La "oposición" en su Laberinto

Siguiendo el curso de los más recientes acontecimientos políticos en el país, específicamente lo referido a las actuaciones inconstitucionales y violentas de sectores de la "oposición", se hace necesario aclarar nuevamente cuál es el perfil y cuáles los métodos de acción de esa "oposición" para alcanzar el logro de sus objetivos y resguardar sus intereses inconfesados.

La colocación de bombas en instalaciones militares y civiles gubernamentales, aunada a la campaña mediática contraria al Consejo Nacional Electoral (CNE) y demás instituciones del Poder Público, indican claramente la escogencia del camino incierto de la profundización de las acciones orientadas a la desestabilización del país. Una vez logrado el clima de tensión e inestabilidad adecuado a sus intereses, esa "oposición" buscará sostener mediáticamente el discurso sobre la "ingobernabilidad de Venezuela" ante la comunidad internacional y justificar una intervención extranjera para "restablecer el orden democrático".

¿En qué situación se encuentra actualmente esa "oposición"?

En lo político: atraviesa por un creciente debilitamiento de su capacidad de convocatoria; descrédito y deslegitimación; ausencia de una cultura democrática; desgaste de su base de apoyo social y débil presencia organizativa en los sectores populares del campo y la ciudad; descoordinación y disputas internas; ausencia de control sobre las instituciones (Fuerza Armada Nacional, Petróleos de Venezuela SA, Asamblea Nacional, Defensoría del Pueblo, Fiscalía General de la República, Consejo Nacional Electoral); ausencia de un marco jurídico favorable a sus intereses particulares -al oponerse a la actual Constitución y a las Leyes Habilitantes y negarse a la aprobación de nuevas leyes para regir a los medios masivos, al Tribunal Supremo de Justicia y al comportamiento ético de las y los jueces-; ausencia de programas, propuestas, liderazgos y criterios unificados.

En lo económico: debilitamiento de su capacidad para presionar al Gobierno con decisiones de sus entes económicos privados (están impedidos de seguir propiciando la fuga masiva de capitales por la implementación del control cambiario; afrontan la fragmentación del gremio empresarial Fedecámaras, tras el fracaso del "paro cívico" insurreccional; pierden espacios por el surgimiento de nuevas organizaciones empresariales; no pueden impedir la reactivación económica del país; no pueden impedir las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional, tales como el aumento del salario mínimo y el bono a las y los empleados públicos, compras del Estado, flujo de inversiones extranjeras, crecimiento de reservas internacionales, disminución del desempleo, programa tributario "evasión cero", registro de exportadores, entre otras iniciativas en marcha); la reactivación de la agricultura y la creación de un sistema público de distribución de alimentos y de cooperativas de transporte y suministro de combustibles les impide viabilizar un nuevo intento de desabastecimiento masivo; inviabilidad política y social de huelgas y paros injustificados y/o ilegales.

En lo internacional: descrédito ante los movimientos sociales y organizaciones cívicas con sentido crítico; aunque reciben un fuerte apoyo internacional por parte de grupos políticos y económicos con intereses imperialistas y/o sumisos a tales intereses, aunado ello al apoyo de algunas organizaciones privadas internacionales (empresariales y sindicales), dicho apoyo está limitado por los principios, valores y leyes que rigen a la comunidad internacional y por la solidaridad entre los pueblos; el fuerte apoyo mediático nacional e internacional está limitado sin embargo a las grandes corporaciones, que actualmente atraviesan por una crisis de credibilidad y de legitimidad por sus actuaciones ante la invasión a Irak y debido a escándalos como los de los diarios The New York Times, de Estados Unidos y El Espectador, de Colombia.

¿Qué le queda a esos sectores de la "oposición"?

Visto que las opciones del golpismo han sido derrotadas reiteradamente por las actuaciones constitucionales del Gobierno Nacional y por la afirmación y resistencia democrática del pueblo, se han debilitado sus posiciones en lo militar, en lo petrolero, en lo social, en lo económico, en lo institucional, en lo político y en lo electoral, quedándoles sólo un residual y menguante "poder" mediático, además del apoyo financiero y político de sus aliados-tutores internacionales.

Esa "oposición" se siente acorralada por los parámetros constitucionales y legales y por los consistentes avances de las fuerzas políticas y sociales bolivarianas, aunado ello a la creciente pérdida de seguidores(as).

Ante esos reiterados fracasos, ¿Qué están intentando hacer esos sectores de la "oposición"?

La tendencia al debilitamiento empuja a los grupos más extremistas de la "oposición" a la oprobiosa práctica del terrorismo, aunado a la promoción del intervensionismo extranjero -precisamente propiciado por la violencia terrorista y el deslave institucional que pretenden instaurar en el país-.

Seguirán apuntando al debilitamiento y al deslave institucional mediante campañas mediáticas y propiciando injustificadamente una intervención internacional. Sin embargo, la creciente fortaleza del Gobierno Nacional y de las fuerzas políticas y sociales que le respaldan constituyen obstáculos insalvables para que esa "oposición" alcance sus objetivos. Veamos:

En lo institucional:

* El Ejecutivo Nacional ejecuta planes y programas sociales exitosos y legitimados.
* Las Instituciones han estado funcionando, aunque con dificultades superables.
* La FAN ha demostrado su apego a la Constitución, a la institucionalidad democrática y a la defensa de la soberanía de la República.
* Ha sido nombrado el CNE y este organismo avanza en su consolidación institucional, cumpliendo con su deber de aprobar las normativas electorales.
* Los organismos de seguridad del Estado han alcanzado algunos resultados importantes respecto a la comisión de delitos de terrorismo (asesinatos selectivos, colocación de bombas) que implican a grupos de esa desesperada "oposición".

En lo internacional:

* Actualmente las Naciones Unidas y algunos de sus organismos atraviesan por una severa crisis de legitimidad, determinada en gran parte por el mal manejo de los conflictos internacionales y su inoperancia en la defensa de los derechos humanos, lo cual es el resultado inequívoco de la profunda inequidad imperante en la toma de decisiones en ese ente.

* Las grandes corporaciones de la información atraviesan igualmente por crisis de legitimidad, debido a la práctica de secuestrar la información a las mayorías y de practicar la autocensura, entre otros vicios.

* El fracaso en el intento de normalizar la situación en Irak; las crecientes y fundadas dudas sobre la veracidad de los argumentos que pretendieron justificar la invasión a aquél país; la inconsistencia e ilegalidad de la tesis de la "guerra preventiva" -ya cuestionada en Estados Unidos-; la oposición que han recibido las presiones indebidas ejercidas sobre algunos Estados para lograr la inmunidad de funcionarios civiles y militares estadounidenses en tribunales internacionales y la decisión de los Estados suramericanos de anteponer la disposición a contribuir con la paz sobre el incremento de la escalada militarista del Plan Colombia.

* Las relaciones económicas entre Venezuela y los Estados Unidos de (Norte) América se manejan a un alto nivel de complementación e intercambio, demostrando una fluidez beneficiosa para ambos países. En ese país, existen posturas institucionales sensatas -tanto en sus instancias estatales como sociales- que lejos de atentar contra las buenas relaciones, procuran mantenerlas y mejorarlas.

Estos hechos indican que los esfuerzos de esos sectores de la "oposición" venezolana en propiciar una intervención internacional directa sobre el país -más allá de su inconstitucionalidad- carecen de todo fundamento ético, político y legal.

Sólo recurriendo a más violaciones al Estado de Derecho y de Justicia, al terror, a la mentira y a la conspiración, apoyados por los sectores más recalcitrantes del fascismo internacional, puede esa "oposición" alcanzar parcialmente algunos de sus objetivos; sin embargo, quizás sea preciso que el pueblo venezolano les aleccione nuevamente si intentan retrotraer al país al oscurantismo de una dictadura protectora de intereses oligárquicos e imperiales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Análisis de Prensa / gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO