Elemental Watson, el asesino se asfixiaba

Sin embargo el haber hecho el ridículo ante el mundo sirvió de parrilla para conocer su formato de estrategia que maduraba cual vino resultándole a la vista vinagre de clavos. El hecho que al principio no era una sino tres o cuatro computadoras las testimoniales ¿será que las FARC pretendían montar un café-cyber-amazónico?, para luego optar por una sola, señala que por muy estúpida que sea la hipótesis goebeliana, la mediática a través de los robots caracoleros, radiocadeneros, de sus Happy Barbies, trasmitían más obedientes sus pautas que estaban ciegos antes que certeros, de que las razones obvias del ridículo que harían NO las veían, solo ven lo que quieren y el mundo debe hacer también lo propio, por lo tanto dejaron al presidentico solo ante la risa contenida de un mundo más allá de los mandatarios y observadores presentes.

El ruborizado cachaco con los lentes empañados, agradeció infinitamente en su interior, la intervención del Presidente dominicano por salvarlo del chapoteo que lo ahogaba en su piscinita de papeles. El ruego de Chávez no podía tener otra lectura sino ésta: Uribe, ¿no puedes dejar ya de hacer el ridículo, o crees que estás ante la mediática de tu país?

Está claro que es una estrategia la de desoír al contrario, puesto que el plan va a ser reiterativo su continuación, y ahora se irá por otras aristas si esta no triunfó. Sin embargo, algo quedó sellado para los invasores que "no ven territorios sino personas", es que su interés primordial puede ser vapuleado por un flash de integración, vacunado con este precedente. Y lo otro, que los paridos por el sobaco son ellos con Barbies incluidas, puesto que cada país tiene sus propios condicionados con el imperio, sobre todo Colombia, pero que hay un salvavidas de unidad latinoamericana que funcionó por que seas de izquierda, derecha o de más derecha, el puñal al cuello del imperio, va contra el pueblo (o votantes) y de los voceros-presidentes, y que de paso la opinión mediática, no pertenece a ninguna fuerza partidista, sino que es una herramienta lacaya, ella moldea partidos, es parte del empresariado que no será vocero de o para los pueblos, sino que los pueblos son un piso consumista y maleable de y para los intereses de sus dueños.

Ahora, si un gobierno profesa la opinión y voluntad de los pueblos como acción fundamental, lógicamente su radio tampoco es de territorio, porque la adhesión es automática más allá de sus fronteras. Es por ello que los gobernantes en Dominicana no solo fueron lectores, sino piezas dentro del túnel que vuelan aceleradas en un proceso que busca reposar su timón en lo humano, de ahí que la visión de imperialismo no es una nación aunque parta de ella, sino el poder empresarial transnacional contra le poder de unión de los seres humanos y en ambas posturas, la territorialidad es ficticia aunque se parta de ella, por lo que la propuesta del Presidente Correa (Organización de Estados Latinoamericanos), es, para mí, la aguja dorada en el pajar, hallada milagrosamente tras la intervención del Presidente Chávez.

Al culminar Lenin la obra que dejó inconclusa Marx (sobre el Imperialismo), de que las empresas al hacerse de un crecimiento dentro de una geografía determinada, buscarían espacios extraterritoriales para su expansión y en aprovechamiento de sus ventajas podrían someter naciones enteras con el fin de defender sus intereses por lo que cada empresa se hace imperio, de ahí el término, en estos tiempos los tales imperios económicos han logrado tal sitial, y más luego de la caída del bloque oriental, que lo humano visto desde el lado mercancía, sostén de esos imperios, molesta en la percepción triunfalista que ha obtenido de la guerra fría. No fue lo humano quien "triunfó".

Pues bien, sucede que al capital nunca se le habían delatado las garras o mejor, nunca lo humano-natural había visto su riesgo de exterminio sino ahora que los imperios –el capital tas su poder mediático-, se les delata sus anti valores para hacerse del globo terráqueo. En su ahogamiento, al chip recalentado del Presidente Uribe, se le escapó la fórmula de que ellos no ven territorios sino personas, en realidad, ni siquiera esto, somos objetos-mercancía, con valor si estamos a su lado; lo que sea como ellos es el mundo, el resto, es enemigo y ni siquiera debe ser oído, sino buscado y exterminado (terroristas). Por ello no termina ahí un juego ¿o guerra?, apenas comienza. Claro, es un contrincante que da muestras de su recalentamiento enfermizo; las maniquíes solo son eso, vedettes de vidrieras y la mediática opositora venezolana por cierto, tiene unas "beldades" muy particulares, pero no son venezolanas, aunque no se asemejen a las caracoleras o radio cadeneras, son megáfonos igual que aquellas, que no tienen criterio propio, sino chips que ni una Misión Róbinson para que aprendan a leer encuestas les oxigenaría la asfixia que cargan, a esos no les entra latino barómetros, estadísticas sobre la mejoría contra la violencia, y menos aún si creer en una nueva ley policial. Lo dicho va por el ejemplo que sucedió el sábado donde una de las maniquíes de chips fundidos se fue a la morgue de Bello Monte creyendo que aún estaban en el año 97 ó 2000. Creo que hay que atenderlas antes de que entren en Parkinson (qué raro que no estaban Granier o Ravel), la solidaridad es una categoría no apta para la robótica.

Lo humano está en movimiento, la sinceridad es el gobierno de la verdad. Es necesario y urgente pautas que irradien la acción no disfrazada porque es un mundo latinoamericano que observa: cohesión más que unión, una constituyente en Ecuador, tratarán de vapulearla, unos chips que quieren hablar por regiones autónomas en Bolivia, un poder disperso en el Brasil que se lo comen las marabuntas, esos pueblos son ojos-naciones que si ven la cohesión de un PSUV sólido, el milagro sigue su marcha iniciada en Santo Domingo. Recordar, no es oposición sino robótica pura con megáfonos que no oye, le asquea hacerlo, no esperemos humanidad de quien es Exxon así se denomine Globovisión, Cocacola o Partido Un Nuevo Tiempo. Es hora de un nuevo huso horario, pues lo autómata que ha absorbido lo humano de la otra orilla no sabe nada de ello: amor, comprensión, compasión, solidaridad, justicia, son términos de perdedores según ellos (en el Norte acaban de darle legalidad a la tortura, el non plus ultra de la máquina-mercancía sobre lo humano). La pelea es ideología de cohesión SEMBRADA contra zombis.

arnulfopoyer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2626 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor