Agredida periodista Elsa Boteo (humor)

La conocida reportera de páginas web, Elsa Boteo, fue agredida mientras se desplazaba a su sitio de trabajo en compañía de tres guardaespaldas, dos productores, un chofer y su perro “Nerón”. Elsa Boteo, quien dice no ser menos que Marta Palomina, está en la mira de los cuerpos de seguridad de la Ex Coordinadora Coyocrática que dirigen Peña y Mendoza. A continuación transcribimos parte de la entrevista que diera Elsa Boteo a los medios de comunicación racial quienes, una vez más, silenciaron sus palabras y montaron un show mediático haciendo creer que el atentado fue contra Marta.

R (reportero): Elsa ¿Puedes decirnos que fue lo que ocurrió?

Elsa Boteo: Bueno, yo me dirigía en mi “Mercedes Vete” a felicitar a mis amigos del periodismo alternativo, Aporrea.org, en su guarida secreta, escoltada por unos guardaespaldas que me puso la Comisión de Retorcidos Humanos de la OEA a fin de resguardar mi integridad física.

R: Pero por que la OEA le puso custodia.

Elsa Boteo: Bueno eso fue desde que publique la entrevista sobre “Ruedan los medios” en diciembre. Acuérdate que el señor Mientérico Ratel le iba a dar su trompada a Boris Castellanos. Y como yo publique la historia en Aporrea, me dijo que me esperaba en la bajadita con M Ratier y G. Chismeros. Tú sabes, esos señores se las tragan, perdón se las traen, por eso solicite ayuda internacional. Todos saben que en Venezuela los medios tienen “libertad de presión y de extorsión”

R: ¿Entonces que fue lo que pasó esta mañana?

Elsa Boteo: Como te venía narrando. Al acercarme a una zona de este de la ciudad, que no quiero nombrar por medidas de seguridad, pero que queda en Altamira, de pronto uno de mis escoltas, que viene en el carro de atrás me advierte que se aproxima una camioneta con tres hombres sentados en el asiento delantero y una mujer muy parecida al imitador que fue a la residencia del Embajador Shapiro con un títere. Sin dudarlo dos veces pensé “tremenda primicia, de seguro estos van a montar un sainete en alguna embajada”. Porque en Altamira hay muchas embajadas. Aunque también pudiera ser que estuvieran buscando un “asilo diplomático” a los Costa Rica y El Salvador.

R: ¿Pudo identificar a los individuos?

Elsa Boteo: Mira, por la cara de perro con mal de rabia supuse de inmediato que tenían que ver con los canales de televisión. A Ratel lo identifique rápidamente porque le estaba dando cachetadas a alguien que iba en el asiento de atrás. Era un gordito muy parecido a un reportero que tenía un programa tempranito en Televen.
R: ¿Tiene algún otra pista para identificar a ese hombre gordo? Elsa Boteo: Bueno el gordito saco la cabeza por la ventana y comenzó a mentarle la madre a unos afiches de acción democrática que estaban en la Plaza Altamira, mientras que la mujer que manejaba se reía de lo lindo y le gritaba, “Mañana lo dices en vivo en mi programa junto a Felipe Mújica para ver quien pronuncia mejor”.

R: ¿Y de los otros dos señores?

Elsa Boteo: Uno tiene un bigote tipo Mágnum y el otro se me pareció al dueño de un canal de TV que tiene un tigre que se la pasa corriendo con un candelero en el rabo.

R: Ahora, podría contarnos como fue lo del atentado…

Elsa Boteo: Yo le dijo a mi chofer que se aguante un poco y los deje pasar para seguirlos. Pero cual no sería mi sorpresa que la camioneta sospechosa se me ha parado al lado y el propio Ratel, hecho una fiera empezó a gritar “¡Es ella! La carajita de la rueda de prensa con los medios internacionales” Y diciendo esto, sacó una jirafa para colocar micrófonos y empezó a darle a mi vehículo.

R: ¿En serio?

Elsa Boteo: A pues, va a ser en broma. En serio y serie, porque le dio varios tubazos, y no precisamente periodísticos. Acuérdate de Boris Castellanos.

R: ¿Y el atentado? ¿Y sus guardaespaldas? ¿Por qué no intervinieron?

Elsa Boteo: Bueno, sólo verle la cara a esos señores ya es un atentado. Mi guardaespaldas son gente muy pacífica, no se meten en peleas de mujeres. Pero la cosa no paró allí. Resulta que en la parte trasera de la camioneta, en donde viajan los perros, iba nada menos que el propio Zucloaca, el Presidente de Globoterror.

R: ¿Y qué hacía allí?

Elsa Boteo: Tenía una granada en sus manos. Yo oí clarito cuando decía, “Mira Chismeros, le voy a tirar esta granada. Es igualita a la que tiramos en diciembre en nuestra sede. ¿Te acuerdas?” Pero en ese momento, el tipo que se parece a Mingo, le digo “No seas gue…piiii…Deja esa para arrogársela a una embajada” Y diciendo eso saco una molotov que preparó usando una pimpina de gasolina de las que vendían cuando el sabotaje petrolero. “Lánzale esto. Lo importante es que haya muertos …muertos…No jo…piii”. Y nos lanzaron la molotov.

R: ¿Qué daños sufrieron?

Elsa Boteo: Además del susto… La botella apenas rozo el carro. Pudimos escapar. Pero cual no será mi conmoción, que cuando llegó a la oficina secreta de Aporrea me informan que la Palomina sufrió un atentado terrorista. Ósea, los tipos aplicaron un viceversa. Pero a quien se le ocurre que alguien vaya a atentar contra esa señora que ya no tiene nada que decir que nadie le haya escuchado. Lo que le queda es trabajar en “Cuentos de la grita” haciendo el papel de la cadavera. Eso del atentado me recuerda a la señora que el Alcalde López consiguió, en persona, amarrada en una calle de Chacao. Además la atentada fui yo, así que reclamo mi escándalo.

R: Y ante tal patraña ¿Qué piensa hacer Elsa Boteo?

Elsa Boteo: Pues, lo de siempre. Acudiré a los organismos internacionales y exigiré una profunda investigación porque esa es una manera de romper no sólo la mesa de diálogos sino los parabrisas de los carros. Y voy a hablar con la mamá de mingo y con el imitador de Palomina.

R: Mire, si ese hombre gordo grosero era Mingo ¿Qué cree que hacía allí?

Elsa Boteo: Yo tengo dos hipótesis. La primera es que va a montar una escuela con Mújica para enseñarle groserías a los loros en tiempo record. Una suerte de plan alfabetización para loros de alcurnia. La presentadora sería Palomina. Y la segunda, es que lo sacaron del programa y le dieron un puesto de consolación en la antena de Mecedores.

REACIONES INTERNACIONALES:

OEA: El Secretario de la PEA, expresó su preocupación, pero dijo que para
Venezuela no vuelve ni que lo alojen en la habitación Presidencial del
Hilton. Pero eso sí, que le reparen su mesa.
OPOSICION: El gobierno quiere montar otra patraña. Los violentos son ellos.
Se metieron con Palomina ahora vamos a organizar más carajazos. Uno el
Escuque (Trujillo), otro en Playa Culito en Vargas, y otro en El Mamón
(Guárico).
MUJICA: Co..co..madre chávez
GOBIERNO: Investigaremos hasta las últimas consecuencias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4056 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas