A 21 años de la masacre de Cantaura

Carta a Ángela

A ti, que con tu brújula de sueños
te nos fuiste a reposar entre mártires,
y revolucionarios en Cantaura.

¡Qué tal Camarada! Te cuento que después de tu inesperado viaje (Cantaura 1982), por acá han pasado un pocote de cosas, entre otras las Masacres de Yumare y el Amparo. Luego pueblo desorientado, en correrías por las calles de Caracas, el 27 de febrero de 1989; después, Camarada, mucha represión y ya cuando casi el esfuerzo nos cansaba llegaron las intentonas insurreccionales de militares patriotas del año 92.

¡Eso si fue bueno Ángela! Imagínate unos militares ¡militares! Nos dieron tremenda amanecida el 4 de febrero de 1992... Bueno los tipos fracasaron, se rindieron, pero el que habló por ellos, el que se rindió, de nombre Hugo Rafael Chávez Frías, sin saberlo te mandó tremendo beso. El tipo dijo, palabras más, palabras menos: “Asumo mi responsabilidad por estos actos”. Te acuerdas Ángela, nuestras conversaciones en la concha de San Martín donde tú decías: ¡Coño Negro, es que en este país nadie se hace responsable por nada! ¿te acuerdas? Bueno, luego de muchos años apareció quien se hiciera responsable de algo.

Luego, Camarada, llegó noviembre del 92, otro alzamiento militar. Yo anduve por ahí, como mucha otra gente, como muchos otros compañeros comprometidos en la lucha revolucionaria durante bastante tiempo, como todo este pueblo y me imagino, amor, que de tú no estar ocupada en otros menesteres, también habrías estado allí, buscando una pistola o la acción más berraca. Bueno Ángela... esos también fracasaron.

Pasó un cierto tiempo. Por cierto, ¿no te canso con tanto cuento? Ok, continúo. En ese transcurso, entre otros, se nos fue el Flaco Sergio, un chamo soñador, comprometido, sencillo y valiente ¡y que la parroquia del 23 de enero me desmienta!

¡Que dijiste! ¡Que me apure porque le tienes tomado el cielo a San Pedro y van a instaurar una Asamblea Constituyente Celestial! Ok lo haré corto:

-El tipo que te conté ahora es el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

-La oligarquía y sectores serviles del norte, le dieron un golpe de Estado (11-04-02).

-El pueblo lo volvió a poner en el coroto (13-04-02)

-El imperialismo yanki y la oligarquía venezolana anti-patria le metieron un paro petrolero criminal (diciembre 2002).

-Todos esos actos fueron en carretilla al fracaso y el hombre continúa allí, radicalizándose Camarada.

Por cierto Ángela, no me lo vas a creer, te acuerdas que nosotros vivíamos siempre bajo la tensión de un allanamiento, de que nos asesinaran en la calle, nos detuvieran o desaparecieran. Bueno hermana, muérete o vuélvete a morir, hoy estamos haciendo un homenaje a los caídos en Cantaura y eso te incluye a ti. Es un acto abierto, no clandestino ¡no, no hermana, no estoy triste, estoy contento, pues es un acto por la vida y no por la muerte, por la alegría y no por la tristeza! Un acto parecido a ti, COMBATIENTE DE LA ALEGRIA.

¡Cómo…! ¿Qué si los Camaradas de Bandera Roja están presentes? Bueno Ángela eso es tema de otra conversa, no sé, todo aquí esta muy bonito y tu tienes una asamblea en el cielo. Por cierto, si puedes mete un punto varios en la agenda: Un voto de solidaridad con la Revolución Bolivariana.

P.D. Al momento de enviarte esta comunicación, está llegando mucha gente al acto y fíjate, tú siempre bella, no en balde fuiste la primera reina del Festival Turístico de Puerto La Cruz; sin embargo, amor, esta revolución bolivariana cómo tiene Ángelas ¡perdón! ... cómo tiene muchachas bellas, combativas, solidarias y dispuestas a dar su vida, bajo una lluvia de balas, de aviones Bronco bombardeando y tú, perdón, y ellas gritando ¡Bandera Roja no se rinde, Carajo! Pero Ángela, aquella Bandera Roja, la tuya, la mía y las de otros tantos camaradas; esa Bandera Roja que con orgullo llevábamos en el combate, de lucha frontal contra la oligarquía, los adecos o copeyanos, esa Bandera Roja se perdió amor. Quienes hoy la dirigen olvidaron el olor de tu sangre y el rostro del dolor y sacrificio de tantos camaradas. Esa Bandera Roja, Ángela, se reúne en el Este y se presta a los llamados, órdenes o gritos de los amos del norte. Esa Bandera Roja es parte de la “Coordinadora Democrática”, arma política de la conspiración y del intervencionismo.

Es triste Ángela, pero es la verdad. Bandera Roja es parte del conglomerado de conspiradores que prestos a la orientación del norte sabotean el libre transcurrir de la Venezuela Bolivariana.

Bueno Ángela, arranca hacia tu asamblea, acá continuaremos apoyando este Proceso.

Luis Villafaña
Proyecto NuestrAmérica-Mov. 13-A


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3683 veces.



"El Negro" Luis Villafaña - Proyecto NuestrAmérica-Mov. 13-A


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas