Las derechas opinan, la izquierda analiza

Los historiadores, frente a otras disciplinas, muy probablemente, tengamos algunas ventajas. Una de ellas, por ejemplo, es considerar como importante el “subconsciente colectivo”. Hay expertos en asuntos internacionales que, evidentemente, permiten que se “asomen” los ancestros y, ello, los hace viajar por la “subjetividad”. El “nacionalismo” es una “virtud humana” y, como tal, todo aquel que se considere cristiano debería “vivir” esa hermosa virtud. Como virtud es, también, el “patriotismo”. El Presidente Chávez ejerció un derecho a réplica, en Santiago de Chile, al Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, motivado a que un ciudadano español que, constitucionalmente, está en la obligación de no interferir en los asuntos internos de país alguno, nos referimos al señor José María Aznar, ha venido emitiendo “vocablos impertinentes” que van mas allá de los emitidos por la sociedad en su lenguaje vulgar. Frente a las opiniones emitidas por el señor Aznar, desconocemos si algún miembro de las derechas venezolanas, expertos en asuntos internacionales y en derecho internacional, han “calificado” las opiniones del susodicho. Creemos que no. Evidente que quienes consideran a las “testas coronadas” como aspiración para nuestra Patria por razones de sangre, tradición y costumbre familiar, jamás van a criticar ningún epíteto emitido por una de ellas. Hasta aquí no habría mayor problema. Cada cual con sus gustos gubernamentales. Pero el criticar al Jefe de Estado venezolano por reclamar “respeto” para el Soberano nacional y continental, sobre la base de los “hechos históricos”, realidad real, ejercidos por la “testa corona” de la Casa Borbón, aún no estando de acuerdo con la “revolución bolivariana”, es una violación a la obligación de Patria y el ejercicio de las virtudes arriba señaladas de todos y cada uno de los ciudadanos venezolanos. Pero la gravedad del comportamiento “nacionalista” de la derecha venezolana va mucho más allá. La crítica a Chávez por tratar de mediar por el respeto de los Derechos Humanos con el agravante que la mediación es con nuestro vecino que, a conciencia de los internacionalistas y expertos en derecho internacional llamados venezolanos, esa mediación tiene, en su misma esencial, una connotación de “sensibilidad” nacional e ideológica. Ellos, los expertos, saben que las consecuencias de la decisión “soberana” del Gobierno solicitante, ha traído y continuará trayendo consecuencias que son de delicada factura. Tan grave debe ser para los solicitantes, que la Comisión de Relaciones Exteriores de aquel país, se reunió para “analizar y buscar soluciones” a la situación imperante que no solo es de carácter económico de US$6 millardos de intercambio comercial para el cierre del 2007, cifras estimadas. Frente a este hecho objetivo ¿qué han opinado los expertos internacionalistas y los abogados expertos en derecho internacional? Perdón, si han opinado. ¡Chávez eres un maluco internacional, trasgresor de fronteras y soberanías ajenas (dicen que Uribe Vélez dixit)l! Por otra parte, el canciller español, desde Lisboa, ha comentado lo ya repetido: “…conversemos porque las inversiones españolas en Venezuela son las segundas en América Latina…”. Extraño resulta que Portugal esté interesado en alcanzar acuerdos de cooperación con el “maluco” de Chávez. Lo mismo pasa con la OPEP. Cualquier estudioso internacional conoce que la referencia “dólar” para la OPEP, está en crisis; Irán está requiriendo sus pagos por exportación de crudo en más de un 50%, en la moneda “euro”. ¡que broma, parece que Hugo Rafael, no está tan equivocado! Definitivamente, las derechas venezolanas, en particular, y las continentales y extra-continentales, no han comprendido a profundidad la “importancia” que los pueblos indoamericanos le están dando al “proceso revolucionario bolivariano” que está en desarrollo en nuestra Patria. Pareciera, dicen las derechas, así mismo, que el resultado del Referéndum que ganaron los que se oponen al contenido de la propuesta, para ellos, es decir, la “reelección continua”, tiene una consecuencia “de alud” en el resto del continente americano, sociedades y gobiernos, que se identifican, con diferencias lógicas y autóctonas, con las políticas nacionalistas, revolucionarias, sociales, económicas e históricas, en desarrollo, en Venezuela. Definitivamente, las derechas desconocen la historia de los procesos revolucionarios. Toda revolución es un proceso dialéctico adobado con “lucha de clases”. El 2-D es un claro ejemplo de ello. Las “derechas nacionales e internacionales” ganaron y punto!. El llamado “imperio” le metió “billete” (como decía el Gordo Hugo) a esta ¡vaina! Ahora, como es natural en un proceso de luchas de clases, esas derechas, “here and there”, dicen que ganó el pueblo. Por favor, no confundan y/o traten de confundir, al Soberano. Los votos obtenidos son de la clase media y la clase alta que salieron a cuidar sus “realitos”. ¡Lo que es capaz de hacer el “billullo” cuando se ve, dicen ellos, en peligro! El Soberano, que no todo él está claro en el contenido de la propuesta socialista y ello hay que reconocerlo para trabajar con mayor objetividad, debe ser “militante” así no guste a la burocracia seudo-socialista. Los órganos del poder popular: sindicatos, gremios, estudiantes, motorizados, buhoneros, amas de casa, etc necesitan, descarnadamente, discutir los contenidos de la vigente y votada, incluso por las derechas, Constitución Bolivariana. Partiendo de ella, analizar que quiso decir, entre líneas, el Proponente. Ello es muy importante porque la tesis que se manejó el día 11 de diciembre, 2007, en Chicago, en la reunión de la Organización de Estados Americanos, sobre el contenido ideológico de la Constitución y de la Propuesta de Reformarla, por un embajador centroamericano, sobre su carácter socialista y su sugerencia que no debían incorporarse “esas ideas revolucionarias” (quien suscribe dixit), podría ser el “asomo” de propuestas venidas de las derechas extra-nacionales. Consideramos que el señor embajador no fue objetivo. No hay constitución capitalista que no contenga en su texto su condición de clase capitalista.


delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2029 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: