Elogio al fracaso

Ocurre que ahora Emeterio Gómez está entrando en razón. Después de leer una entrevista en El Universal a Julio Borges, Emeterio –por qué tan serio- decide escribirle Cinco Notas a Julio Borges(1), para contestarle, porque le preocupó mucho ese lenguaje de “igualdad ante la ley” que pregona Julito.
Y dice Gómez, Emeterio en ese artículo que: Fracasamos en Bolivia, Julio. Fracasamos los partidarios de la democracia y de la modernización de la economía; es increíble, pero lo logramos. En 1985 abatimos, en ese país, una inflación galopante... pero en 18 años no fuimos capaces de hacer nada para enfrentar ni la impresionante pobreza boliviana, ni la corrupción de sus élites dirigentes.

El propio presidente depuesto, Sánchez de Lozada, dirigió aquel exitoso ¿Programa de Ajuste? ¡Nosotros! intentamos en el Altiplano una apertura de la economía, nos dieron tiempo para que ensayáramos nuestro modelito, Julio... y fracasamos.

Fracasamos también al parecer en Colombia, a pesar de los esfuerzos de Uribe; y en Argentina a pesar de la Caja de Conversión, que tampoco supimos aprovechar. Y estamos fracasando en Perú con Toledo. Qué paradoja tan indescifrable, Julio: en Bolivia y en Colombia nos la jugamos con dos oligarcas; en Argentina con Menem, un socialdemócrata bonchón; en Venezuela con el Puntofijismo y en Perú con un indígena. Siempre con el mismo resultado: el fracaso.

Hay que destacar que ya es un logro de Emeterio decir que “fracasamos”. Eso es muy importante.

Lo que sucede es que lo está diciendo tarde. Había que decirlo hace mucho tiempo. Y decirlo ahora pareciera que no tiene mucho sentido. Fíjense por ejemplo, el presidente Chávez ante el 4 de febrero, decidió asumir su derrota y dijo que “fracasamos por ahora”, y en un país donde nadie era capaz de asumir ninguna responsabilidad, sino la de llevarse hasta el tobo de la basura, asumir un fracaso era asumir la dignidad, “está bien, lo hice yo, pero aquí seguiré”.
Ahora llega Emeterio y ve con mucha claridad lo que en otro momento estuvo oscurísimo. Tan oscuro, que es ahora cuando Emeterio logra encender un fósforo y ver que “en 18 años ni fuimos capaces de hacer nada...para enfrentar la pobreza...”

Era hora de que un hombre que también abrazó la filosofía como profesión, asumiera que siempre ha estado apoyando el fracaso sin darse cuenta, o peor, se da cuenta, pero cuando ya es demasiado tarde


(1) Artículo publicado el lunes 3-11-2003 en aporrea.org.

Robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4035 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas