Últimas Noticias de una guerra

Me tomé la libertad de parafrasear el título del libro del periodista Jorge Enrique Botero, "Últimas noticias de la guerra" ( Debate, abril, 2006) por dos razones: 1. El colega colombiano ha documentado parte de la guerra interna que vive Colombia y, si no estoy equivocada, ha sido el único periodista en documentar el proceso de canje humanitario que adelantó el presidente Hugo Chávez. Así, acompañó a la senadora Piedad Córdoba en su entrevista con Raúl Reyes en la selva colombiana. También ha entrevistado a Simón Trinidad y, por supuesto, en su libro citado dio el tubazo del nacimiento de Enmanuel, un niño procreado en pleno monte entre un guerrillero y una civil retenida. Hoy la noticia política más importante de Latinoamérica es la promesa de entrega de 3 rehenes de las Farc al gobierno de Venezuela. 2.Aspiro a que antes de que termine el año los venezolanos tengamos más claro el panorama que nos espera en 2008 y no estar a merced de especulaciones ni de tanta incertidumbre.

Es difícil comprender la situación colombiana pese a lo cerca que estamos y que también vivimos las consecuencias, entre ellas, la situación de inseguridad en la frontera, el desplazamiento de población civil inocente junto a paramilitares; el narcotráfico y la constante tensión con la que se manejan las relaciones entre ambos gobiernos.

También para muchos que no son de aquí les es difícil entender qué pasa en Venezuela. Hasta a nosotros mismos nos cuesta comprender los cambios que se han ido dando en la sociedad venezolana. Mientras muchos en el extranjero aplauden al presidente Chávez, la mitad de sus paisanos se le oponen.

Por supuesto que pretender comparar la situación de Venezuela con la de Colombia puede parecer un exabrupto, pero si se hila fino a lo mejor encontraríamos luces de alarma. Una de ellas tiene que ver con la percepción diametralmente opuesta que tienen las partes en conflicto y que en el país vecino se refleja en los "inamovibles", puntos sobre los cuales las partes no quieren modificar su posición inicial ni en una mesa de negociación.

A raíz de los resultados negativos para el Gobierno del referendo constitucional algunas voces hablaron de reconciliación y otras negaron esa posibilidad. Si se parte desde la lógica de que no es posible reconciliar dos proyectos de país totalmente distintos es "normal" que no haya cabida para tal propósito.

Pero otro gallo cantaría si somos capaces de flexibilizar a los "inamovibles" y hallar coincidencias en el medio.

Cuando el presidente Chávez perdió el referendo, un señor humilde y chavista hasta los tuétanos me comentó que perdieron los pobres. Lo noté tan identificado con el discurso presidencial que me conmovió. Muchos han cuestionado al mandatario nacional por su capacidad de desperdiciar el capital político que tiene. Cuenta a su favor que tiene sensibilidad social, un liderazgo aún sólido y su gobierno ha hecho grandes esfuerzos por atender a la población pobre; pero su gestión no ha superado la política miserable del compadrazgo y el amiguismo que tanta sinvergüenzuras avaló en la llamada IV República y que hoy se expresa en obras inconclusas, despilfarro de recursos; dobles e ineficientes roles de funcionarios que ni cumplen con sus deberes en el gobierno ni tienen éxito como dirigentes políticos.

Hoy el Presidente está haciendo un gran esfuerzo para la paz colombiana. Lo felicitamos por eso. ¡Qué mayor regalo sería que parte de esa energía la invierta en la paz interna de nuestro país! Así dentro de las últimas noticias de nuestra propia guerra él podría llamar a la conciliación para que Venezuela deje de desangrarse por la delincuencia, la polarización política y la exclusión social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6345 veces.



Luz Mely Reyes


Visite el perfil de Luz Mely Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luz Mely Reyes

Luz Mely Reyes

Más artículos de este autor