Un reto para la cortecita contenciosa administrativa

1 x 1: Médico venezolano por médico cubano

La sentencia fue 3 a 2. Sería importante leer los votos salvados. Esa corte
también le quitó la venda a la justicia. Está políticamente parcializada.

La sentencia se basa en que los médicos de Cuba son “supuestos” y que se
contrataron violando el derecho a la igualdad de los médicos venezolanos a
trabajar. Ignora torpemente los precedentes que ha habido en esta materia en
Venezuela y en el mundo en catástrofes, emergencias, conflictos bélicos,
cooperación bilateral. Ordena, deportivamente, que los médicos cubanos sean
suplantados por médicos venezolanos. Como si nos se les hubiese invitado
públicamente a incorporarse en el Programa Barrio Adentro. Desconocen, por
encasillados en sus posiciones políticas o por no leer los informes del
Banco Mundial, CEPAL, Organización Panamericana de la Salud, Organización
Mundial de la Salud, PNUD, que la medicina cubana está a nivel de los países
desarrollados, como los muestran los indicadores socioecómicos. Ignoran que
médicos de Estados Unidos, Alemania, México, Colombia y de otros países
realizan postgrados en las universidades de Cuba.

Pero aceptando su ignorancia (sobre todo del ponente), aunque el pueblo no
puede pagar por ello, les preguntamos a esos señores:

¿De dónde van a sacar a ese voluntariado? ¿De los cabalga horario de los
hospitales públicos? ¿De los que echan carro en el hospital o en al paciente
3 minutos, pero están puntualmente en sus consultorios cobrando consultas de
50 mil bolívares mínimo? ¿De los que operan sus clientes de clínica en el
hospital y cobran sus honorarios completos? ¿De los que permiten el ruleteo
de los enfermos por todos los hospitales hasta que mueran? ¿De los que dejan
fallecer sin indolencia a niños, como a mi sobrina de 4 años que entró con
una herida en un dedo meñique a un conocido centro privado de médicos de
Cagua y salió moribunda después de pagar millones de bolívares, sin que
hasta hora la Fiscalía General de la República haya dado respuesta a la
solicitud penal de muerte por negligencia médica? Hasta les obligaron a sus
padres a comprar sangre que no utilizaría.

¿De dónde los sacarán esos voluntariosos galenos? ¿De los que se niegan a
hacer su rural en los campos venezolanos y buscan la cercanía de un hospital
lo más cómodo posible? ¿O de los que se hacen cómplices de las mafias
desvalijadoras de costosos aparatos médicos que misteriosamente aparecen en
suntuosos consultorios? O, de seguro, tendrán como voluntarios a los
indolentes que sin un depósito o tarjeta de crédito no dejan entrar a nadie
a su clínica, aunque esté a punto de morir. Escojan ustedes cortesanos.

Reto, en nombre de la gente pobre de los barrios de Caracas, a esta corte,
que si de verdad obra de buena fe: Ordene a la Federación de Médicos de
Venezuela incorporarse al Plan Barrio Adentro, a ir a los cerros y dormir en
las barriadas para atender las emergencias médicas.

Retamos a esa Federación de Médicos a subir los cerros de Caracas desde
mañana mismo y quedarse allí, atendiendo al pueblo las 24 horas.

Y como medida cautelar, para salvaguardar la vida de la gente de los barrios
que la corte ordene que mientras estos batas blancas no entren a los
barrios a trabajar 24 horas, que no salga ningún médico cubano.

Señores, de la Corte Contenciosa Administrativa (a las que muchos llaman
despectivamente “la cortesita”) hagamos un trato del pueblo con ustedes:

Ordenen que baje un médico cubano por cada médico venezolano que suba a los
cerros. 1 por 1 pues.

Es la única forma de acatar su insólita sentencia contra la salud de los más
pobres. Sentencia que estamos seguro rodará por su propio peso (Publiquen
los votos salvados). Sin embargo, y a pesar de ello acepten el reto y
después hablamos. Si no son capaces de ello, declinen, dejen esos
importantes cargos a gente imparcial y sin prejuicios políticos y dedíquense
a ejercer la abogacía privada

Barrio Adentro es del pueblo.

_______________________________________

Jueves 21 de Agosto de 2003

Declarada Procedente la acción de amparo cautelar interpuesta contra el
Acta-Convenio" suscrito entre el Colegio de Médicos del Distrito
Metropolitano de Caracas y el Municipio Libertador del Distrito Capital.



Así Votaron:

JUAN CARLOS APITZ BARBERA

La Vicepresidenta,

ANA MARIA RUGGERI COVA

Ponente

Los Magistrados,

PERKINS ROCHA CONTRERAS

EVELYN MARRERO ORTIZ

(VOTO SALVADO)

LUISA ESTELLA MORALES LAMUÑO

(VOTO SALVADO)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4059 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas