La represión estudiantil de Chávez

¡Oh justicia divina!, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de los EE.UU. Gordón Johndroe, con su santa paloma de la paz, acaba de señalar que “es una pena que el Gobierno de Venezuela y algunos de sus partidarios no respeten y protejan el derecho a manifestar”, ya que recurren a la represión y a la violencia contra los estudiantes.

Hay que estar pendiente de las afirmaciones de Mister Gordón y de los sectores radicales del antichavismo en esta segunda etapa del proceso refrendario; que como debe ser, se ha convertido en un “hervidero” de confrontación en materia de propuestas, enfoques y contra propuestas.

Para quienes desde el mayo francés y sus efectos aquí en el continente hemos sido testigos activos de la represión estudiantil, sabemos que así si es papaya salir manifestar. Yo protesto, cumplo con el objetivo del plan, y de paso me tiro la ñapa de provocar disturbios; no contra la propiedad privada y el bien común, sino contra los bienes y equipos de trabajo que poseen los policías.

Pasmado quedé yo, cuando vi a los estudiantes “reprimidos” que intentaban voltear las camionetas antimotín de la Guardia Nacional y de la Policía Metropolita, apostadas en las afueras del CNE. Y esto no lo digo porque desearía que la policía de verdad sea represiva y le caiga a rolazo limpio a los chamos de las blancas manos; sino porque válgame Dios, en los tiempos de Caldera I, los cuerpos policiales asesinaron más de 35 estudiantes. Días previo al asalto militar perpetrado por este presidente “demócrata” a la UCV, allanaron la Escuela Técnica Luís Caballero Mejia, donde yo le echaba bolas como dirigente estudiantil, y a mi lado cayó nuestro compañero de lucha Luís Alarcón, quien hoy muy bien, al igual que el resto de los camaradas estudiantes asesinados, bajo los gobiernos de la cuarta república, pudieran estar de Ingenieros, médicos o abogados.

Así las cosas, recordemos, comparemos y veamos los nuevos escenarios que se avecinan, porque una cosa es el debate democrático sobre el contexto general de la reforma o la critica feroz contra un determinado artículo del paquete refrendario, y otra es la matriz de opinión que mister Bush, mister Johndroe y los mister Álvarez Paz, Ledezma, Puerta Aponte y Goicochea, pretenden crear a nivel internacional, y para asombro de todos, aquí mismo en nuestras narices.

Seamos firmes en el debate, pero más firme aun en la lucha contra la mano sangrienta del imperio, que a veces deja ver sus pezuñas tras las blancas manos de los muchachos que con o sin razón, hoy están en la calle haciendo lo que su juventud le permite.

douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2463 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor