Reforma Constitucional y Fuerza Armada

En la Propuesta de Reforma Constitucional presentada por el Presidente de la República Hugo Chávez Frías, y aprobada en Tercera Discusión por la Asamblea Nacional, con la mayoría de sus integrantes, en lo que respecta a nuestra Fuerza Armada Nacional, en los artículos 328 y 329, se sientan definitivamente las bases para una nueva concepción de la Institución Armada, dándole el nombre de FUERZA ARMADA BOLIVARIANA. Esto obedece a la necesidad de reivindicar, para el pueblo venezolano, hombres y mujeres libres, la importancia que representa la gesta heroica y patriótica de nuestro Ejército Libertador comandado por el Padre de la Patria, Simón Bolívar.

¿Por qué Patriótica, Popular y Antiimperialista? Porque es una Fuerza Armada que ama a su pueblo y a su tierra, defiende sus intereses y está en contra de monopolios y grupos de poder económicos, que han sembrado de hambre y miseria al pueblo, y han destruido el medio ambiente y la vida en muchos lugares del mundo. Es una Fuerza Armada que en la conformación del componente cívico-militar va a profundizar la lucha contra la pobreza, sembrando educación, amor a la Patria y valores que desarrollen a los venezolanos y venezolanas en la construcción de un mejor país.

Es por ello que nuestra Fuerza Armada debe fundamentarse en la Doctrina Bolivariana. Una Fuerza Armada donde la defensa de nuestro espacio geográfico, de un ataque interno o externo, se ejecute y planifique de acuerdo a las ideas de nuestro Libertador, que no es más que el renacer de los valores que guiaron a nuestros Próceres en nuestra Guerra de Independencia, desterrando para siempre doctrinas imperialistas muy alejadas de la realidad geográfica, social, política, cultural, militar y económica de nuestro pueblo venezolano. Todo esto pasa por fortalecer el poder militar de la Nación, la unión Cívico-Militar (soldado - pueblo) y la corresponsabilidad en las tareas de Defensa Integral.

Pero, ¿De qué se trata la Defensa Integral? A nosotros se nos dijo, desde hace muchos años, que la defensa era solamente tema de militares y que pasaba por la defensa fronteriza y comprar un sistema de armas, por ejemplo, donde la tecnología, el mantenimiento y adiestramiento, dependía de una potencia extranjera. Con la Revolución Bolivariana se cambian estos conceptos de defensa y es cuando nace, florece y se crea la Defensa Integral, que va muchísimo más allá, fortaleciendo nuestras unidades militares, adquiriendo sistemas de defensa que realmente los venezolanos puedan manejar su tecnología, mantenimiento y entrenamiento, pero también viendo la defensa desde varios puntos de vista, como es el caso de la defensa en el plano económico, social, político, cultural, ambiental, geográfico y militar. De allí parte la necesidad de darle carácter constitucional a la participación activa de la Fuerza Armada Bolivariana en los planes de desarrollo social, económico y tecnológico, que, acompañada con el pueblo, brinde un desarrollo sustentable a los venezolanos y venezolanas.

Por su puesto, se mantiene que sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación y, además de ello, se consagra que sus pilares históricos están en el mandato de Bolívar.

“Rayo de luz en la guerra y arco iris en la paz, cuando creyeron quizás, que se le cansaba el brazo, hizo de Venezuela un trazo y volando casi loco con aguas del Orinoco, fue a regar el Chimborazo”.

*Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Bolívar. Miembro de la Comisión de Seguridad y Defensa de la Asamblea Nacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3071 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas