Reflexiones en positivo

El partido que algunos queremos

Venezuela, desde el 15 de Diciembre de 1999, por decisión mayoritaria del pueblo venezolano, cambió la democracia representativa por la democracia participativa. En ambos tipos de democracia, el pueblo acude a las urnas electorales a depositar su voto y darle a algunos de los candidatos, la representación en cargos de elección popular, en algunos casos para ejecutivo y en otros, para legislativo, bien nacional, regional o local, pero en los dos casos existen semejanzas y diferencias. Por ahora sólo nos referiremos a algunas diferencias.

En la democracia representativa, en época electoral el pueblo es visitado por los políticos (que en muchos casos el pueblo los llama politiqueros, los cuales son impuestos desde la cúpula de las organizaciones políticas sin consultar a las bases), para ofrecerles sus servicios desde los cargos de elección popular en representación del pueblo. Al salir electos se olvidan del pueblo, sus esperanzas, sus expectativas, sus necesidades, y las aspiraciones, se encumbran, se montan en un pedestal y se aíslan del pueblo, a quien representan y más nunca lo vuelven a oír o visitar hasta el próximo período electoral. Para mantener el cambur, se rodean de un grupo de sus partidarios a quienes les consiguen una especie de premio político, una beca en los organismos del estado para que puedan dedicarse a hacerle el proselitismo, o como algunos dicen, A HACERLES EL TRABAJO POLÍTICO, para que el pueblo los vuelva a elegir en los procesos electorales siguientes... con lo cual se repetirá el ciclo.

En la democracia participativa, algunos esperamos que las cúpulas le den la opción real de ser él quien decida quien lo representará en los cargos, luego de un proceso de selección, por y desde las bases (hasta ahora no ha habido cambios significativos visibles en la forma de hacer política)... además esperamos tener el derecho a revocarles la postulación o el cargo según sea el caso, sí no responden a las aspiraciones colectivas. Esa última posibilidad de revocatoria debe ser la razón principal para que los representantes se vean obligados a mantener el contacto con su pueblo... porque sí no lo hacen corren el riesgo de ser revocados, con un agravante, que posiblemente el revocado casi nunca más será elegible para esa representación... además algunos desearíamos que las bases estén por encima de las cúpulas partidistas y que estas últimas no traten de escamotearle ese derecho al pueblo llano de ser él quien primeramente tenga la decisión, claro está que habrá muchas ocasiones donde reinen las políticas generales por encima de las puntuales...

Como muchos venezolanos estamos ganados a la idea que la democracia participativa es un avance político que debe ser reforzado con la práctica cotidiana. Sólo la organización y el ejercicio diario de esa participación nos podrán dar la madurez necesaria para que seamos realmente tomados en cuenta a la hora de decidir.

En el caso delos legisladores, es frecuente que el candidato nunca hable de la libertad de conciencia para el momento de votar, porque nadie le daría ese cheque en blanco de votar por alguien sin un proyecto; por lo general se nos presentan como parte de un proyecto mayor, por el cual les brindamos respaldo, pero al salir electos, muchos de ellos se encumbra y se hacen inaccesibles para el pueblo que votó por ellos sin importarles el proyecto que nos vendieron... otros consideran la DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, ESA DE YO TOMO LAS DECISIONES Y LES PARTICIPO QUE YA LAS TOMÉ...

Por ello EL PARTIDO QUE ALGUNOS QUEREMOS es una organización estructurada, capaz de cultivar en sus miembros la organización para la participación y para la toma de decisiones. Una organización que respete el derecho a escuchar y ser escuchado, de elegir y ser electo, donde las posturas, expectativas y anhelos de la mayoría sean respetados y LAS IMPOSICIONES NO SEAN EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA. Donde se practique realmente la democracia y que según el ámbito de aplicación, sean escuchados y tomados en consideración todos sus miembros; obviamente que la participación colectiva debe estar condicionada al conocimiento y destrezas del participante en los temas a considerar... pero debe ser una organización donde se le dé prioridad a la capacitación para la participación al pueblo...

Siglea@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2747 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas