El Domingo Caracas se viste de Rojo

¿Y Ahora Qué?

¿Quién no sabe lo que es un pasón o un ratón moral post etílico? Aquí saltarán los moralistas y aquellos que dicen jamás haberse fumado un tabaco de marihuana - ¡te lo juro, mami! – ó, y hay que jode, él que se ha echado una palazón y amanece tanteando la nevera, buscando un vaso de agua y un Bral de 500 mg. para pasar el coño e’ madre dolor de cabeza que amenaza con ponernos a tomar sopita Maggie todo el día…

¡Y bien! Terminó la marcha, terminó la orgía, terminó el 31 de Diciembre improvisado, terminó el fiestón, terminaron las metrallas mediáticas, se agotaron las mentiras ¿Y qué pasó?... nada paso… ¡Nada!... Chávez sigue en Miraflores y el gobierno no cayó… Tanto nadar, para terminar cansado en la orilla… El peo viene ahora que no se cumplieron los pronósticos de la oposición que auguraba a Chávez fuera del poder y los blanquitos del este retomando su posición de intocables en Miraflores…

Pasa igual que esas noches de burdel, cuando las luces hacen magia y el cigarrillo empalaga tu aliento; veinte tragos de ron en el guerguero y una negrota que baila pegaíto respirándote en el cuello… Se ve buenísima, culona, tetona, piernas de ébano que apenas las cubren una minifalda de flores tropicales – “¿Quieres otro palito, cariño?” – Y uno como un pendejo en susurro – “Si, mi amor…”. En la oscuridad esos focos hacen magia. Todo cutis se ve terso, los dientes brillan como estrellas y jamás creerías que hay un huequito en la pantaleta de esa virgen de medianoche, inmortal canción de Daniel Santos. No podrás encontrar las várices en la pantorrilla y la edad se hace indefinida… Magia, panita; esa es la magia de los burdeles… Magia que vende la carne, el deseo, el trago y la ilusión de ser casanova por unas cuantas horas.

Lo trágico viene después, en la mañana, cuando la vida se alza majestuosa y te revienta una cachetada en plena jeta. Cuando te paras en la mañana, vomitas cinco o seis horas de desajuste alcohólico y dos reinas pepeadas de una arepera en la Urdaneta. Los recuerdos vagos de una negra con peluca y un cableado varicoso que te amarró la cartera. Las tetas que se fueron a los lados y el huequito de la pantaleta que dejaba asomar un pelo… “!Verga, que bolas! ¿Y que hacía yo allí?...” Para que seguir desnudando las culpas de un impulso que te agarra por las greñas. Pasa con la marihuana, cuando apostamos por el último jalón y mañana el jíbaro te trae la panelita que jugará a tentar tu ansiedad.

¿Y ahora qué?

Los medios de comunicación privados, estuvieron armando ese burdel lleno de luces, cámara y acción. ¿La promesa? El próximo 20 de Agosto, cambia el país, cambia Venezuela, cambian las cosas y… en definitiva, subliminalmente, ¡Hugo Chávez se jodió! ¿Cuántos correos recibidos de los infofrénicos que alertaban sobre el día del juicio final? ¡El 20 es la vaina! ¡Hasta el 20 tienen vida, cabrones! ¡El 20 cae ese zambo, nojoda!...

Llegó el 20 ¿Y?... Estamos culminando el día 20 de Agosto ¿Y?... Mañana es 21 de Agosto de 2003 ¿Y? Cuantos no se van a ir a dormir cansados, llenos de éxtasis, con el himno nacional resonando en los oídos (un himno que vinieron a utilizar con Hugo Chávez), los pies adoloridos, la boca reseca del alcohol y el agua mineral, la garganta herida de tanto cantar “¡Sevaaaasevasevasevaaaaaa…!” Venevisión en el cerebro, Radio Caracas en la oreja, Televén en los ojos y Globovisión hasta en las penas ¿Todo para qué?

¿Y mañana qué?

Mañana es un nuevo día. Las firmas que llevaron al CNE no aguantan una revisión seria. El mismo CNE actual no aguanta dos pedidas. La oposición no aguanta un juicio serio y los medios golpistas siguen creyendo que este país es un escenario similar a Sábado Sensacional. Estos carajos no entienden que este país ya no se traga las comiquitas. El pueblo aprendió a esperar en la bajadita a estos borrachitos de feria, ilusos de burdel, cabrones de la delincuencia, que estaban acostumbrados a deslumbrar con su etiqueta. No pudieron reeditar el golpe de estado, por que están cercados de revolución. Su único mundo es ese virtual que han creado detrás de las cámaras de los medios golpistas.

Yo diría, que el único que todavía teme por su vida, es el Cura Calderón. Ese hombrecito debe estar pensando muy bien en que peo está metido. El fracaso de hoy, lo convierte en pieza clave para que los descocados de la oposición resuciten el muerto que enterraron hoy en la Avda. Libertador.

Los líderes que hoy desfilaron “valientemente” (no había ningún muerto programado), están sacando cuentas y saben que toda esa pila de enratonados, mañana van a despertar ante un país revolucionario y afecto al proceso. El referendo, ese que está etiquetado con el logo de “Súmate”, está herido de muerte. No hay militares pronunciándose, tienen a algún hueveta en PDVSA que se preocupa más por mantener su puesto que jugar a la conspiración y, sobre todo, perdieron absolutamente a la clase popular.

Tomen mucho bicarbonato, sopita con pitillo y clávense diez Bral de 500, por que el domingo Caracas se viste de rojo…




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4455 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas