A un tonto mía universitaria

Nunca tuvo mayor razón nuestro insigne ensayista Mariano Picón Salas cuando dijo su famosa frase de la cual se jactan lo que la han desvirtuado más all´de lo imaginable. Los huesos de este maestro estarán buscando su calcio para renacer de las cenizas y gritarle al mundo la vileza y el vilipendio a que ha sido sometida una de sus más francas y honrosas expresiones: "Mérida e una Universidad con con una ciudad por dentro".

En los gobiernos pasados se violó la utonomía universitaria cuantas veces se quiso, se asesinaron a mansalva estudiantes (hombres y mujeres) hasta una pequeña galería de rostros de esas víctimas está pintada en la Facultad de Medicina (donde fueron fusilados); muy cerca de allí queda la Federación de Centros Universitarios (FCU) y allí mismo fue recibido por el tristemente célebre Nixon Moreno el embajador Shapiro en tiempos de Golpe en Abril de 2002.

El mismo "estudiante" (con minúscula) que para no caer en el infierno de Dante fue recogido en el Umbral de la Justicia por la mano salvadora de unos sacerdotes fascistas; y que ahora debe estar engordando como una cochina de navidad, rodeado de un mundo de celulares dirigiendo las guarimbas que impiden que la Universidad cumpla su destino: penetrar en la Universalidad del Pensamiento, en la cultura, eso que nuestro querido octogenario y mágico Gabriel García Márquez ha llamado "la utilización social de la inteligencia humana".

Ahora es verdad absoluta pero al revés, la frase de nuestro viajero de tantos mundos, Mariano Picón Salas: pues nunca una Universidad había tenido el poder de secuestrar a una ciudad y sus ciudadanos (la mayoría) como ahora.

¿Una GuarimbULA?. Recuerden que fuerza es igual a masa x aceleración. Cuando colmen la situación límite no salgan diciendo que era sólo un juego para ver si el grandulón reaccionaba. La Violencia, el crimen de servidores públicos (que muchos son universitarios), el cercenamiento del sentido de lo que es ser miembro de la Juventud de la Patria de Simón Bolívar, Sucre y otros héroes, no se justifica porque se busque imponer la LIBERTAD de pocos contra la EXPRESIÓN de todos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2056 veces.



Gabriel Mantilla Chaparro


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: