Debemos rediseñar el currículo de nuestra Academia Militar

Venezuela cuenta con uno de los ejércitos más dignos y democráticos del mundo

Que un comediante de escasa inteligencia como Baduel pueda haberse colado hasta la cúspide de los altos mandos militares, no es fortuito. Ya Betancourt había vendido al Pentágono, la injerencia de éste en el diseño curricular de nuestras-entonces-Fuerzas Armadas pero, la dignidad de nuestro ejército estaba intacta por dentro, en la mera raíz, y muestra de ello es que un Teniente Coronel patriota, verdadero líder del pueblo, y recio líder militar, tuvo el coraje de quitarle las “eses” a las Fuerzas Amadas y las transformó en Fuerza Armada.

¡Claro! Divididas las fuerzas, para el imperialismo era “pan comío” manejar a su antojo la reserva energética de Venezuela y del resto del Hemisferio. El Comandante Chávez entendió que la unificación de nuestra Fuerza Armada Nacional era una necesidad de primerísimo orden y nosotros- el pueblo humilde-lo respaldamos al 100 %.

Todo militar venezolano debe saber sin la más mínima sombra de dudas, que el pueblo respalda al Comandante en Jefe Hugo Chávez, luego, vacilar es perderse, lo dijo El Libertador y el pueblo se lo repite a la Fuerza Armada y, por si a alguno se le ha olvidado, militar que vacile a la hora de defender su patria, va a tener que caminar por una senda muy estrecha y ciega.

Esta aseveración- debe saberlo todo militar-no es mía sino que la recogí en la parada de carritos, esta mañana, cuando fui a comprar el pan y me detuve a conversar con algunos de mis vecinos que iban, unos a trabajar y otros a cobrar su pensión.

El Comandante en Jefe debe estar como el martillo sobre el clavo. Una de las claves del triunfo es convencer y ese convencimiento debe partir del nivel de conciencia política, estamos convencidos de defender la patria, nada es más estimulante. No podemos postergar las soluciones.

Entre tanto, el “ex”-General Baduel, en su agonía moral, irá por sí mismo, desde el cuarto oscuro en que se encuentra, al suplicio, es decir, al desfile de mariposas, emperifollado de lentejuelas, a un escenario decorado por globovisión, triste destino al que el gringo lo condujo, una aberración de sombras y de luces de la que ya no podrá salir.

Si tú estás en un cuarto oscuro no es fácil que puedas evaluar acertadamente las consecuencias de tus acciones, de tus pasos, de tus procedimientos pero, si empiezas a ver la claridad, entonces tus andanzas serán más apropiadas porque, ver en la caridad es distinto a ver en lo oscuro.

De eso se trata el que esclarezcamos atinadamente el currículo de la Academia Militar. Hay que despojar la enseñanza militar de formalidades inútiles, en eso el pueblo llano tiene que opinar, no queremos más parias como Baduel en nuestro glorioso ejército.

Un soldado no va al combate con su moral en lo más alto si desconoce lo que debe defender.


oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1412 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a57306.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO