Ciberpolítica en acción o cómo los venezolanos nos apropiamos socialmente de la red

Venezuela vive un momento único en su historia. Más allá de las adhesiones y rechazos que produce el actual gobierno, los grupos que se disputan el espacio político venezolano, tienen como común denominador el resurgimiento del "activismo" político, de la participación. Por supuesto, cada quien en su estilo.

Efectivamente, vivimos en un país donde la política, entendida en las más disímiles expresiones, es el pan nuestro de cada día. Personas que nunca habían participado en procesos, que su activismo tan solo se remitía a votar cada 5 años, hoy asisten y participan en diversas actividades y es en este contexto, donde el ciberactivismo ha comenzado a jugar un rol protagónico entre los actores de este enfrentamiento, por ende, la ciberpolítica como campo de estudio, genera un área de investigación novedosa y por demás necesaria.

Para efectos de este trabajo, entenderemos entonces por ciberpolítica, a la " política mediada por la computadora que genera nuevas pautas de comunicación, de participación y de gestión política y nuevos interrogantes y desafíos para quienes se dedican a estudiar Ciencias Políticas" (Amadeo:2002) y la comunicación, agregaríamos nosotros. Por su parte, ciberactivismo, es el quehacer político en la red.

Afirmo entonces que los usuarios y los creadores de las redes que apoyan el proceso de cambio que vive el país, han hecho una apropiación social de esta tecnología, al darle un uso con sentido específico, con un objetivo determinado; divulgar el otro quehacer político y social que vive Venezuela, buscando romper el cerco mediático que nos ha sido impuesto y que es silenciado, sistemática y arbitrariamente por la mayoría de los medios de comunicación del país y en muchos casos, del extranjero. Estos nuevos medios buscan ganar visibilidad pública y tener interlocutores válidos. Hago énfasis en este colectivo por ser el que más conozco, con el que interactúo con cierta frecuencia.

De igual modo, este uso de las redes habla de como los venezolanos ante la crisis de la modernidad, que según Lanz (2002) se escenifica en todas partes como vacío, como ausencia, como desplazamiento, se apropia de ellas de una manera original, dándoles contenidos, generando vínculo entre la gente y por ende, nuevas maneras de pertenecer. "El impacto de este fenómeno es sin retorno. Crea nuevos criterios de realidad pero ojo, alerta este investigador " La prefiguración de nuevos espacios de libertad pasa por considerar con todo dramatismo las infinitas miserias del poder".

Sin embargo, la existencia significativas de páginas web, listas de discusión y listas personales (que no aparecerán nunca en ninguna estadística) han enfrentado con cierto éxito ese cerco mediático. De acuerdo con una búsqueda realizada el 23 de junio de este año (2003) en Google, existen 156.000 páginas web (en todos los idiomas) con las palabras " Hugo Chávez Frías", el presidente Uribe registró 61.300 y Lula Da Silva 189.000. El que mayores registros posee es George Bush con 15.400.000 páginas web, donde aparece su nombre. En función de estas cifras podemos afirmar que hay un significativo vigor del tema venezolano en la red y no solo en español, sino en todos los idiomas. Sería recomendable, hacer mediciones mucho más precisas sobre el dominio de los sitios.

En este mismo orden de ideas, hicimos una búsqueda (23-6-03) con la herramienta Googlism.com, llamado por algunos el subconsciente de la red, el cual rastrea las expresiones más usados con relación a determinados personajes. Encontramos que los términos más usados para referirse al Presidente Chávez son los siguientes: bueno, responsable, una figura provocativa, habla en la televisión venezolana, Chávez no es Chávez sino la gente de Venezuela, responsable, predestinado, tiene el control de Caracas, es interesante, mete la pata, está otra vez en el timón del poder, es una amenaza a los EE.UU. Y líder de los países de la OPEP.

Como podrá observarse no son los descalificativos los que dominan, lo cual pudiera ser visto como un buen indicador del discurso mediático que circula en las redes. Muy distinto al de los otros medios, donde lo dominante son los términos peyorativos e insultantes. ¿Cuál ha sido la contribución de las redes bolivarianas? Creo que mucha, pero no es fácil de cuantificar, porque hay mucho de coyuntural y espontáneo en ellas.

ROL DE LA COMUNICACIÓN

La comunicación mediada por computadoras se centra fundamentalmente en el mensaje, ante la ausencia de un emisor reconocible y palpable y esto puede enriquecer enormemente el diálogo a través de la eliminación de los status sociales. Visto así las cosas, la Internet es un nuevo ámbito en el que la sociedad se refleja (Amadeo: 2002).

Los medios de comunicación son transmisores de la cultura política de toda comunidad. Internet no va a ser la excepción. "Esta nueva plataforma se ha convertido en una de las fuentes de información más difundidas y personalizadas, fragmentando los públicos según sus áreas de interés" (Amadeo: 2002)

Por su parte, Sandra Strovosky (2000) destaca que el desarrollo de las nuevas redes electrónicas al ofrecer nuevas alternativas como la interactividad, representan un gran avance en materia de democracia por cuanto se ha convertido en un inestimable instrumento de expresión política y eventualmente, en instrumento de presión nacional e internacional. La red, tiene la facultad de invertir la dirección de los flujos de información que hasta poco salían de un centro hacia una periferia receptora y pasiva. Esto ha llevado a algunos autores como Cebrián (1998) a hablar del poder de intercreatividad que tienen las redes, vale decir una rica mezcla de interactividad con creatividad, muestra de lo cual esta llena la red. Quien sea "habitué" de esos espacios o se asome por primera vez, sabrá que no estoy mintiendo. Hay tal riqueza no solo en el mensaje, sino en su presentación, que la frase de Mac-Luhan el medio es el mensaje, se repotencia. Navegar en las redes bolivarianas es navegar por la historia reciente del país, de una manera novedosa y original, es decir, hipermediática.

Quien quiera escribir la historia de este proceso político que nos has tocado vivir no podrá obviar las redes, si de verdad quiere tener una visión integral de lo que aquí ocurrió, de lo que aquí ocurre. Allí están los archivos de Aporrea.org.ve, de la Red Bolivariana, de Antiescuálidos y de cientos de sitios más que escriben cotidianamente la lucha que los venezolanos también libramos en la web.

Regresemos a la interactividad o intercreatividad, que en el mundo virtual es lo más parecido a una comunicación perfecta, ideal, dialógica. La razón fundamental de las redes sigue siendo la libertad de acceso. Su politización se expande en la medida que se consolida la presencia de grupos con intereses específicos, que han visto en la red una pluralidad mayor que en el mundo real, pero ojo, no nos confundamos, las TIC pueden ser una herramienta para reforzar la política, no para sustituirla, recordemos que un gran número de ciudadanos está desconectado.

Algunos datos sobre Internet en Venezuela

En Venezuela, de acuerdo a los " Indicadores de Penetración y Uso de Internet en Venezuela" realizado por la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom: 2003) en abril de este año, para el 2002 había en el país, un millón, 685 usuarios, lo que equivale a un 6.3 % de penetración. Si bien, la tasa de crecimiento ha disminuido en los últimos años, las cifras absolutas van en crecimiento. Así, de 207 mil usuarios en 1998, pasamos a 526 mil en el 99 y a 852 mil en el 2000 hasta llegar a la cifra que, inicialmente, señalé durante el año pasado. Datos similares maneja la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL).

Este mismo informe señala que en el 2000, el 82 % de los encuestados no había usado nunca esta tecnología, tres años después la cifra llega a la mitad: un 43 %. De igual modo, destaca como el 38 % de los venezolanos se conecta a través de un cibercafé, seguido de un 27 % que lo hace desde su casa y un 10 % desde los Infocentros (Cavecom: 2003) El perfil del usuario es un hombre, menor de 35 años con estudios superiores. El estudio de también destaca que los usuarios se conectan fundamentalmente para: buscar información académica, enviar y recibir correos y chatear. Es decir, información y comunicación.

De acuerdo con estas estadísticas, Venezuela ocupa el sexto lugar en América Latina en cuanto a la penetración de Internet, lo cual puede explicarse por diferencias en el crecimiento económico y a los niveles desiguales en el desarrollo de los mercados locales de telecomunicaciones (Cavecom- Datanalisis:2002).

Recordemos también que desde el año 2000, el Gobierno nacional mediante el decreto 825, oficializó el uso masivo de Internet, estableciendo la creación de 234 Infocentros en todo el país para darle acceso gratis a 8 millones de usuarios al año. Desde hace 1 ó 2 de ellos, los venezolanos de menores recursos, han comenzado a hacer una apropiación social de la tecnología, no solo en forma de proyectos de asociación comunitaria en menor grado, sino directamente a través de la ciberpolítica, tal como lo señala la prueba piloto realizada por mí en tres Infocentros zulianos en junio de este año (como parte de mi tesis de postgrado) donde un 56 % de los encuestados destacaban que hacían ciberpolítica en esos centros. Sobre esta realidad hay que ahondar más.

Más allá de estas cifras, que hablan de un número significativo de "conectados" y " desconectados", existe un poder multiplicador de lo que se produce y circula por las redes, que no se queda allí, sino que se reproduce en volantes, en material de apoyo para periódicos, programas de radio y TV comunitaria, así como asambleas populares y " radiobemba" que rompe con la idea minoritaria y excluyente de las redes.

Para reforzar lo anterior mencionaré el desmentido que tuvo que hacer El Nacional, luego de que fuera inundado por los miles de correos y artículos que recibió y que circularon por las redes, protestando contra un editorial que publicó en el mes de octubre de 2002, donde llamaba a los asistentes a una marcha de apoyo al gobierno y a la Constitución " el mismo lumpen de siempre, convertidos en sempiternos pasajeros de autobuses, con un bollo de pan y una carterita de ron, para que vengan a dar vivas al gran embaucador de la comarca" (El Nacional 14-10-02) lo cual generó tal reacción, que días después, el director de ese medio pidió disculpas públicas, señalando que desconocía el contenido del mismo y que la misma no era su línea editorial. Sin embargo, debemos reconocer con impotencia, que bien poco le duró el arrepentimiento. Igual presión se hizo con la corresponsal de El País de España, Ludmila Vinagroff, luego de lo cual fue cambiada. No podemos afirmar con certeza ( el periódico no dio ninguna explicación) que la causa fueran los miles de correos que se mandaron, pero estoy segura que en algo influyeron. Esto sin nombrar los cientos de denuncias, alertas, invitaciones, pedidos de ayuda, entre otros, que diariamente circulan por la red y que en muchas oportunidades han llegado al lugar adecuado y al lector preciso.

Una nueva realidad

Para entender la nueva realidad que significa Internet "las ciencias sociales se ven obligadas a desprenderse de parte del legado instrumental, metodológico y teórico propio de la modernidad, repleto por otra parte de divisiones y distinciones claras y distintas. Ahora el pensamiento social se ve inmiscuido por completo en la ingente tarea de dar cuenta de este presente que nos atrapa, repleto de simulaciones, de relaciones superpuestas, de hibridizaciones constantes y de acontecimientos que derogan todo intento de encontrar un orden subyacente, claro, distinto y último (Rodríguez:2002)

De igual modo y coincidiendo con este autor, considero que las TIC han transformado la práctica, la organización y el discurso de algunos movimientos, en especial los nacidos al calor de esta tecnología como es el caso de las redes. No solo instrumental y organizacionalmente, sino más profundamente, con lo que han proporcionado nuevos modelos de relación y de comunicación que permiten la gestión del conocimiento, la creación de comunidades y el intercambio de significado con otro régimen de relaciones (Rodríguez:2002)

Para Meluci (citado por Rodríguez:2002) estos movimientos sociales son generadores de códigos culturales alternativos a los dominantes, como un recurso fundamental para la construcción de identidades, especialmente de lo que llaman identidades colectivas. Entendiendo este concepto como "una red de relaciones activas entre actores que interactúan, se comunica, negocian o toman decisiones y, finalmente, requiere una cierta inversión emocional que permite a estos sentirse parte de unidad común".

Por su parte Touraine (1992) destaca que lo central de los movimientos sociales es "su continua batalla por la redefinición de la historicidad y la articulación de nuevos escenarios para el futuro y nuevos proyectos históricos. Esto hace que su acción se desvincule de coordenadas estrictamente políticas para acometer objetivos ambiciosos de carácter cultural y simbólico".

En el caso de las redes bolivarianas, si bien estas apoyan en gran medida el proceso de cambio, esto no significa en modo alguno que representen al poder, que sean oficialistas. Esto hay que enfatizarlo, por cuanto, esta es una de sus características: son redes nacidas bajo el signo de lo espontáneo. Es lo que algunos llaman " espontaneidad organizada".

ALGO DE HISTORIA RECIENTE

Cuando en 1999 se realizó la Constituyente, muy pocas eran las páginas que se encontraban dedicadas al tema y las que existían eran más para darse un barniz de Modernidad que para un uso real y efectivo. De hecho, recuerdo haberle escrito a varios candidatos y ninguno se molesto en contestar. Eran páginas de adorno.

Podría afirmarse que la explosión del ciberespacio como centro de confrontación tomo vigor durante el año 2002 y en especial, después del golpe de estado del mes de abril, por cuanto esos días y en especial el 13, la ausencia de información generó en la población la necesidad urgente de apelar a medios alternativos para saber lo que estaba ocurriendo, convencidos de que algo ocurría, aunque los medios lo silenciaran.

Ese día, cuando en Venezuela se instaló por unas horas la República del Silencio, las nuevas tecnologías jugaron un papel fundamental no solo Internet, en general el fax, los celulares, el cable, las radios y las televisiones comunitarias y por cable, trataron de llenar el vació de información que desolaba y crispaba al país y que, tal como afirma Ramonet, laquí en Venezuela ocurrió el primer crimen mediático y el primer Golpe de Estado mediático del siglo XXI (Ramonet:2002).

Hasta ese momento podría afirmar que el ciberespacio político en Venezuela era dominado por la oposición, tanto así que voceros gubernamentales llegaron a señalar que " Internet no subía cerros", en una clara alusión a su poca penetración en los sectores de menores recursos. La poca ciberpolítica que se hacia en esos primeros años del gobierno de Chávez, estaba copada por la oposición, pero esto -repetimos-cambio luego de los sucesos de abril de 2002.

Esa histórica y dramática fecha, generó una inesperada explosión que hizo cambiar el escenario y hoy, los sitios web, así como los grupos de discusión a favor del proceso que lideriza el presidente Hugo Chávez, han florecido de manera significativa. Prueba de ello es la existencia verificada de más de 60 espacios (junio 2003), distribuidos entre sitios, páginas Web y listas de discusión, alojados en e-listas, Yahoo, CANTV, entre otros. Algunos de ellos están localizados en el extranjero como el Circulo Bolivariano de Nueva York, Francia, Islas Canarias y Argentina. Por nombrar cuatro. Así mismo, existen diversos sitios alternativos que alojan información sobre el país como Nodo50, Andalucía Libre, Emancipación, Rebelión, este último incluso alojó la página de la Red Bolivariana cuando la sacaron " del aire". La lista crece cada día.

En un trabajo publicado por el diario El Nacional el 14 de julio del 2002, la periodista Josefina Blanco señala que Jenaro García de la red de Escuálidos (hoy Gusano de la luz) afirmaba que a través de esta lista enviaba correos a 170 mil personas, al mismo tiempo destacaba que recibía de 30 a 40 virus diarios. Por su parte, Juan Vicente Gómez de la Red Bolivariana, afirmaba que la página recibe un promedio de 25 mil clic al mes (Gonzalo:2002).

Este escenario ha originado que investigadores de la comunicación venezolana como el sociólogo Tulio Hernández señalen que " lo que ha ocurrido en Venezuela es la conversión de Internet en un nuevo escenario de debate político". Por su parte, Elizabeth Safar, también investigadora del área, afirma que " Internet como arma política se acentuó luego del 11 de abril de 2002. El aumento no es verificable en términos de bytes, porque los proveedores nacionales de este servicio no miden el tráfico en la red, pero un indicador podría ser el hecho de que más de la mitad de los grupos o listas que debaten sobre las crisis política nacional en Yahoo y Hootmail fueron creados después de esa fecha" (Gonzalo: 2000).

Sin embargo, más allá de estos datos, está lo que a mi modo de ver resulta más interesante y que coincide con Tulio Hernández: la aparición por demás espontánea de " personas o grupos de ciudadanos, que ni siquiera pertenecen a un partido" y su conversión en ciberactivistas "prestadores de un servicio" generando redes de información para comunicar no solamente sus ideas y opiniones, sino para operar como seleccionadores y clasificadores de documentos que ellos creen pueden reforzar sus posiciones".

Y he aquí otra característica importante de estos ciberactivistas: ninguno de los esfuerzos en el campo del llamado "chavismo" viene de la esfera oficial o partidista de alguno de los grupos que apoyan al presidente, donde por cierto existe una orfandad significativa. Es más, muchos de ellos, que comenzaron como un esfuerzo individual, hoy lo intentan concretar en un esfuerzo organizativo grupal, pero a partir de la red.

Para entender este proceso, el opositor Jenaro García señala que "se puede trabajar bajo un concepto o matriz de opinión continuamente, y las matrices no necesitan para expandirse sino un limitado grupo de personas que son repetidores. El concepto de aleteo de la mariposa, descrito en la tercera Ley del Caos, funciona perfectamente en el ámbito de Internet. Enviamos email a 170 mil personas directamente, pero en el primer eco o aleteo, sabemos que cuando el mensaje gusto, este es reenviado y con ese eco llega a 300 mil y en el segundo a 500 mil" ( Gonzalo:2000).

La verdad no soy tan optimista como este ciberactivista, pienso al igual que Safar y Hernández que "la red no sirve para crear opiniones, sino para reforzar la que los medios y la actividad política en general, generan; para nutrirse parasitariamente de ideas, miedos y esperanzas que ya están en la calle y convertidas casi en acontecimientos. Si bien su impacto aun no es determinante, medido por el número de usuarios que tiene el país, donde si ha demostrado una gran efectividad es en la divulgación del rumor y ha dejado un espacio abierto para los laboratorios de guerrra sucia en ambos bandos" (El Nacional:2002).

Un ejemplo de ello es un comunicado que circuló en las llamadas redes bolivarianas en los meses de pre y postgolpe; el mismo "sugiere cosas como atrincherarse en las casas con la cocina full de enlatados" Sin embargo, y allí quizás reside su originalidad, este correo aconseja a quien lo lea "que la única alternativa es armarse hasta los dientes y echarle plomo al que se te pare enfrente". Veamos :

"Debes estar armado, insistimos en este punto, tu única defensa vas a ser TU, no vas a poder contar con nadie, las policías municipales serán neutralizadas, y los órganos militares desmantelados. NO HABRÁ SEGURIDAD CIUDADANA. Las recomendaciones son varias: Escopeta de 6 u 8 disparos, preferiblemente con perdigones metálicos, 3 o 4 en boca. Debes tener al menos unas 15 cajas por unidad residencial."

Para estos investigadores, estamos en presencia de una segunda ola en el uso de Internet y comparto esa visión. Efectivamente, la gente hoy selecciona con más cuidado los sitios, los grupos y por supuesto los correos.

Es interesante destacar que cada día más la gente interactúa con sus pares, cuando alguien va al territorio del opositor, y se manifiesta públicamente casi siempre terminan en un debate por demás estéril. Lo que la red ha hecho es potenciar las ideas de cada cual, darle una plataforma comunicativa, en algunos casos organizativas y fortalecer su cultura política.

Para Antonio Gómez Aguilar (2002) en las redes organizadas en torno a algo se da un intercambio de saberes que fluye a través de las relaciones sociales en la red. El poder reside en ese intercambio de información, en el flujo de datos " La red es entonces un nuevo espacio de comunicación que implica también un nuevo concepto de espacio y de tiempo, donde se está produciendo una nueva redistribución del poder" (Aguilar:2002).

Igual en la red también hay ataques, violencia. Los medios tradicionales también agreden a estos sitios, dedicándoles notas de prensa por demás descalificadoras, llamándolos " semilleros de odio", veamos esta muestra de un trabajo realizado por El Nacional el 8 de julio de 2002: "De las más actualizadas es www.rebelion.org. Una especie de receptáculo de artículos en la que puede encontrarse desde un lúcido análisis de la situación palestina con autoría del estadounidense Noam Chomsky, hasta una apología descarada al gobierno actual".

Nótese- acota un ciberactivista que envía el correo- la palabra peyorativa "receptáculo" y sin embargo, el reconocimiento de que los artículos de Chomsky son "lúcidos", pero la sugerencia de que el otro extremo de la lucidez (es decir, la estupidez, que viene veladamente indicada por el "hasta") sería "una apología descarada del gobierno actual".

Quehacer de algunas páginas y grupos de discusión

El diario " Tal cual" (2002) publicó una pequeña radiografía de nuevos espacios de discusión, divulgación y confrontación. Ellos señalaban que desde la oposición destacan La Red de Veedores, Queremos Elegir y la Asamblea de Ciudadanos, tienen presencia, Web profesionalmente diseñada y apoyada con sólidas plataformas. Queremos Elegir tiene un foro, tipo cartelera, en el que los usuarios asumen sobrenombres ("nicknames") como Fidel Castro y Hugo Chávez.

En cuanto a los sitios electrónicos que apoyan al gobierno destaca La Red Bolivariana, el cual compendia documentos, sobre todo artículos de opinión y boletines. Su diseño es sencillo y no tiene ninguna sofisticación tecnológica. Anti Escuálidos es, acaso, el mejor sitio del chavismo, bien estructurado y con buen soporte de hospedaje. Aporrea.org, también merece ser mencionada, por su trabajo constante, hoy en día es el mas visitado, de acuerdo a una medición hecha el 28 de junio con el programa Alexa, que lo ubicó en el sitio 10.533 del ranking mundial, medido en función de las visitas, por cierto, un porcentaje significativa de las mismas, provienen del Departamento de Estado. Las cifras que ellos registran son mayores: desde mayo de 2002 hasta octubre de 2003 han recibido 8.136.273 visitas, lo que significa 452.015 visitas al mes, que significa un promedio de 15.067 visitas diarias (Aporrea.org.ve).

Reflexiones finales

El tono de este trabajo es fundamentalmente vivencial, testimonial, por lo tanto solo busco mostrar una experiencia a partir de un hecho concreto en la Venezuela de hoy; el uso de la red como un nuevo espacio de quehacer político, estimulado sobre todo por el golpe estado del mes de abril y que privó durante 48 horas uno de los derechos más preciados hoy en la humanidad: el derecho a estar informado.

Los medios de comunicación han sido desde su irrupción en el espacio público, medios masivos trasmisores de la cultura política dominante. Internet no va a ser la excepción. Hoy en, día la red (más allá de la cantidad de usuarios existentes) se ha convertido en uno de los pivotes más dinámicos para tratar de influir en la opinión pública, pero no solo desde los espacios tradicionales sino también desde los alternativos, desde otras coordenadas del poder, haciendo una apropiación social de esta tecnología, dándole un uso con sentido. En Venezuela eso está ocurriendo y en gran parte de Latinoamérica también. De este aspecto, es lo que trata de dar cuenta este artículo.

Tal como lo afirma la doctora Belén Amadeo (2002) en su trabajo Comunicación, Democracia e Internet, la red "ofrece una nueva cultura política: un nuevo modo de actividad cívica, un nuevo modo de participación (...) centrada más en el mensaje que en el individuo que la genera".

Finalmente, quisiera acotar que toda esta información política podrá servir para formar un mejor una mejor cultura política en el país, si la misma se convierte en conocimiento político en mano de los usuarios, que la internalicen, que la digieran, que la sumen a su acervo. De no ser así, será un simple ejercicio más destinado al desahogo que a otra función. El uso intensivo de este medio y la apropiación social del mismo, nos hacen sentirnos optimistas. Las redes llegaron para quedarse.

* (Documento en permanente proceso de reflexión)

Morelis Gonzalo Vega (mgonzalo@cantv.net)

Maracaibo, octubre de 2003

Bibliografía:

Amadeo, Belén (2002) Comunicación, Democracia e Internet. Revista epolíticos.

Disponible en http://www.epoliticos.com.ar Cebrián, Juan L. (1998) La red. Grupo Santillana.

Datanálisis; Cámara Venezolana de Comercio Electrónico -Cavecom-e- .(2003) Estudio "Indicadores de penetración y uso de Internet en Venezuela". Documento en línea. Disponible en www.datanalisis.com.

Hopehayn, Martín (2002) Nuevas Formas de ser ciudadanos. RELEA Revista latinoamericana de Estudios Avanzado Caracas.

García Canclini, Néstor (1995) Consumidores y Ciudadanos. Conflictos multiculturales de la globalización. Editorial Grijalbo. México.

Gonzalo, Morelis (2002) Ciberpolítica en acción: Venezuela también libra una batalla en la web.
Disponible en http://listserv.rediris.es/archives/gsi.html

Gómez, Antonio (2002) La noosfera y el poder de la información en las comunidades en red. Revista Razón y Palabra # 27. México.
Disponible en WWW.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/actual/agomez.htlm Lanz, Rigoberto (2000) Pensar la ciudadanía después del fin de la política. RELEA Revista latinoamericana de Estudios Avanzado. Caracas.

Rodríguez, Israel (2002) El efecto de las TIC en la organización de la acción colectiva; la virtualización de los movimientos sociales. Universidad Autónoma de Barcelona.
Disponible en http://listserv.rediris.es/archives/gsi.html

Strokovsky, Sandra (2000) La Democracia en la era digital. Razón y palabra # 17. México.
Disponible en WWW.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/actual/agomez.htlm

Touraine, Alain (1994) ¿Qué es la Democracia? Fondo de Cultura Económica


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7561 veces.



Morelis Gonzalo Vega/Alai/Rebelión


Visite el perfil de Morelis Gonzalo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5557.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO