Si tuviera el poder…

Que orgullo, que bien se siente saber, que pertenecemos al contingente de quienes creemos fervientemente, en este proceso de cambios, en esta revolución bonita, estar enamorados, cada día mas de ella y comprobar con cada victoria, que estamos del lado de la verdad.

Ante la victoria, en la XXV Reunión de Cancilleres de la OEA, donde el imperio hizo lo imposible por empastelar la resolución, Latinoamérica salio airosa, demostrándonos, que unidos, podíamos lograr acorralar a USA y dejar sentado el precedente, que bajo ninguna circunstancia, se puede aceptar que un estado irrumpa en otro, sin que sea repudiado y condenado.

En cuanto a el triunfo de Venezuela ante la Exxon Mobill, no le resultó a la transnacional mas poderosa del mundo, valerse de mentiras y triquiñuelas en su afán de

dañar nuestra principal empresa y con ello a nuestro país y su Gobierno.

Como quisiera poder escuchar ahora a quienes denigraron, de la capacidad tanto de nuestro Presidente, de las autoridades de PDVSA, a los que deliraban de jubilo ante las cámaras de televisión, sin el menor escrúpulo, a la hora de ponerse del lado de la transnacional y en contra de su propio país, con tal de salir del ogro Chávez.

Pero sobre todo, como me gustaría, que estos hechos históricos y tan contundentes, por lo menos llevara a una parte de los opositores, a los menos disociados, a plantearse alguna vez en su vida, la posibilidad de que han sido engañados, de que han sido conducidos por un camino de odio que no los ha dejado ver la realidad, que como mínimo se dedicaran a ver, a escuchar, a documentarse de otras fuentes que no sean en las que siempre han creído. Que recordaran cada uno de los discursos, de sus pseudos líderes, donde les decían que este gobierno había llevado a la industria petrolera a la quiebra, que no sabría defenderse, que dejaran, aunque sea por un instante, de ver mejor, a todo lo que no sea venezolano, que se detuvieran a pensar si no han estado viviendo en una total contradicción, donde por un lado no salen de una iglesia y por otro viven añorando poseer todos los lujos inimaginables, que les vende la televisión, donde viven buscando la manera de comprar dólares y dólares como una obsesión, pero a la vez gritan a los cuatro vientos que este gobierno los ha llevado a la pobreza.

Donde sus viviendas las tienen convertidas en despensas, atapuzadas de comida, productos de limpieza, papel higiénico, medicamentos, hasta repuestos de vehículos, pero no dejan de repetir, que están pasando hambre.

Que dejaran de esperar al funcionario del gobierno que va llegar a quitarles sus propiedades, no les basta haber esperado mas de nueve años? No creen que ya es como hora de empezar a vivir tranquilos? Sin tantos temores infundados que se caen por si solos?

Como me alegraría, que ellos sintieran este orgullo por todo lo que sea venezolanidad, por todo lo autóctono, que prefirieran en algunas de sus vacaciones recorrer su país, ver sus paisajes, conocer a su gente, sus costumbres, su música, su gastronomía y hasta sus problemas, antes de recorrer el mundo, siempre con la idea, de que todo lo foráneo es mejor.

Como me gustaría, que no se conformaran, en ver de cada país, solo las mieles que les ofrecen los catálogos de turismo o su misma presencia, solo por los lugares que les muestran en un tour y se convencieran, de que así como cada país tiene sus bellezas también hay males, en todo el planeta que hemos heredado de un sistema salvaje, impuesto por los mismos, que ellos tanto han admirado.

Como me gustaría tener el poder de la palabra, para hacerles entender, que solo intentamos construir, otro mundo, que si es posible.

Patria, Socialismo o Muerte... Seguiremos venciendo


darellaosio@hotmail.com

darellaosio@blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3110 veces.



Darella Osìo K.


Visite el perfil de Darella Osío para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: