Reporteros con fronteras o EEUU cocina una intervención a Venezuela

Una “periodista” estadounidense, de nombre Linda Robinson ha escrito para la revista U.S Noticias un trabajo, “Terror cerca de casa”, cuyo propósito, no oculto, es del contribuir a crear una imagen internacional negativa para Venezuela al vincularla con terrorismo internacional. Intento similar al realizado en meses posteriores a septiembre 2001 y que devino en el paro del 10 de diciembre, en los pronunciamiento militares de enero y en el golpe de estado de abril de 2002, celebrado por el embajador Shapiro y funcionarios de su país, que de acuerdo a serias investigaciones tenía barcos de guerra acechando las costas venezolanas. Una campaña similar hicieron para relacionar al expresidente Manuel Noriega de Panamá (antiguo agente y aliado de EEUU) con el narcotráfico, una vez que aquel perdió el apoyo norteamericano. Después vino la sangrienta invasión de los marines en diciembre de 1989 que acabó con la vida de más de 2000 civiles. Noriega fue derrocado y llevado a EEUU para ser juzgado. Estados Unidos actuó como dueño del destino de Panamá.

El absurdo escrito de Robinson se publica luego que el Presidente Chávez solicitará una explicación al gobierno de Bush de las prácticas paramilitares que realizan venezolanos antinacionalistas en Miami. Chávez citó una publicación de Florida en la cual se mostraban fotos de esos “venegringianos” uniformados con declaraciones sobre sus intenciones de eliminar al mandatario venezolano. En una alocución anterior, el Presidente venezolano reclamó a la administración Bush la presencia en territorio estadounidense de participantes del golpe de estado de abril 2002 y del paro golpista de diciembre-enero. Como se recordará en esos meses los oposicionistas venezolanos radicados en Miami, con vínculos muy cercanos a la fracasada contra anticubana (llevan 45 años enriqueciéndose y apoderándose de Florida con la bandera de que están a un paso de derrocar a la revolución cubana –bobos los gringos que se lo creen y le dan millones de dólares con los ojos cerrados), recibieron a personajes como Carlos Ortega, que en acto público llamó a asesinar a Chávez.

El artículo de U S News, basado en chimes anónimos, no hace más que repetir mentiras como las presentadas por las cuestionadas periodistas venezolanas Pacheco (botada de su periodicucho, quien perdió un juicio por difamación e injuria y está siendo demandada por causas similares) y Poleo (candidata a jefe de la Oficina de Información en el breve gobierno dictatorial de Carmona e hija adoctrinada de uno de los más férreos aliados del prófugo Carlos Andrés Pérez), como el video montaje de los comacates o el falso testimonio de un ciudadano que se hizo pasar por piloto presidencial y que a la postre ocasionó la ética renuncia del editor del Espectador de Colombia (pero que no hizo mella en los diarios El Universal y Nacional de Venezuela, que calcaron al carbón al Espectador), o como la del arrepentido y falso expía cubano pagado por los cubanos anticastristas en Venezuela, los mismos que asediaron durante tres días, junto con el Alcalde de Baruta, Capriles Radonki, la embajada cubana, cortándole la electricidad, suministros (incluso a niños y mujeres) y destruyendo los vehículos diplomáticos en una violación flagrante del derecho internacional que no fue condenada ni por la OEA ni por la ONU ni siquiera por Amnistía Internacional.

Las mentiras de la periodista (¿?) norteamericana son tan débiles que afirma disparates como: que el gobierno de Chávez otorga documentos para conseguir visas de Estados Unidos, lo cual deja muy mal parada a la embajada de EEUU que siempre se ha preciado de ser estricta en sus procedimientos; que hay 50 mil cubanos armados en Venezuela, como si fuese tan sencillo y clandestino alojar a tal cantidad de personas. Tómese como referencia que Venezuela posee una Fuerza Armada de unos 90 mil hombres y para ello son necesarios como mínimo de 3 a 4 instalaciones por entidad federal, cuyas inmensas dimensiones son por todos conocidas. En Venezuela lo que hay son unos 1000 médicos cubanos ayudando a los más pobres en las barriadas de Caracas, dónde no quieren ir los cómodos galenos de la Federación Médica Venezolana; también hay entrenadores antillanos, pero deportivos, que han contribuido al aumento del medallero en juegos como los Panamericanos; que Chávez es terrorista porque visitó Siria, Irán o Libia y es amigo de Fidel, lo que quiere decir que ahora Aznar es terrorista pues hace dos semanas estuvo reunido con el Presidente Mohamed Kadafi, y que hasta el Papá y Arnold Schwarzenegger lo son por haber visitado Cuba. Además, por carambola los muchos presidentes que han recibido a Chávez (solo el G77, al que presidió, tiene 135) son terroristas y de ello no escapan los presidentes de Francia, Gran Bretaña, Rusia y la Reina Isabel los cuales han recibido en visita oficial al Presidente de Venezuela o lo han visitado como el de Colombia y Brasil. En fin, si es esa ilógica tesis fuera válida, todos los mandatarios del mundo son terroristas y están agrupados en la ONU.

El tema de la presencia guerrillera, suena tan simulado que sólo es presentado como una suposición “porque la frontera con Colombia y Venezuela es porosa”. Por otra parte, la guerra de posiciones en Colombia entre el ejercito oficial contra la FARC y el ELN se hace con tanta intensidad que esas organizaciones mal podrían distraerse en nuevos frentes.

Sobre el argumento fascista y racista de los ciudadanos árabes en Margarita no podemos más que decir que sencillamente denota una carencia de creatividad tan solo comparable a la gigantesca carencia de seguridad en las escuelas de Estados Unidos en las que la violencia infantil sigue dejando víctimas sin que el gobierno busque las verdaderas causas e implemente correctivos distintos a los de encarcelar infantes de por vida, antes bien disminuyó el presupuesto en educación y los trasladó a gastos de guerra.

En conclusión, una bazofia de escrito firmado con un apellido tan insigne para los venezolanos, como el de Robinsón, sinónimo de Simón Rodríguez que le dio nombre a la más grande cruzada contra el analfabetismo de la que se tenga conocimiento en el país.

Ahora bien, detrás de ese artículo, que sale a la luz en el momento que se produce una escalada terrorista en Caracas contra sitios públicos (embajadas, Palacio Blanco, CONATEL, bases militares) evidentemente por sectores interesados en desestabilizar (solo hacen terrorismo quienes quieren asaltar el poder constituido, es decir, una oposición fuera de la ley) acompañada de precipitadas declaraciones de funcionarios yanquis anticubanos de Miami, está el enfermizo intento de aplicar a Venezuela la Doctrina Bush (http://www.geocities.com/reinaldobolivar/doctrinabush.htm) que califica unilateralmente a un país de terrorista para así intervenirlo violando los principios de soberanía y autodeterminación. Siempre nos preguntaremos ¿Por qué esos paladines contra el terrorismo no condenaron las acciones de saboteo que realizaron (y realizan) los ex pedevecos de Juan Fernández contra las instalaciones de PDVSA? Tomando prestadas las palabras del Diputado Nicolás Maduro “¿Será que hay terrorismo bueno y terrorismo malo?”. Más bien, Diputado, EEUU aplica su teoría del derecho a la defensa, por la cual justifica que Israel, en una acción de terrorismo de Estado, bombardea refugios en Damasco porque allí hay palestino, o el propio EEUU arrasa con Afganistán en la creencia de que una de sus bombas de 10 mil kilos pueda matar a su viejo amigo Osama. Pero, parafraseándole Diputado, ¿Será que hay derecho a la defensa bueno y derecho a la defensa malo? Porque en este país los oposicionistas pretenden que el gobierno legítimamente electo le permita hacer todos sus actos de terrorismos y de ilegalidades sin decir pío no vaya a ser que el los batisteros de Miami se enojen y nos invadan.

No podemos subestimar ese artículo por absurdo que sea. No olvidemos que la invasión a Irak se basó en un informe falso, en un trabajo de un estudiante universitario, en el razonamiento hormonal de un el presidente designado (por una corte estatal) de EEUU que quiso cobrarle a Hussein el haber ofendido a su papá (el ex director de la CIA y ex presidente Bush). Al menos, queda el consuelo de que esa mentira le costará el poder a Tony Blair, Bush y al partido de Aznar por haber mentido descaradamente a sus congresos y pueblos para invadir a un país indefenso cobrando a diario vidas iraquies y de jóvenes soldados enviados como carne de cañón.

Y aunque estamos seguros, que la potencia está económicamente, moralmente debilitada e internacionalmente cada vez más aislada (hasta la ONU le sacó la silla), tiene gran poder de fuego y la desesperación de la fiera herida que en cualquier momento puede lanzar un zarpazo. Así que mucho cuidado. Hay que meterle más el ojo a sus objetivos en Venezuela: PDVSA y las FAN, “ojo e garza que gallina no ve de noche” y hay mucho camaleón suelto.

Ese es el mensaje para los venezolanos y su Presidente. Para los señores del norte el siguiente:

No olviden los halcones de la guerra ni sus títeres con nacionalidad venezolana que la República Bolivariana de Venezuela no es el Chile de 1973 ni la Nicaragua ni la Panamá de los 80.

reibol@cantv.net

www.geocities.com/reinaldobolivar

Escuche: El mundo en Venezuela. Jueves 3:00 PM por RNV Informativa


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3338 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas