Reforma Constitucional y Geometría del Poder: Un nuevo reto para los geógrafos

Cuando analizamos las propuestas planteadas por el Presidente Chávez sobre la nueva organización del espacio venezolano, inmediatamente vienen a la mente los conceptos teóricos manejados durante nuestros estudios de pregrado en la Escuela de Geografía de la Universidad de Los Andes en Mérida, realizados por allá a finales de los setenta y principio de los años 80. En efecto, las concepciones espaciales planteadas están muy bien fundamentadas en estudios geográficos y teorías geográficas que alimentaron nuestros conocimientos y cimentaron nuestra preparación como geógrafos.

Difícil es olvidar la literatura recomendada y analizada junto con nuestros respetados profesores, que de alguna manera u otra tocaban la materia del análisis del espacio geográfico. Así, Luis Fernando Chaves, María Teresa de Bravo, Andrés Rojas, José Rojas López, Delfina Trinca, Ceres Boadas, Leonel Vivas y Carlos Muños fueron, entre otros, quienes nos guiaron a través del interesante mundo de la comprensión de las relaciones e interrelaciones sociedad-espacio. Destacaron entre los autores consultados Walter Christaller, A. Weber, H. Von Thünen, A. Lösch, T. Hägerstrand, Milton Santos, Vidal de la Blache, Paul Claval, Yi-Fu Tuan, Pedro Cunill Grau, José Eliseo López, Ramón Tovar, Orlando Venturini y Luis F. Chaves, quienes han estudiado la manera como se organiza el espacio, pero lo más importante aún han establecido teorías para explicar la complejidad generada por el modo de producción de cada sociedad y su manifestación socio-espacial. También era literatura obligada “Las Venas Abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano; “Acumulación del Capital” de Rosa Luxemburgo “La Geografía: un Arma para la Guerra” de Yves Lacoste; “El Espacio Geográfico” de Olivier Dollfus y “Métodos de análisis regional: Una introducción a la Ciencia Regional” de Walter Isard, sólo para citar algunos. Esta preparación fue, quizá, la que nos hizo a los geógrafos profesionales más humanos y con una gran conciencia ante lo ambiental, lo social, lo económico, lo espacial, lo cultural, lo político y lo histórico. Más recientemente se han introducido otros conceptos que deben ser revisados en el estudio del espacio como el expuesto por la geógrafa británica Doreen Massey sobre geometría del poder expresado en su obra “Power-geometry and a progressive sense of place”; el concepto de fragmentación y la teoría de fractales de Mandelbrot; la autorganización en la dinámica espacial y la geotecnología.

Por lo antes expuesto queda claro que el estudioso innato del espacio, como lo es el geógrafo, tiene por delante una gran oportunidad de contribuir a recomponer nuestro espacio, o mejor dicho a sugerir los lineamientos fundamentales para que el espacio venezolano deje de ser un espacio no funcional, es decir, en total contradicción con la nueva realidad y los esquemas de desarrollo propuestos por el Estado. Sabemos los geógrafos, en efecto, de las disparidades socio-espaciales, del inventario y análisis de los aspectos biofísicos y geográficos del paisaje, del estudio de las potencialidades y debilidades de cada unidad territorial, de las regiones deprimidas, de la ordenación del territorio, de la aplicación de modelos y teorías para los análisis espaciales utilizando tecnología computacional como los sistemas de información geográfica (SIG), de la geometría del poder, de los espacios funcionales, de las evaluaciones y estudios de los impactos ambientales, del manejo de mapas, su construcción e interpretación, de la utilización de imágenes satelitales y de otros sensores remotos como la fotografías aéreas y radares, de la localización y explicación de los fenómenos geográficos y su extensión, de la localización precisa de dichos fenómenos utilizando herramientas modernas como los GPS, de la generación de modelos digitales de elevación que permiten perspectivas tridimensionales de los terrenos y de los asentamientos humanos, así como la visualización y el foto-realismo, en otras palabras: de una nueva manera de analizar el espacio.

Todo lo tratado en la propuesta de reforma de la Constitución artículos 11, 16 y 18 son competencias del geógrafo, aunque esto no nos exime como ciudadanos del resto. Ciudades, comunas, municipios y estados son unidades espaciales concretas objeto de estudio de la geografía. De igual modo, nuestros conocimientos serían de gran aporte en la definición de los “distritos funcionales” y sobre “las formas de agregación comunitaria político-territorial” propuestos. Es de acotar que el nuevo esquema de agregación político-territorial sugerido conducirá, tal y como está concebido, a reducir/minimizar los desequilibrios espaciales, intro e intra territoriales presentes que históricamente se han ido acentuando y perpetuando mediante los modelos de desarrollo impuestos en el país, lo cual promete un nuevo ALBA para Venezuela y sus habitantes.

Esta nueva concepción del espacio venezolano, donde se intentan corregir las desigualdades socio-espaciales generadas por la aplicación secular de un modelo de desarrollo perverso, con predominio de la injusticia social, debe contar con el apoyo de todos los estudiantes y profesionales de la geografía. Esta reforma provocará un gran impacto en todos los ámbitos de la Geografía y romperá con paradigmas existentes. Tesis de pre y postgrado encontraran en estas propuestas un amplio campo de acción, lo cual contribuirá, lógicamente, con la viabilidad de un nuevo modelo de organización espacial del territorio venezolano. Obviamente, estos cambios demandarán una revisión del pensa de la carrera de Geografía en nuestras universidades, pues la dinámica impondrá una concepción de la geografía diferente a la actual. La literatura geográfica deberá ser revisada también y textos universitarios y escolares adecuados. Nuevos modelos y conceptos geográficos se producirán.

Si Lacoste nos habló de “la geografía un arma para la guerra”, tal vez nuestro Presidente le agregue “y para los grandes cambios espaciales y transformaciones territoriales”.

Geógrafos uníos, la patria grande nos necesita!!!!

*Profesores ULA Táchira

hr_gomez_60@hotmail.com

rosalbalinares@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6616 veces.



Heriberto R. Gómez Z. y Rosalba Linares de Gómez*

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas