¡El avión! ¡el avión!

Desde Caracas.- Cynthia Machado Zuloaga está muerta de la risa. Se ríe tanto que el mesonero se acerca a preguntar qué le pasa hoy a la señorita que desde que llegó no ha dejado de reírse. Pero ella no puede decir nada. Sigue riendo. Y toda la gente tiene que ver con su risa cantarina, porque se escucha en todo el Centro San Ignacio. Al final, después de secarse las lágrimas de la risa, se detiene y comienza a echar su cuento.

- Sabíamos lo del avión. A mi papi, papito, papitote, se lo habían dicho. Pero ocurre que siempre hay gente bruta en las mejores familias. Entre nosotros se corrió el rumor y todo se desvirtuó, y ahora me entero, amigo, que Jenny y Harold, Kent y Johanna, se fueron a Los Roques a esperar el avión para fugarse del país porque ellos creían que ese avión venía a llevarse gente para Miami.

Y lo peor, hubo otras familias que estaban contentísimas porque oyeron que el sábado en la noche viene un avión a ver que tal le va y después vienen todos los demás y se acabó el gobierno de Chávez y la oposición va a salir a la calle a darle la bienvenida a todos los aviones gringos que aterricen en la Cota Mil.

Vuelve a reírse. Y el mesonero viene rápido y le destapa otra botellita de agua Evian y coloca un café negro sobre la mesa.

Cynthia cuando se ríe se ve más linda y excitante porque se le mueve todo el cuerpo y parece que estuviera haciendo la danza de la pasión.

-Esta gente, Roberto, esta oposición que se enfermó, que primero pregunta si Chávez está de acuerdo para después decir que ellos no, esta gente va a morirse como el querrequerre. Me estoy riendo desde hace una semana, porque el avión vino el sábado en la noche, pero nosotros lo sabíamos desde el martes, no preguntes cómo, pero mi papi lo sabía todo. Y tenías que escuchar a la señora Ángela Salvatierra, que decía: “Qué bueno, al fin, nos escucharon los dioses, es decir, los americanos, este país no podía seguir con esta tiranía, esta dictadura, esto no lo aguanta nadie, como decía mi amigo Carlos Andrés, porque con los adecos se vive mejor”.

Vuelve a reír. Y muestra toda su sensualidad. Su gestualidad. Su diversión. Y sigue riendo:

- Se perdió el país, amigo, esa gente a la que creímos alguna vez inteligente ahora nos damos cuenta de que son brutísimos, ellos creen que si nos invaden solo van a matar a los chavistas, que ellos van a quedar vivitos para contar los muertos. Deja que me siga riendo, amigo.

Y Cynthia sigue riéndose de su misma gente, una manera de demostrar su inteligencia.

robertomalaver@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2677 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a57579.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO