Entre el dedazo y las bases

El cantante tenía razón: la vida te da sorpresas.

Aquellos que hablan del dedo de Chávez y se burlan de él porque, supuestamente, todo lo resuelve con el índice prepotente e inapelable; aquellos que no pierden oportunidad para descalificarlo como demócrata y le endilgan los calificativos de autócrata y de dictador; perdieron el esfuerzo por estigmatizarlo. Porque la vida es así, y está comprobado que la mentira tiene piernas cortas. Que se revierte con facilidad. Resulta que el Partido Socialista Unido de Venezuela resolvió el complejo problema de la escogencia de candidatos a gobernadores y alcaldes con rapidez y, sobre todo, democráticamente. En el evento electoral interno de los socialistas participaron, de acuerdo al boletín del CNE, dos millones y medio de militantes o aspirantes a militantes. El acto de votación se realizó de forma impecable, en un clima de euforia, de respeto a las normas establecidas y también como es costumbre en los procesos partidistas, con divergencias que no escalaron. El general Müller Rojas, vicepresidente del Psuv, aclaró el señalamiento que los adversarios -sobre todo, medios convertidos en partido político- hicieron sobre problemas internos y protestas de dirigentes que no resultaron electos. "De cinco mil candidatos, sólo 17 han hecho reclamos". Cifra muy baja en un universo tan amplio de votantes y de candidatos. Conclusión ante este hecho político: a) Por primera vez en Venezuela y quizá en el mundo, como lo testimoniaron observadores internacionales presentes-, los candidatos a cargos de elección popular son escogidos por la base. Ciertamente por la base. No hay precedente de una selección en la cual, para este tipo de evento, participen dos millones y medio de personas, mediante un procedimiento supervisado por el organismo rector en la materia, el CNE. b) El hecho constituye una rotunda demostración del nivel de madurez alcanzados por los factores que integran el proceso bolivariano. Tanto los dirigentes como los militantes asumieron la trascendencia del compromiso, lo que explica el resultado final exitoso.


En tanto, ¿qué ocurre con la oposición? Ésta se debate en agudas contradicciones. Un sector que participa en el proceso de escogencia de candidatos no logra acordarse en torno a fórmulas unitarias, mientras el tiempo corre raudo. Ese sector insiste en moverse a nivel mediático, por lo que algunos empresarios de la comunicación deciden candidaturas y agravan los problemas internos. Otro sector con poder mediático y recursos económicos -¿de dónde provienen?- ignora el proceso electoral y parece estar más interesado en sembrar dudas sobre éste y el árbitro, el CNE. ¿Con qué propósito? Ya el vicepresidente Carrizales dijo que algo se trama en contra de la institucionalidad democrática.


Lo que más destaca de la situación en el campo de la oposición es como ésta se enreda buscando un método de selección de candidatos. La encuesta, que al fin y al cabo se realiza en un universo cerrado, tiene aceptación. También la decisión cupular. O sea, encuesta o cogollo, que son la misma cosa. Alternativas que están en la línea de sucesión de la segregación puntofijista. Ese es el camino por el que anda la solución para la oposición, que en el fondo equivale a la reivindicación del dedazo. Como lo comprueba la escogencia de algunos candidatos sin consulta a la base que ya se ha hecho. El contraste es elocuente: de un lado la selección de los candidatos socialistas por dos millones y medio de ciudadanos, y, del otro, la designación de candidatos de oposición en un universo dominado por los cogollos. Entonces, ¿dónde está el dedo que todo lo resuelve, y dónde las bases que deciden? El satanizado dedo de Chávez no aparece por ningún lado, mientras que, por ejemplo, el dedo de Rosales ejerce su poder absoluto. Sin ir muy lejos, está su autodesignación como candidato a la Alcaldía de Maracaibo.


LABERINTO

Chávez abrió
la puerta del diálogo con el empresariado el pasado miércoles 11. Ante los pesos pesados del sector privado fijo su posición: reconocimiento de la existencia de una economía mixta y mano tendida para una "gran alianza nacional productiva". Ahora viene la implementación de esa política entre el sector público y el privado. ¡Que nadie se ponga cómico!...

En la reunión
de la OEA en Medellín, el canciller colombiano Araújo planteó redefinir el concepto de soberanía. No en base a la territorialidad sino al carácter transnacional del terrorismo.

Eso quiere decir que cuando un país considere, sin consultar a nadie, que en otro país hay indicios de la existencia de grupos terroristas, puede atacarlo (como sucedió con el ataque colombiano a Ecuador). Sólo la política de un guerrerista como Bush, copiada por Uribe, se plantea agredir a un país por simples sospechas.

Menos mal que el señor de la Casa Blanca ya se va, y que el señor de la Casa de Nariño tiene el agua al cuello con investigaciones por cohecho y nexos con los narco-paras...

Chovinismo/racismo:
La Unión Europea aprobó por unanimidad la ley para expulsar a los inmigrantes ilegales. Como siempre, la vieja Europa, madre de las peores aberraciones sociales y políticas en la historia, ratifica esa característica...

Obama sigue pagando
peaje a la sociedad conservadora americana, ubicada en los Demócratas y Republicanos. Su discurso se desplaza con rapidez hacia la derecha con enfoques sesgados sobre el tema judío, el islamismo y Latinoamérica.

El duelo MacCain-Obama será en torno a ¡quien representa mejor a la derecha!, y pudiera perderlo el afrodescendiente...

Cerca de la isla
Diego García en el océano Índico, 17 barcos de EEUU recluyen sospechosos de terrorismo. La organización Reprieve -que formula la denuncia- dice que "se escogen los barcos para mantener a los presos lo más lejos posible de la mirada inquisitiva de los medios de comunicación y de los abogados". Es el concepto sobre libertad y debido proceso del gobierno de Bush...

En la revista Semana
(que se publica Bogotá) el periodista Antonio Caballero quizá el mejor columnista de Colombiaopina: "El gobierno de Álvaro Uribe, que fue elegido y reelegido presidente para luchar contra la corrupción y la politiquería -o al menos prometía eso, y hubo quien se lo creyó-, ha resultado posiblemente el más politiquero y el más corrupto, y, lo que es más grave, el más corrupto que haya tenido Colombia en los últimos cien años. Y no es fácil, porque la competencia es dura". (¡Lapidario!)...

Ignacio Ávalos
, columnista de El Nacional
a quien hay que leer con atención, cuestiona la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia con argumentos que comparto, y más cuando afirma: "haciendo a un lado la necedad de que pone en peligro, incluso, el secreto de confesión (lo dijo el cardenal Urosa)". Argumento éste politiquero -agrego yo-, que corea la desmesura de cierta oposición...

Las amenazas
que se ciernen sobre Venezuela y la experiencia golpista-terrorista vivida por el país, justifican una ley moderna que ordene y coordine el sector inteligencia.

Eso sí, democrática, respetuosa de la libertad y de los derechos humanos. El texto aprobado, ya derogado, ¡por suerte!, por el presidente Hugo Chávez, era un adefesio jurídico y un colosal error político.

jvrangelv@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2371 veces.



José Vicente Rangel

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a58915.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO