Bandeja paisa

(La bandeja paisa es un plato típico del Departamento de Antioquia, de donde es nativo Álvaro Uribe, presidente de Colombia. Un plato muy sabroso, condimentado y fuerte. Suficiente para hartar al más goloso).

I
Sobre Uribe corren muchas historias. O mejor, sobre la saga Uribe. Sobre el padre del actual mandatario, terrateniente asesinado por las Farc, primos y otros parientes próximos y lejanos. Bastantes libros de han escrito sobre Uribe: biografías autorizadas y no autorizadas, ensayos, artículos, historias e historietas. Semblanzas que van desde la sentimental de Virginia Vallejo, amante de Pablo Escobar, que revela la admiración que éste sentía por Uribe, hasta uno reciente titulado "Los Confidentes de Pablo Escobar", del periodista Gonzalo Guillén, donde se relatan algunas travesuras del personaje, con foto y demás donde aparece sonriente junto a varios capos del narcotráfico.


II
Quien visite Medellín y recorra sus plazas y calles, limpias y ordenadas, con esculturas de Botero por todas partes, recoge muchas confidencias sobre los carteles de la droga y los paramilitares. En todas ellas, así como en la literatura en torno al uribismo, siempre destaca el actual mandatario colombiano. Todos coinciden en reconocerle su audacia, astucia, capacidad de trabajo y, también, su falta de escrúpulos. Todos están de acuerdo en que su carrera política, la manera como escaló posiciones y le sacó el jugo al tema de la violencia -siendo él uno de los protagonistas del fenómeno- y como utilizó el tema de la droga -estando ligado al flagelo- constituye un prodigio de habilidad. De discreto funcionario del servicio de aeronáutica de Antioquia, cargo desde el cual autorizó licencias a los pilotos del narcotráfico, pasó a gobernador del Departamento. En un diálogo delicioso que aparece en el libro de Vallejo está, por ejemplo, la clave de su senaduría: "Te vi con los muchachos de Pablo Escobar y conversando con Álvaro Uribe Vélez. ¡Sin él Pablo no sería archimillonario; y sin Pablo, Alvarito no sería senador.

Uribe es primo de los Ochoa y pariente lejano de Escobar, ¿acaso no lo sabías? ¿Pero en qué mundo vives, Virginia? ¡Si aquí en Medellín todo eso es historia patria!".


III
Uribe es hoy el hombre del poder en Colombia. Del poder bicéfalo: el que brota del vientre podrido de la droga, paras, oligarcas, latifundistas, militares, y del poder de Bush, belicista e integrista, que no reconoce fronteras geográficas (invade), ideológicas (neoliberal salvaje), éticas (negocios turbios y tortura). Él, Uribe, es el articulador de esos dos factores, el externo y el interno. Pero ese poder desbordado, nacional y transnacional, tiene límites.

La guerra preventiva tiene un límite, como lo acaba de demostrar el repudio al ataque militar a Ecuador. La guerra contra el terrorismo, usada como excusa para agredir, tiene un límite: la verdad. Con la aventura en Ecuador, condenada en la OEA y en la reunión del Grupo de Río de Dominicana, Uribe sufrió un duro revés, que nada tiene que ver con que las Farc están derrotadas o no. La derrota de Uribe proviene de lo que hasta ahora le sirvió para triunfar: los excesos de un poder absolutamente inmoral, representativo de lo peor que hay en la sociedad colombiana y en el mundo. Pero el tiro, ahora, le salió por la culata a Uribe. Al asumir la autoría de la salvajada cometida en Ecuador; al jactarse con inaudita soberbia de la violación del derecho internacional y al aceptar que ordenó la masacre de 23 personas, se colocó al margen de la ley y desafió elementales principios de convivencia. Está confeso de violar la ley internacional y de crímenes de lesa humanidad.

Mientras sea presidente tendrá inmunidad, ¿pero qué le ocurrirá después? La vía jurisdiccional de la Corte Penal Internacional que él invocó para acusar a Chávez, ahora está abierta para él. Los delitos en que incurrió no prescriben y la universalización de la justicia en materia de derechos humanos lo sienta en el banquillo.


IV
Lo que planteo no es mera especulación. Tiene suficiente fundamento jurídico y moral. En una información poco difundida por los medios venezolanos, los familiares de las víctimas mexicanas del ataque colombiano al campamento de las Farc en Ecuador, anuncian que "iniciarán una demanda internacional contra Colombia", aduciendo que en la acción bélica planificada murieron civiles que se hallaban en el sitio por razones de estudio. Entre los mexicanos fallecidos figura el estudiante de filosofía Juan González, y otros cuatro, así como la estudiante de arte dramático Lucía Andrea Morett, quien resultó herida.

"Hay actos de lesa humanidad que deben ser sancionados y castigados conforme al derecho internacional", declaró Jorge Morett, padre de la estudiante.


V
A manera de reflexión: si los represores en Argentina, Chile, Brasil, Guatemala, décadas después de los delitos cometidos, son detenidos y procesados en sus respectivos países y en el exterior, tanto en España como Francia, Italia, ¿qué diferencia hay con lo que autorizó Uribe y consumaron sus militares? ¿Acaso no es terrorismo de Estado? ¿No es masacre de seres humanos? Hoy la justicia no distingue en materia de responsabilidad entre quienes dan las órdenes y quienes las ejecutan. Tampoco si las víctimas son o no subversivos. Tarde o temprano, Uribe conocerá este rostro de la justicia.


LABERINTO

Escena en la cumbre
de Dominicana: Chávez y Uribe frente a frente. El colombiano apunta con el dedo al venezolano, diciéndole algo inaudible. Un testigo dice que Uribe le reclamó: "¡Te he llamado como 200 veces sin éxito!". A lo que Chávez respondió: "Te llamaré de Caracas". La llamada se produjo el pasado jueves 13.

Dos horas de conversación, con reproches y reconocimientos mutuos.

Resultado: relaciones plenas.

Fue la respuesta de Chávez al ataque de Bush. Dejó a éste por fuera, como la guayabera.

Si París bien vale una misa, golpear a Bush bien vale recomponer la relación con Uribe. ¿Colorín colorado...?

Bush vetó la ley
prohibiendo la tortura. Después se jacta de defender los derechos humanos. ¡Cínico!...

Debate en Colombia
sobre el pago al delator que dio muerte a Iván Ríos, un jefe de las Farc. El columnista de Semana , Antonio Caballero: "Las autoridades han conseguido corromper a los colombianos hasta los tuétanos al convencerlos de que todo se paga, todo se vende". Y Luis Noé Ochoa pregunta en El Tiempo : "¿Vale la pena cambiar impunidad por delación?


Nuevos pecados
decretados por el Papa: consumir drogas, dañar el ambiente, hacer experimentos genéticos dudosos, acumular riqueza. Y pensar que a Chávez lo criticaron por decir que ser rico es malo; ahora Benedicto XVI condena a los ricos por pecadores...

El Gobierno
tiene suficiente apoyo popular y el país goza de estabilidad. Lo cual permite aperturas en el marco de la Constitución hacia aquellos que la respeten y actúen democráticamente. Insisto: hay interlocutores respetables...

Lula le recomendó a Rice
no cometer el error de meter a Venezuela en la lista de "países terroristas". Toda América Latina y el Caribe lo rechazaría. Igual que el resto del mundo.

jvrangelv@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4643 veces.



José Vicente Rangel

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a53707.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO