Informe confidencial

El conjunto de eventos políticos (de calle y mediáticos), promovidos por la oposición (con la presencia del jefe de la CIA para el Continente), que se han venido sucediendo a lo largo del mes de mayo y lo que a transcurrido del mes de junio, confirma la denuncia interpuesta por el ciudadano Presidente el domingo próximo pasado en el “Aló Presidente”, en el sentido que se habría reactivado el plan golpista pero también magnicida por parte del imperio y sus aliados nacionales e internacionales.

Al conjunto de eventos arriba indicados, se suman el ingreso al país de armamento de alto poder de fuego (tierra aire), y la confiscación de equipos de origen presuntamente mexicano cuyos calibres (.40), a decir de expertos sólo son utilizados por mercenarios y los paramilitares colombianos; quienes ya fueron denunciados por el ex Vicepresidente, JVR en su programa dominical del 20 de mayo de 2007, y estarían operando en nuestro país de cara al impulso de una estrategia desestabilizadora binacional cuyo epicentro se encontrarían en las capitales norteamericana y neogranadina.

El encierro de las políticas públicas vía el socialismo que afectarían o están afectando los intereses del capital (en el corto, mediano y largo plazo), y nuestro principal recurso sempiternamente apetecibles para el imperio, es lo que realmente motiva la aventura golpista (y no el problema de las libertades, los DDHH u otros citados por ellos), que se inscribe dentro del desarrollo y concreción de la geopolítica mundial y región, diseñada en función de consolidar la agenda neoliberal.

Por ello es que sostenemos que no obstante conocerse sobre la aplicación del denominado “Golpe Suave”, a nuestro juicio existe un plan que contempla una suerte de “mezcla” de acciones de planes anteriormente aplicados con éxito para sacar del poder a gobiernos no afectos a los intereses imperiales.

A lo interno ellos consideran (vista la perdida de RCTV como un aliado mediático), declarar la guerra al gobierno revolucionario (según documento que reposa en manos de la inteligencia bolivariana), por medio del denominado “ojo por ojo”; plan este por medio del cual, pasarían a atacar la Copa América 2007 –de acuerdo a su visión- ya que esta sería el principal vehículo propagandístico del gobierno a nivel internacional.

En ese sentido, se han programado para estropear la “fiesta” futbolística de América divulgando masivamente el contenido del plan “ojo por ojo”, cuyo fin entre otros sería, intimidar a los jugadores, delegaciones y a las respectivas federaciones internacionales quienes ante tales eventos, reconsiderarían su participación y asistencia; y en caso de no funcionar esta modalidad, procurarían copar los estadio y sus adyacencias a fin de colapsarlos y cerrar el paso a los seleccionados y así evitar que puedan llegar al lugar de celebración del juego. A todo evento, buscarán amedrentar a los seleccionados. Buscan que vistos sus actos, el gobierno se vea obligado a decretar un “toque de queda” o “suspenda las garantías”, con lo cual por mampuesto también se estaría saboteando la Copa América.

En el marco de lo anterior, hemos podido conocer sobre la infiltración de elementos asociados al narcotráfico tal que su posterior captura generaría hechos noticiosos que señalarían a nuestro país como abiertamente involucrado en dicho delito. En cuanto al “terrorismo” a nivel internacional se han dado a la tarea de señalar por ejemplo, a la Isla de Margarita, como santuario para el entrenamiento de las huestes de Bin laden y sus homólogos internacionales.

A la luz de lo anterior y en el ánimo de calentar la calle, un grupo de ciudadanos (todos ellos vinculados a la oposición), habrían tenido una reunión en la embajada norteamericana en presencia de un representante del embajador gringo, a los fines de evaluar las acciones (estudiantiles y del transporte), que en los próximos días implementarían para profundizar el conflicto en puertas de la Copa América y a la vez, maximizar el show mediático hacia el exterior.

En paralelo, hemos podido conocer de fuentes de inteligencia de mucha credibilidad, sobre la presencia de elementos militares extranjeros tanto en Trinidad y Tobago, como en las Antillas Neerlandesas cuya representación estaría asociada a futuras intervenciones directas o indirectas a través del Plan Colombia en su fase actual y operaciones de la OTAN en el Caribe; al lado de estos factores ya conocidos, maniobrarían elementos asociados a las fuerzas paramilitares colombianas de quienes se ha podido conocer ya tendrían entre otras, la tarea sucia de eliminar físicamente tanto al Presidente como a funcionarios de alto gobierno civiles y militares.

A la luz de lo anterior, las policías vinculadas a los gobiernos regionales y locales (en manos de la oposición golpista), pasarían a cumplir tareas de infiltración -camuflándose como agentes gubernamentales- y de guerra urbana al lado de los elementos civiles que están siendo entrenados por ex policías ahora en funciones privadas con sectores económicos golpistas y mercenarios extranjeros traídos especialmente para dictar talleres de guerra asimétrica, inteligencia y contra inteligencia. Además del Zulia (Golfo de Venezuela), el edo. Sucre (Golfo de Cariaco), se ha convertido en una potencial punta de lanza imperial vista la cercanía geográfica de éste con la insular Trinidad y Tobago.

Al respecto, no debemos olvidar que hace más o menos unos treinta años, las selvas del Delta, sirvieron a las fuerzas especiales norteamericanas que operaron en Vietnam, como área de entrenamiento para climatizarse antes de la invasión que se produjo con posterioridad a los eventos ocurridos (provocados), en el Golfo de Tomkin, que justificaron la invasión al heroico pueblo de Ho Chi Min.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2980 veces.



Manuel José Montañez Lanza


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: