Los tobitos de agua más caros del mundo

He visto como se alternan uno y otro helicóptero con los tobitos de agua que traen no sé de donde, creo que de La Mariposa para verterla al Waraira (o Guaraira para los más fundamentalistas). Lo cierto que si uno saca la cuenta de los viajecitos que hacen cada nave de esa llevando y trayendo, llevando y trayendo, me pregunto ¿qué tanta pregunta se hacen sobre el hambre de Haití con semejante contradicción de gastadera inconsciente? el propio hazmerreir para los opositores y pirómanos hacen con ese tesón más de Chapulín Colorado que de Charlot Chaplin, que lo único que falta es que salgan gritando en parlantes desde las naves con los tobitos: "¡A luchar por la justicia! A luchar por la justicia!" y el señor ese de apellido Estrella haga propagandas en VTV, "Allá van nuestros héroes, a apagar el dolor del Cerro encendido que manos criminales atacan sin contemplación en estos días de sequía inveterada. ¡Hurra por ellos! la Patria los premie con un sanguchito de club social con diablitos"

La ironía va muy a propósito del fervor que ponen en los Sukjoy que hinchan el pecho patriota de los presentes en los desfiles patrios, pero ¿cuánto sale cada tobito trasladado en helicóptero? ¿Es que nadie del alto gobierno puede por lo menos sacar una cuentica que más necesitamos una cuadrilla de aeroplanos para apagar instantáneamente los fuegos de esos asesinos de la piromanía? ¡Cómo se ve que es barato nuestro petróleo! Al ladito tenemos gente muriéndose de hambre en Haití y lo resolvemos con ciertas cantidades que nos quedan extras de las enviadas de Argentina, Brasil o qué sé yo, pero la conciencia del que estamos pisando brasas hirvientes pareciera que más nos preocupa hallar leche en el IPSFA.

Recuerdo los días en que sacaron las orgullosas medidas "antirrobo" que poseían los nuevos billetes, "pura cali hecha en casa mi hermano", y NADIE sabe porqué una harpía, qué es un Guacaipuro, una Luisa Cáceres, un estero, un frontino, y menos un Negro Primero, creo que ni los de la Casa de La Moneda pueden testimoniar nada al respecto. ¡Puro snob patrio!, cómo si de eso vive el espíritu nacional de cada quien. Sé que muchos leerán esto y se pondrán a decir "qué maneras de decir las cosas" porque esa es otra, hay que decirlo suavecito. No amigos esto es un simple REGAÑO al alto gobierno, a los encargados de las instituciones que dicen ser voceros de un momento que cruzamos, de paso, vocero de otras naciones u otros pueblos que nos observan. Que un gringo no sepa qué significa la pirámide y el ojo que mira sobre ella en un billete de dólar, eso nos rueda, porque esto es REVOLUCIÓN, lo que implica CONOCIMIENTO, no snob de que yo soy chévere y mira mi billetico tan bonito.

No señor, cada quien debe saber no sólo de Guacaipuro sino de toda una pléyade de su generación que supo más de libertad que nosotros que manejamos carritos por la avenida, más libertad que tener o poseer cosas cuando él tenía que cazarlas, más amor de su mujer Urkía porque sabía quién era su varón, que la que dice estar enamorada de ti entre otras cosas por tus tarjetas que manejas. Por cierto, hay una panda de Urkías y Guacaipuros en los cerros, me consta. Esa razón de estímulo hay que verterla, como la responsabilidad de los que viven cerca de zonas verdes poderosas, la conciencia de ese poder, que La Salle no es ecologista porque tiene algunas enseñanzas sobre esos temas, sino que también sea copartícipe de su frente de Waraira que cada año cobra más poder de renacimiento verde y la erosión es su posible próxima vaguada porque ese suelo no resista ni las terracitas que le recuestan y arrastren con su viejo edificio, teleférico y Venevisón juntas.

Tenemos un contacto cerradísimo con Bolivia, con quizá de los mejores conocedores en su seno, los quechuas para hacer un plan de irrigación al Waraira, partiendo de las propias quebradas que posee, que lleve agua a sus faldas, con andenes, no con ese trotar en una corrediza de tener arbolitos listos para sembrarlos cuando acaben los fuegos, por Dios, lo que me están diciendo que ya tienen los próximos mártires para el año que viene, creo que ya está bueno, no creo que yo tenga (perdónenme si lo ven arrogante) más ideas para implementar que los que están a la cabeza de los ministerios en ciernes. De paso mañana veremos ponerles el botón de apagafuegos, o no sé qué cosa para que el ánimo no decaiga, y quien está decayendo es el propio pulmón, al que por cierto NINGUNO de esos ejecutivos visita, "¡pa'qué, si tengo tiempo libre no es precisamente para subir cerros!" Ni ese ni otro cerro mirá, dirían mis amigos parameros.

Lo mismo diría con la explicación de los palmares que también traen los billetes, explicarles no solo que debajo hay agua, sino más abajo también petróleo. La riqueza explicarla, sacarla a brote como el ego que se les brotaba con lo de la seguridad de cada papel moneda. Una vez hasta me propuse hacerlo, que se me propusiera un convenio, puesto que pudiera encargarme de ello, pero he recibido más palos que gata loca, jamás me han aprobado ningún proyecto, de cultura menos, que creo que debería ser el, o uno de los entes pero prefiero que lo sepan, mi situación no es dorada ni mucho menos, he visto cómo se malgasta el dinero mientras buenas ideas para recortar, atajar el camino, facilitarlo mejor dicho, expanderían este proceso hacia algo realmente popular. Con la explicación del Miranda, ya hasta los waraos sabrían las rutas no sólo de Miranda sino también las luchas que se realizaron en los caños amacuros.

De lo que sí pueden estar seguros es que no soy de los que saltan talanqueras, al contrario, he visto cómo en la lentitud de algunas cosas, la talanquera ha sido saltada varias veces por el propio proceso. Me reservo mi amor por el paso que vivimos, sin que reciba un dedo de apoyo, pero pareciera que hay que ser todo bambalinas para ser aceptado, no nací ese día, y creo que tan importantes como los sukjoy deben marchar en el aire avionetas de regadío, y por qué no, también aviones hidrantes que ahorran la energía y la ancha vía de la facilidad, para dedicarla a quien mejor la necesita, el pueblo.


arnulfopoyer@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3367 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor