Que nuestro SI sea SI

En la época que vivimos, hemos visto cambios, en todos los aspectos, los cuales han afectado favorable o desfavorablemente a todos los ciudadanos, esto dependiendo de la visión de país que cada quien pueda tener. Sin duda alguna que éstos cambios han sido mayoritariamente favorables para el país y sus habitantes, y esto lo afirmo tomando en cuenta que el 80% de la población venezolana apoya y defiende el proceso que ha generado los cambios a cuales me refiero, y por supuesto, si la mayoría está de acuerdo con este proceso es porque ha sido beneficiada por él, y por lo tanto lo ha asumido como suyo.

Estoy convencido que en todo existen solo dos opciones, para ejemplo podemos tomar vida o muerte, derecha o izquierda, sinónimos o antónimos. Cada persona tiene que tomar decisiones y definiciones en la vida; no creo en las medias tintas, se es o no se es. Esto es un orden natural, al menos yo lo veo así. Al revisar la vida de Jesucristo, el gran revolucionario, nos encontramos que éste condena la ambigüedad; él dijo: “Hay dos caminos, uno, un tanto difícil y otro liberal, el primero lleva a la vida, el segundo es la muerte” “el que no es conmigo contra mi es y el que no recoge desparrama” en otra oportunidad también dijo: “Por cuanto no eres frío ni caliente te vomitaré de mi boca” esto indica que ni el mismo Jesucristo aceptaba, ni acepta, las ambigüedades. El momento que vivimos no permite que andemos en vacilaciones, los venezolanos debemos estar conscientes y ser responsables ante el país, ante nuestros hijos, nuestros padres, nuestros conciudadanos. Creo que tenemos que tomar posiciones concretas, pero, que sean posiciones tomadas productos de la investigación, del estudio de cada una de las situaciones, sometiéndolas y sometiéndonos a la crítica, a la autocrítica, ya que son éstas las que enriquecen, debido a que son las que nos alertan y previenen los errores y de esa forma podremos entonces salir triunfantes en lo que nos proponemos.

Hace poco tomo mucha relevancia la participación de los estudiantes en las discusiones que se hacen sobre como construir el país que queremos, emergieron dos movimientos cada uno con puntos de vista diferentes. Uno que no asume su verdadera posición de oposicionista y por eso aun no termina de convencer a sus propios seguidores, (es tibio) y el otro que con gallardía, claridad en las ideas y pedagogía al exponerlas declaran abiertamente y con orgullo su posición de revolucionarios, esto demuestra que si habemos quienes asumimos una posición responsablemente y en concordancia con lo que piensa la gran mayoría de los venezolanos. Así como estos estudiantes que con pasión y ahínco intervinieron en días pasados en la Asamblea Nacional hay muchos con igual o mayor desprendimiento y liderazgo en nuestras universidades y en nuestras comunidades. Hoy frente a la diatriba que se presenta en el país hay que tomar una decisión, participamos o no en el refrendo aprobatorio de la Reforma Constitucional, no es de valientes la indecisión, y así lo creía el Ché, quien dijo “las medias tintas son el paso previo a la traición”. Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Que nuestro SI sea SI y nuestro no sea no; por eso para la inmensa mayoría de los venezolanos, quienes apoyamos irrestrictamente la construcción del Socialismo Bolivariano y, por ende, a nuestro líder el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías nuestro SI será SI el próximo 2 de diciembre a la Reforma Constitucional.

*Teólogo

Director General del C I S
Centro Ideológico Socialista “Jorge Rodríguez”
moirodricast@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5121 veces.



Moisés Rodríguez Castellano


Visite el perfil de Moises Rodríguez Castellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a43736.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO