Popularidad versus estrategia

Debido a la crisis económica y el caos vivido en Venezuela en diversos aspectos desde 2014, la popularidad que había heredado Nicolás Maduro de Hugo Chávez, se redujo a proporciones críticas. Maduro es el candidato presidencial con mayor rechazo en la población. Contra su figura se perfila el "voto castigo". Mientras que la minoría de oposición más grande, aglutina factores que basados en una "unidad" alrededor del candidato Edmundo González, mantiene la primera opción, con la idea de un cambio de gobierno, según el promedio de todas las encuestas conocidas.

La actual carrera hacia Miraflores se decanta en dos grandes aspectos: popularidad y estrategia. Si bien Maduro no cuenta con el respaldo de la mayor popularidad, este tópico no necesariamente es decisivo en las actuales circunstancias. En todo caso, Maduro es impopular desde hace ya casi 10 años en gran parte de la población. La represión, el estallido de la crisis económica, la devaluación de la moneda, la escasez de alimentos y medicinas, le hicieron perder el control de la Asamblea Nacional (AN) en 2015. A pesar de ello, no ha perdido el poder.

Mientras la oposición se basa en la alta popularidad que logra concentrar hasta ahora, lo que estima sería una avalancha de votos para el próximo 28 de julio, el chavismo-madurismo se basa en la estrategia. En el fondo, ha sido así en la última década. Precisamente en ello, Maduro lleva la ventaja. Este gobierno ya conoció y palpó el voto castigo en 2015, sin embargo, eso no fue suficiente para que hubiese cambio político, aunque sí, cambio y reformas en temas económicos.

La alta popularidad le da a la oposición volumen, pero todavía tiene desafíos. La oposición cuenta con expresiones espontáneas y visto de esta forma, más bien no es un aspecto de fortaleza. La espontaneidad se aleja de herramientas propias de la organización y la planificación. Hay más elementos de emoción y pasión, que de disciplina. Sobre todo, en los enfrentamientos internos que se desarrollan de cara a que muchos factores políticos allí, se enfocan más en las venideras elecciones regionales, que en las presidenciales. Ese choque interno, junto a la emocionalidad, muestran una campaña electoral típica de los últimos 25 años, con eventos similares de los de Henrique Capriles y Juan Guaidó, cuyos resultados son conocidos.

En esa campaña híbrida de un candidato y la dirigente María Machado, se percibe claramente el enfrentamiento de este liderazgo emergente, frente a los tradicionales partidos políticos, lo que está bastante alejado del orden o una pauta producto de una estrategia firme como grupo.

Aunque los factores oficialistas son menos numerosos que los opositores en estos momentos, de su lado está la estrategia. Más organizados y disciplinados. Además de contar con estructuras y esa visión también típica del Estado y partido juntos, que siempre ha dado resultado para sus fines. Esto último no ha cambiado y ahora, sabiendo de las consecuencias si llegaran a perder el gobierno, estos grupos más pequeños, se basan en una mejor planificación en función de lo electoral. Hasta ahora, a grandes rasgos, hay un enfrentamiento popularidad versus estrategia.

AREPA: El candidato presidencial, Daniel Ceballos, anunció la creación de una criptomoneda estable, ligada al valor del dólar, desplegada en la cadena de bloques NEAR. El token se llama AREPA, la billetera Mi Arepa y la aplicación Metademocracia. La misma permite cambiar bolívares por tokens AREPA, que tienen el valor de la divisa estadounidense, con el modelo P2P, según el proyecto presentado.

TEMORES: Un grupo de dirigentes políticos opositores en Washington, que, aún, se identifican como diputados de la AN-2015, se mueven ante la Casa Blanca y con algunos congresistas, para buscar que se detenga la venta de Citgo, pautada por un juez de Delaware para el próximo 15 de julio. Ya la subasta comenzó y la próxima semana habrá la ronda final de ofertas. El temor de los opositores es que, si Venezuela pierde Citgo, como es altamente probable que ocurra, Nicolás Maduro alimentará su discurso político de cara a las elecciones presidenciales del 28 de julio.

BARBADOS: En el Acuerdo de Barbados se establece que las partes se comprometen a reconocer los resultados electorales. Sin embargo, las acusaciones del lado opositor contra el gobierno de Maduro, que está violando tal acuerdo, después de que se prohibiera a los funcionarios de la Unión Europea a ser veedores en las elecciones presidenciales, se acompañan cada vez con versiones de que habría un fraude electoral. Sin embargo, el pasado mes de abril, Estados Unidos, volvió a imponer sanciones petroleras a Venezuela, debido a que consideran que ya el Acuerdo de Barbados había sido violado.

APUESTAS: En Estados Unidos, la comunidad venezolana está bastante apartada de la actual campaña electoral presidencial. Una de las razones podría ser los impedimentos para votar de quienes están en el extranjero. Tan es así, que en el sitio web Polymarket, de apuestas en ese país, las apuestas a favor de Maduro están en 81 centavos de dólar y las de González en 18 centavos de dólar.

MAQUINARIA: Según las búsquedas en Google, el interés entre las frases claves "comanditos maría corina" y "1x10 del buen gobierno", lo domina en los últimos 30 días, para el 10 de junio, el "1x10" en un índice de 50 puntos, frente a 4 puntos del otro bando. Los cinco estados con más interés en los "comanditos" son Trujillo, Guárico, Cojedes, Bolívar y Lara. En cambio, los cinco estados con mayor interés en el "1x10", son Nueva Esparta, Vargas, Delta Amacuro, Amazonas y Sucre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 797 veces.



Alex Vallenilla


Visite el perfil de Alex Vallenilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alex Vallenilla

Alex Vallenilla

Más artículos de este autor