Reforma Constitucional: Más poder para el pueblo

La Reforma Constitucional, propuesta por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, como la necesidad inminente de poder instaurar con base legal el Estado Socialista que vendrá a afianzar el proceso Bolivariano y Revolucionario construyéndose hasta el momento en la nación, pretende además de consolidar las bases socialistas planteadas sobre una democracia participativa y protagónica donde el pueblo sea el directo protagonista de la transformación de su propia historia, afianzar un nuevo modelo de desarrollo social, político, económico y cultural de la nación.

Por ello, la Reforma Constitucional, planteada inicialmente desde enero de 2007, como parte del lanzamiento de los Cinco Motores Constituyentes, en especial como el segundo eje, luego de implementarse la Ley Habilitante que le otorgó al Presidente de la República poderes especiales sobre la promulgación de leyes a ser aplicadas en distintos ámbitos a nivel nacional, viene a consolidar ampliamente el nuevo modelo de transformación social que, basado en preceptos bolivarianos, cristianos, entre otros, pretende impulsar al país no solo hacia una verdadera cohesión social, sino más aún, hacia un mayor grado de inclusión, desarrollo económico y estabilidad política, que permita mostrarse ante el mundo como un referente y ejemplo de verdadera democracia, rechazando por ende cualquier imposición externa o la consecución de viejos modelos que han pretendido hasta el momento socavar nuestros intereses soberanos.

Así, el 15 de agosto de 2007, el Presidente de la República, Hugo Chávez, presentó a la nación el proyecto de reforma, en una intervención llevada a cabo ante la Asamblea Nacional, la cual comprendió la posibilidad y solicitud de modificar 33 artículos, los que se encuentran vinculados cada uno de ellos, perfilándose así la efectiva instauración del Estado Socialista. Aunado a ello, la Asamblea Nacional agregó al texto presentado por el ejecutivo, la posibilidad de llevarse a referéndum, 36 artículos más que consolidarán la propuesta presidencial.

En la actualidad, nos encontramos en la fase correspondiente a la divulgación de la reforma propuesta tanto por el ejecutivo y el legislativo, a través de la campaña electoral donde se espera su sometiendo a referéndum para el 2 de diciembre del presente año 2007, por medio del cual el pueblo como en otras oportunidades decidirá su aceptación o no de acuerdo a las consideraciones que crean convenientes.

Finalmente, es importante señalar que, la Reforma Constitucional representa en esencia, el instrumento efectivo por el cual el pueblo puede ver cristalizadas sus necesidades apremiantes, pues en la misma se perfilan la instauración de distintos aspectos tales como; el afianzamiento del poder popular a través del rango constitucional que se pretende otorgar a los Consejos Comunales, Consejos de Obreros y Trabajadores, Las Misiones Sociales, entre otros mecanismos de participación popular.

De la misma manera, en la reforma constitucional propuesta, se pretende diseñar una geometría del poder, la cual se centra en una nueva delimitación del espacio territorial a nivel nacional. Se espera eliminar por tanto, cualquier tipo de discriminación social, basada en distintos factores como: posición social, orientación sexual o inclinación política, religión entre otros. Asimismo, implica la reivindicación de los derechos laborales, por medio de la disminución de la jornada laboral, seguridad social para trabajadores independientes, entre otros.

Se podría decir a grandes rasgos que, elementos como los antes descritos entre otros vendrán a beneficiar directamente a la población, lo cual constituye sin lugar a dudas expresiones del clamor popular que, por primera vez en la historia se quiere reflejar en un texto constitucional, ampliamente discutido por los grandes antagonismos y choques de poder que el mismo trae consigo.

La Reforma Constitucional se traduce en más poder para el pueblo.

Reordenamiento Político- Territorial:

El objetivo fundamental de esta innovación territorial es suprimir la estructura oligárquica, conservadora y de descentralización impuesta por el modelo capitalista en el estudio de la geografía y del territorio, que ha desconcentrado y fragmentado el poder en pedazos, para convertirlos en pequeñas expresiones político territoriales tales como los gobiernos estadales y municipales, que al no tener un visión integral de desarrollo en conjunto, permitieron que el eje centro norte costero del país se desarrollara más y el resto de la nación quedará rezagada del crecimiento, fomentado así las desigualdades sociales, la discriminación, la exclusión de otros estados cuyas potencialidades no fueron aprovechadas en beneficio de sus pobladores.

De acuerdo con la propuesta de reforma constitucional, en su artículo N° 16 denominada por el Presidente de la República el NUEVA GEOMETRÍA DEL PODER, el territorio nacional se conformaría de la siguiente manera:

1. Un Distrito Federal,

2. Los estados,

3. Las Regiones Marítimas,

4. Los Territorio Federales,

5. Municipios Federales y

6. Distritos Insulares

Además el Presidente de la República, en Consejo de Ministros, previo acuerdo aprobado por la mayoría simple de los diputados o diputadas de la Asamblea Nacional, podrán por decreto crear:

7. Provincias Federales,

8. Ciudades Federales y

9. Distritos Funcionales.


Creación del Poder Popular:

A través de la propuesta de Reforma Constitucional, en especial el artículo 136, se pretende conformar, junto al Poder Municipal, Poder Estadal y Poder Nacional, el Poder Popular, el cual “se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades, a través de los consejos comunales, consejos de trabajadores y trabajadoras, consejos estudiantiles, consejos campesinos, consejos artesanales, consejos de pescadores y pescadoras, consejos deportivos, consejos de la juventud, consejos de adultos y adultas mayores, consejos de mujeres, consejos de personas con discapacidad y otros entes que señale la ley”.

Se delimita, a partir de la instauración y puesta en vigencia de este artículo, la efectiva participación del pueblo en el desarrollo político, económico y social de la nación como la posibilidad concreta en que realmente se tome en cuenta al ciudadano en la puesta en práctica de un nuevo modelo socialista, donde prevalezcan los valores humanos por encima de los capitalistas.

El poder popular se entiende por tanto, como la confluencia de distintos sectores sociales, agrupados en consejos, los cuales incidirán directamente en la mejora de sus condiciones sociales, laborales, así como su influencia directa en la transformación del Estado.

Reelección Continua:

El artículo 230 de la reforma, establece que; “El período presidencial es de siete años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida”. Lo que otorga la posibilidad al Presidente o Presidenta de la República de poder mantener diversos proyectos sociales, económicos y políticos, sin alteración, es decir sin perjuicio alguno de no poderse continuar en su ejecución.

Se modifica por tanto, el período presidencial de seis a siete años, con la prerrogativa de optar a la reelección continua, cuando así se considere conveniente.

La reelección continua, vendría a significar – de acuerdo a lo establecido en la reforma constitucional-, la puesta en práctica del Estado socialista, ya que la continuidad del mandato del presidente o presidenta con visión socialista y bolivariana, permiten garantizar y sostener todos los elementos señalados en la referida reforma.

Se trata del afianzamiento y sostenibilidad del poder popular, expresado en la reforma constitucional, lo que lejos de debilitar el sistema democrático vigente en nuestro país, lo llevará sin duda alguna, a su fortalecimiento.

Derechos Laborales:

La reivindicación de los derechos laborales se encuentra fundamentada en los artículos 87 y 90 de la Reforma Constitucional, que disponen enfáticamente de la necesaria protección de uno de los derechos fundamentales del hombre como es el derecho al trabajo. Consagrándose de esta forma, no solo este derecho sino también la necesidad de protección de los núcleos familiares.

Es expresado, en el artículo 87, la garantía que posee todo ciudadano venezolano de acceder a un trabajo digno y remunerado, sin ningún tipo de discriminación ni explotación. Se establece por tanto, como elemento novedoso, la puesta en marcha, a partir de la aprobación de la reforma del Fondo de Estabilidad Social para trabajadores por cuenta propia, pues se reconoce en esta oportunidad, a aquellos trabajadores que no posean ningún tipo de protección legal por parte del Estado, otorgándoseles el beneficio a gozar de los derechos laborales fundamentales, tales como jubilaciones, pensiones, vacaciones, reposos pre y post natal, entre otros.

Se dispone por tanto, de la disminución por primera vez de la jornada laboral, como propuesta esencial y característica del proceso revolucionario de nuestra patria, de un periodo de 8 horas laborales a 6 horas diarias de jornada laboral, con la finalidad de contribuir en primer lugar con el freno a la dominación capitalista impuesta por los empresarios hacia nuestros trabajadores, así como propiciar un crecimiento espiritual y moral del ciudadano, a lo que se delega el tiempo libre otorgado, al crecimiento personal de los ciudadanos así como impulsar el compartir familiar, como parte del rescate de nuestras raíces culturales.

Finalmente, es importante señalar, que existen diversos aspectos reflejados en la propuesta de reforma constitucional, que van sin duda concatenados al desarrollo integral del ser humano, enfocado en una nueva estructura político- territorial, defensa de nuestros valores culturales, el acceso y protección a la educación de parte de todos los ciudadanos venezolanos, la garantía y respeto a una vivienda digna, que en esta oportunidad se señala como inembargable, en especial a la vivienda principal, entre otros que vendrían sin lugar a dudas a defender y proteger de forma amplia y suficiente al pueblo, en aras de avanzar hacia la efectiva consolidación del Estado Socialista. Lo que permitirá por tanto, impulsar de manera coordinada la integración de nuestros pueblos, a través de la afianzamiento de la Alternativa Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

“Yo quiero que tu seas el centro del poder. Mientras yo esté aquí, tu tendrás más poder”. Hugo Chávez Frías.

Fuentes:

Proyecto de Reforma Constitucional, presentado por el Presidente de la República, Hugo Chávez y la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional

linme81@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2816 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a45140.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO