Interpretaciones golpistas

Las Grabaciones ¿Un delito?

Se han venido cuestionando las grabaciones que se han presentado ante la opinión pública. Se asume que es un delito presentar evidencias grabadas por que así lo expresa la constitución; incluso, apareció Blanca Rosa Mármol de León, por supuesto en Globovisión, defendiendo la tesis del delito y la inconstitucionalidad de estas denuncias. Resulta que esa constitución que tanto combatieron y que se negaron a que fuera refrendada por el pueblo, les sirve hoy a golpistas, asesinos, fascistas y vagabundos de cuello blanco, para que no se desnude la conspiración en contra de un gobierno legítimo que atenta contra sus intereses… ¡Que vaina! ¿No?...

Aló Ciudadano, ese burdel que pretende ser un programa de opinión y no pasa de ser un antro del fascismo más recalcitrante, este pasado domingo tomó como bandera el derecho a la “confidencialidad” en las llamadas telefónicas y el “delito” que se estaría cometiendo al presentarlas para la consideración de los venezolanos. Leopoldo Castillo, un sapo de la internacional socialcristiana, quien estuvo relacionado a la masacre de curas en El Salvador y quien todavía mantiene nexos con la Central de Inteligencia Norteamericana, se dio el tupé de hablar de “delito” cuando dos delincuentes, como Carlos Ortega y Manuel Cova, asumen sin rubor alguno que no importan diez o quince años de dictadura si el objetivo es sacar a Chávez del poder…

Tanto Blanca Rosa Mármol de León como Leopoldo Castillo, no hablan de esa justicia práctica que exige el pueblo y que está por encima de una constitución que hoy los protege. El pueblo no puede ignorar u olvidar que existe una grabación, el contenido de una conversación, que evidencia toda la porquería de un sector que busca vulnerar a esa misma constitución que los defiende. A la magistrado de la Corte Suprema de Justicia yo, como pueblo, le preguntaría ¿Dónde está esa justicia que ella representa y por que asume una posición de defensora de unos delincuentes que a espaldas de ese pueblo al que se debe, conspiran y programan la masacre de millones de personas, incluso a expensas de una dictadura que erradique los cambios alcanzados hasta ahora? Blanca Rosa Mármol de León se erige como ilustrada jueza de una justicia macabra que acepta la posibilidad de un golpe cruento, utilizando un instrumento constitucional que suicide su carácter originario ¿Por qué no se pronuncia y nos muestra su opinión respecto a la conversación grabada y su marcada intención golpista?

Recuerdo hoy, como en base a ese mismo instrumento constitucional, un General Poglioli pudo evadir en las investigaciones que llevó a cabo la Asamblea Nacional, su inclinación asesina cuando acababa de ser nombrado Director General de la DISIP por la dictadura breve de Carmona y sin ningún remilgo dijo que mandaría a violar a la esposa del embajador de Cuba; amén de haber revelado que sabía desde hacía más de un año que se estaba fraguando un golpe de estado. Ninguno de esos elementos “ilegales” fueron tomados en cuenta por la Jueza Blanca Rosa Mármol de León, cuando dio su visto bueno y fue una de los que se pronunciaron en el Tribunal Supremo de Justicia a favor de un “Vacío de Poder”; un ridículo supremo de un tribunal que cree hacer justicia. Con este tipo de interpretación de la constitución, podrían grabar a un asesino ejecutando a otra persona y que él se escude por que la “constitución defiende sus derechos” ¿Qué mierda es esa?

Leopoldo Castillo, un simple asesino mercenario asalariado de la CIA y hoy un vomitivo portavoz del medio de comunicación más canalla de la televisión venezolana, esgrime para ese público reducido de disociados psicóticos, el presunto “delito” que se estaría cometiendo en contra de esos dos angelitos, Carlitos y Manolito. Si el asco se viste de arrechera, pues Leopoldo es un ser que solo puede producir asco en el pueblo venezolano. Un sujeto que ha estado percibiendo salarios manchados de sangre para mentirle a ese minúsculo sector de Rambos frustrados, no puede seguir actuando impunemente y manipulando la información de esa manera.

Solo espero con fe el día, en que estos personajes tengan que rendirle cuentas a la justicia por encubridores del asesinato de un pueblo. Ya no se trata de crear tribus judiciales ó de manipular información para que un sistema oprobioso se mantenga en el poder; se trata de un encubrimiento criminal bajo la sombra de instrumentos constitucionales. Esa vaina es peor que asistir a una mesa de cabrones para esquilmar a un país. Esa vaina es ser asesinos de un pueblo.

Por eso es tan importante la movilización popular en contra de la impunidad. Por eso es tan importante demostrarles que son la mancha de un país que tiene esperanza. Por eso es tan importante desenmascararlos ante todos y que dejen de joder tanto a la nación.

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4648 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas