedó anclado en ese pasado y no pierde oportunidad de agitar las aguas de la desestabilización.

Su lenguaje es similar al que emplean los políticos de oposición: "Chávez busca a quién engañar para mantenerse en el poder".

O bien ésta: "Unos fueron a ver qué les daban, otros para ver qué no les quitaban", refiriéndose al evento donde el Presidente llamó a un frente productivo, al que asistieron, entre otros, Lorenzo Mendoza, Juan Carlos Escotet, Osvaldo Cisneros. Según el banquero, empresarios pedigüeños o cobardes...

Al cardenal
Urosa no le gustó la misa de Caricuao con el obispo y Presidente de Paraguay. A él le gustan las misas y procesiones con la oposición.

jvrangelv@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2629 veces.



José Vicente Rangel

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a59658.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO