¿Culpable de todo?

Los venezolanos y extranjeros que vivimos en Venezuela aspiramos a una salida, a la angustiante crisis que agobia al país, por la vía constitucional y democrática. De eso estoy completamente seguro. La mayoría de nosotros no está dispuesta a sacrificar su vida y la de su familia, en una guerra fraticida, sólo para satisfacer las ambiciones de poder de alguna cúpula de familias que ya no son consideradas las amas del valle.

Sin embargo, a diario vemos por los medios audiovisuales, ahora convertidos en partidos políticos, que los acusados de ser los promotores de la violencia, son los más golpeados por la opresión de esa clase dominante, a los que durante tanto tiempo, han violentado sus derechos civiles.

Si en Venezuela cae un rayo en una iglesia, es culpa de Chávez; él lo envió. Si atracan a un periodista, culpa de Chávez; él lo ordenó. Si una comunidad, obstinada de tanto maltrato, sale a reclamarles y a exigirles respeto, culpa de Chávez; él los organizó. Si un militar sale a dar un golpe es culpa de Chávez; él les dio derecho al voto. Si alguien muere, no importa en manos de quién, es culpa de Chávez; él es el responsable. Si algunos comerciantes, industriales o financistas deciden sacar del país el dinero que aquí se han ganado, cerrar sus “negocios” y dejar las Inspectorías del Trabajo abarrotadas de personas, reclamando el pago de sus justas remuneraciones, es culpa de Chávez; él los indujo a eso.

¿Hasta cuando piensan que la mayoría de los que vivimos en este hermosa y promisoria patria les vamos a creer? ¿Hasta cuando nos van a tildar de pendejos? ¿Hasta cuando va a ser el presidente Chávez el culpable de todos los males del país? ¿Cuando van a asumir su cuota de responsabilidad, que por cierto es bien grande, en la ingobernabilidad en la que han sumido a nuestra nación? ¿Es que Venezuela es sólo de ellos?

Es verdad que Chávez ganó con el 53% su primera elección y que ge relegitimado con un porcentaje mayor. Pero no podemos olvidar que casi dos millones y medio de personas no votaron por él. Y precisamente esa gente, que llama chusma, hordas y lumpen al pueblo, es la que, utilizando la economía como herramienta política, tiene la mayor cuota de responsabilidad.

Nos está prohibido olvidar lo que hicieron los días subsiguientes al golpe. Quién nos garantiza que, si por azar volvieran al poder, no van a hacer lo mismo. ¿Acaso existe en estos momentos un preso político, un medio cerrado, suspensión de garantías? ¿O es que los que viven en Chacao, tienen más derechos que los demás venezolanos?

En un circo trabajan financista, artistas y payasos. Todos tienen un rol que desempeñar, así en la Plaza Francia todos están representando su papel. Unos son los amos, otros los payasos.

Por eso, ni un paso atrás; hay que hacer respetar nuestra Carta Magna. No pasarán los que nos quieren vender una guerra civil, pues como dice la gaita “no puede ser, que quienes nos engañaron y a Venezuela robaron, hoy nos quieran defender”.

Luis A. Semprun Jurado


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2086 veces.



Luis A. Semprun Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a3832.htmlCd0NV CAC = Y co = US